[MGW 2018] Déraciné. El próximo AAA para PSVR lleno de puzzles y emociones

Estoy muy contento con PSVR, pero si hay una cosa clara, es que no hay muchos AAA. El catálogo se nutre principalmente de juegos indies, pero por suerte, dentro de muy poco tendremos una nueva propuesta de alto presupuesto gracias a From Software, estudio que se ha hecho muy popular gracias a Dark Souls. Se trata de Déraciné, una propuesta muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados el estudio, al estar ante una especie de aventura gráfica en la que controlamos a un hada invisible que ayuda a una niña que está en un orfanato.

Durante la Madrid Games Week por fin he podido jugar, y las sensaciones son bastante positivas, pese a varias restricciones con las que no suelo estar muy cómodo en la VR. Para empezar, no tenemos ningún tipo de movimiento libre, sino que nos movemos por los escenarios mediante hotspots o puntos concretos. Simplemente miramos a una de las posiciones resaltadas, y con el botón Move de la mano derecha nos teletransportaremos. Además, el giro es por grados, por lo que no hay ni movimiento libre ni giro suave. Aun así, son restricciones apropiadas para una aventura de corte narrativo, al poder llevarnos claramente por los puntos clave para los rompecabezas y la trama. Así también se suple la falta de sticks en los PS Move, que son esenciales para jugar, al representar cada uno nuestras manos.

La primera parte sirve un poco como tutorial, ya que si bien en Déraciné no hay mecánicas muy complejas, como hada tendremos varias habilidades interesantes. Para empezar, somos completamente invisibles, por lo que nadie nos puede ver. Aun así, la niña a la que intentamos proteger está convencida de nuestra existencia, y gracias a las interacciones con el entorno, podemos hacerla notar que realmente estamos ahí junto a ella.

La zona en la que empezamos es una especie de clase, donde vemos a la niña que parece ser la protagonista sentada junto a una flor marchita. Nuestra misión es devolverle la vida a la flor, y para ello, tenemos que usar el anillo de vida que llevamos en nuestras manos espectrales. Al explorar la zona, vemos una especie de eco temporal, de dónde estaba antes la joven. Allí vemos que estaba con un racimo de uvas en perfecto estado. Con nuestros poderes, podemos primero tocar este eco temporal para escuchar al personaje representado, y luego, gracias al anillo de vida, podemos absorber la energía vital dentro del racimo de uvas. Al hacerlo, el racimo se quedará podrido, pero estaremos cargados de energía. Esto nos permite coger ahora la flor marchita y devolverle la vida.

Es una mecánica que puede dar lugar a puzles interesantes en el futuro, pero el siguiente nivel de Déraciné no la empleaba. En su lugar, ahora teníamos acceso a todo el orfanato y sus alrededores. Nuestro objetivo ahora consistía en ayudar al chef para que su estofado estuviera sabroso, para lo cual tenemos que echar unos frascos de hojas que le den sabor. El primer frasco está al lado, para así ver lo que tenemos que hacer sin demasiados problemas. Los demás están ocultos por el escenario, por lo que tendremos que explorar el mapa y resolver los rompecabezas que nos encontremos.

El tema de los ecos temporales se usaba mucho, ya que en un eco podíamos ver a la niña junto a un perro, y si nos fijábamos bien, éste tenía en el collar uno de los frascos que necesitamos. Siguiendo los ecos del perro, finalmente descubrimos que está debajo de un porche. En otra situación comprobamos cómo una niña le da a otro personaje una llave. Al explorar, nos encontramos a dicho niño estudiando en una sala, y al interactuar con él, vemos que duda de la existencia de las hadas. Parece que es una especie de leyenda dentro de este orfanato (o al menos me parece que lo es), y saben que el hada está ahí para protegerlos.

Al ver detenidamente al muchacho, vemos algo en su bolsillo, que resulta ser la llave que le habían dado antes. Con ella ahora podemos abrir una caja en el desván, donde hay otro par de frascos. No me dio tiempo a encontrar el que me quedaba, pero sí pude explorar más el mapa. En un árbol de los alrededores del edificio encontré una moneda oculta, además de descubrir que los gatos sí nos pueden detectar, además de frenar nuestro avance, por lo que supongo que un puzle consiste en alejarle para explorar lo que nos queda del edificio.

El tono de Déraciné en esta demo es bastante melancólico, entre los personajes, la forma en la que hablan (en inglés sin subtítulos, pero espero que la versión final al menos traiga textos en nuestro idioma) y la música. Es algo que pega bastante a lo que parece ser una historia de cuento algo dramática, pero al mismo tiempo que da esperanza, al ver cómo se les iluminan los ojos de alegría a los niños cuando descubren que estamos en sus alrededores ayudándoles, lo cual es fantástico y hasta mágico al poder estar tan cerca de ellos. Sí, ese es el nivel de detalle que tiene el título, y en lo que se comprueba que estamos ante un título de alto presupuesto. De hecho, la calidad visual era excelente, ofreciendo escenarios muy detallados, y unos personajes muy, muy expresivos, lo que nos ayudará a empatizar con ellos en toda la historia. Sí que se notaba de vez en cuando al movernos muy rápidos entre salas que las texturas pasaban de una calidad inferior a otra superior, pero era un momento, lo cual no molestaba. Lo que me preocupa algo más es que los documentos que recogí tienen unas texturas de baja resolución, y no podía leer bien lo que ponía. No sé si es porque no hay información relevante en ellos, pero gracias a lo detallado que está Déraciné, tenía ganas de toquetear todo y saber más sobre este mundo.

Algo que noté es que parece que todo está congelado en el tiempo hasta que realizamos alguna interacción. De hecho, el filtro de la imagen varía cuando finalmente hay movimiento. Es algo que justifica que estén todos en puntos concretos mientras vamos explorando, a la vez que nos da la sensación de ser seres poderosos y hasta etéreos.

En general, esta toma de contacto con Déraciné me ha dejado muy buenas sensaciones. Me gustan mucho las aventuras gráficas, y esto parece una ligera adaptación al género. El énfasis en la narrativa puede quedar de lujo gracias a las logradas expresiones de los personajes, y los rompecabezas basados en la exploración, la transición de energía entre objetos o la observación de hechos a partir de los ecos temporales, pueden dar lugar a momentos interesantes. Al menos, el título me ha despertado la curiosidad por saber más de la historia, el vínculo entre el hada y los niños, y sobre cómo implementarán sus sencillas mecánicas en más rompecabezas. Lo bueno es que no tendremos que esperar demasiado para comprobar el resultado final, ya que Déraciné se pondrá a la venta el próximo 6 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *