[MGW 2018] Kingdom Hearts III. Vuelve la magia de Square Enix y Disney

Aunque probé muchísimos juegos en la pasada Gamescom, una espinita que se me quedó clavada fue no poder echarle el guante a Kingdom Hearts III. Desde el primer capítulo la saga me enamoró, y fue de los juegos que me adentraron en el mundo del RPG, con que le tengo mucho cariño.

Por suerte, el título es una de las grandes estrellas de esta edición de la Madrid Games Week, donde se pueden probar dos niveles ya completamente traducidos a nuestro idioma. En primer lugar, salté a la parte de la demo centrada en el Coliseo, el famoso mundo de Hércules que no ha faltado en ninguna entrega de la franquicia. En este nivel no tenemos ninguna introducción argumental, sino una meta muy clara: acabar con el titán que está lanzando rocas desde lo alto de la montaña. Se nota que Kratos ya no está en Grecia y ahora los titanes pueden salir a la luz, con que les toca a Sora, Donald y Goofy acabar con el monstruo.

Esta fase sirve para demostrar las mayores opciones de movilidad que tendremos en Kingdom Hearts III respecto a capítulos a anteriores. Ya se pudo ver una pequeña muestra de la mayor agilidad de nuestro protagonista en 0.2 Birth by Sleep, pero aquí llega a otro nivel. Si vemos alguna pared que brilla, significa que podemos correr por ella, así que esa es la forma que tendremos para escalar la montaña.

Casi como si fuéramos Spider-Man, tendremos que ir ascendiendo mientras esquivamos las rocas que nos lanza el titán, en unas secuencias muy espectaculares a nivel visual. A mitad de camino hay una zona un poco más normal, donde tenemos que acabar con varios sincorazón antes de continuar. El combate sigue las pautas tradicionales, pero nuevamente nos beneficiamos de esta mayor agilidad, ya que la arena tiene un par de niveles de altura separadas por una pared, lo que nos permite combatir en una zona bastante abierta y vertical, sin dejar inaccesibles a los enemigos que estén un poco más lejos.

kingdom hearts 3

Otro aspecto que hace las peleas mucho más llamativas es el sistema de habilidades activas. Como ocurría en 0.2 Birth by Sleep, a medida que golpeemos a los enemigos, podremos activar diferentes modos especiales para desencadenar grandes combos solos o con nuestros aliados. Se nota que esta demo está hecha para asombrar y no ser un desafío al uso, ya que pese al alto número de enemigos, no suponían un gran desafío.

Al llegar por fin a la cima, tocaba acabar con el jefe, que de nuevo era un espectáculo. La primera parte de la pelea consiste en dañar sus piernas mientras esquivamos sus ataques. Una vez esté noqueado, tendremos que escalar por las diferentes partes resaltadas (de forma algo automática, pero sencilla), para así poder llegar a la cabeza. Al dar unos cuantos golpes, se podía activar un movimiento especial: ¡una montaña rusa! Una novedad de Kingdom Hearts III es la posibilidad de montarnos en atracciones de Disney para acabar con los oponentes, y en esta ocasión, era la montaña rusa.

Ahora el juego pasaba a ser una especie de shooter sobre raíles, al poder detener los ataques del titán disparando en el momento adecuado, al mismo tiempo que hacemos mucho daño de forma segura. Rematé al enemigo usando el movimiento final de esta atracción, que consiste en lanzar muchísimos fuegos artificiales de golpe. De nuevo, no era algo desafiante, pero son el tipo de situaciones que se te quedan grabadas en la retina.

Kingdom-Hearts-3

Esta demo ya impresionaba, pero mis momentos favoritos con esta demo de Kingdom Hearts III eran los del mundo de Toy Story. La película (bueno, la saga en general) es de mis favoritas, con que ver recreaciones de escenas icónicas, pero con el giro propio de Kingdom Hearts, era sublime. Aquí sí había bastantes vídeos que nos ponían un poco en situación, y era genial comprobar cómo las aventuras de Sora forman parte de un videojuego al que Rex está enganchado, y nos llama por el nombre que tenemos en el juego, Yozora (o algo similar), con un par de guiños brutales.

En este nivel, empezamos en la habitación de Andy, teniendo que llegar hasta la tienda de juguetes para buscar a un miembro de la Organización XIII, que está haciendo de las suyas, haciendo desaparecer a prácticamente todo el mundo. De nuevo, las peleas son increíbles, al poder usar una pelota como ayuda para acabar con los sincorazón en la habitación de Andy, correr por las paredes para llegar a zonas altas (siempre impresiona ser tan pequeño en un mundo corriente), etc.

La gracia de este nivel es que nos acompañan Buzz y Woody, además de tener movimientos especiales únicos con la llave espada de este mundo. Además, teníamos acceso a varias invocaciones, como la de Rompe-Ralph o uno de los ensoñadores de Kingdom Hearts 3D, lo que da mucha variedad al combate. Hasta pude invocar dos nuevas atracciones de Disney: las tazas giratorias y el barco pirata.

kingdom hearts 3

Pasar de la habitación de Andy a la calle saltando por la ventana era genial, siendo una genial muestra de la amplitud de los escenarios que nos encontraremos en esta entrega. El combate en la tienda de juguetes de nuevo nos ofrece algo nuevo: ¡pilotar titanes! Estos mecas de juguete están vacíos por dentro, por lo que una vez derrotados, podemos meternos dentro para controlarlos. Había tres tipos de titanes con sus habilidades diferentes, pero todos se controlan desde una perspectiva en primera persona, por lo que casi parece que estamos dentro de un FPS. Es una muestra más de la enorme variedad que habrá en Kingdom Hearts III, y estoy deseando descubrir qué otras sorpresas nos esperan en los demás mundos. Este combate era bastante divertido, al ir saltando de un titán a otro, y hasta poder destruir las estanterías de la tienda.

La demo acababa ahí, dejando un sabor de boca espectacular. Algo que he comentado de pasada es el aspecto visual, y es que en Square Enix están haciendo un trabajo increíble para que todo luzca de maravilla. Realmente parece que estamos en el mundo de Toy Story, con secuencias de vídeo que casi tienen la misma calidad que la primera película. Luego las peleas son vistosas a más no poder, entre el número de enemigos, de efectos de partículas, los movimientos finales, etc. Aun así, no son confusas, o al menos, no lo han sido en estos dos niveles.

Gracias a la variedad mostrada en estos dos niveles, la maravillosa recreación de Toy Story, la agilidad del combate, el increíble aspecto visual y hasta la fantástica traducción de los textos a nuestro idioma (con un tamaño de subtítulos muy bueno), ahora tengo todavía más ganas de que llegue el 29 de enero para disfrutar de Kindom Hearts III como se merece. Todo apunta a que la aventura final en la trama de Xehanort va a ser el punto álgido de la franquicia, con que la larga espera que hemos aguantado los fans va a merecer muchísimo la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *