Impresiones de Dead or Alive 6. La saga regresa más comedida que nunca

Dead or Alive 6

Una de las sagas de lucha más icónicas es Dead or Alive, al centrarse más en un sistema de piedra, papel y tijera que en otros juegos de lucha. Además, se ha caracterizado por todo el “fanservice”, ya que la franquicia nunca ha temido mostrar a luchadoras exuberantes ligeritas de ropa. Sin embargo, esto también ha hecho daño a la imagen de la saga, ya que a muchos les parecía exagerado que las chicas lucharan así. Desde Tecmo Koei son muy conscientes de ello, por lo que en Dead or Alive 6 quieren darle un giro de tuerca a la saga para que sea más comedida, y nos ofrezca combates que saquen a relucir la fuerza de todos los personajes. También está el hecho de hacer la saga algo más accesible, sin que la complejidad que gusta a los fans se elimine de cuajo.

He podido probar hace poco la demo disponible en la Gamescom, pero con mucha más calma que en la feria alemana, para comprobar todos estos cambios y probar tanto varios escenarios como personajes. Porque sí, en esta entrega también va a haber novedades interesantes en ambos frentes, con nuevos escenarios en los que combatir, y varios nuevos luchadores que se unirán a los personajes ya conocidos.

Lo primero que quiero destacar de Dead or Alive 6 es el apartado técnico. El juego luce increíblemente bien, y el sistema de daños en los luchadores es fantástico. Este sistema se puede desactivar por si no queremos ver daños en los modelos de los personajes, pero su implementación me parece todo un acierto. En primer lugar, simplemente por ir moviéndonos podremos ver que los personajes sudan cada vez más, por lo que incluso si no recibimos golpes, podremos ver cómo se ha esforzado nuestro personaje en la pelea.

Dead or Alive 6

Luego están los efectos a los golpes como tal, que se pueden ver reflejados en ropas sucias, partes del vestuario que se rompen, capuchas que se nos van o incluso marcas de sangre por todo el cuerpo. En función de qué ataques hagamos, más notaremos ese efecto, y en mi tiempo con la demo, me encantaba probar con los diferentes personajes hasta ver cómo afectaba el daño a cada uno de los modelos. Los escenarios tampoco se quedan atrás, con bastantes elementos interactivos, y hasta posibles cambios de zona en determinados niveles, como un barco pirata con un enorme pulpo que nos hace pasar a la bodega para continuar la lucha. Es cierto que todavía hay ciertas bajadas de frame que deben solucionarse en la versión final, pero me encanta comprobar cómo Dead or Alive 6 entra tanto por los ojos desde el primer momento.

Las buenas sensaciones se trasladan al pelear, gracias a la facilidad que tenemos para hacer combos y llaves que quedan de lujo. Gracias a un mini-tutorial, aprendí las principales mecánicas, por lo que luego pude hacer diferentes contraataques a los enemigos, que eso sí, estaban en una dificultad baja-normal. Una novedad es un sistema de ataques potentes que podemos hacer con el “R1”, y que aumentan más de lo normal nuestra barra de especiales, además de ayudarnos a lanzar lejos a nuestro oponente. Por contra, en las dificultades más altas estos golpes son más fáciles de desviar, por lo que no podremos depender siempre de ellos, pero nos ayudarán a los novatos a hacer grandes peleas con relativa facilidad.

Los ataques especiales también son relativamente fáciles, ya que pulsando hacia el oponente y “R1”, podremos gastar media barra de especiales para noquear a nuestro oponente unos momentos, y si pulsamos nuevamente “R1”, ejecutaremos un ataque especial. Este golpe quita mucha vida, pero si lo hacemos sobre un enemigo tras un combo muy largo, es algo menos efectivo, o eso me pareció. Es una forma bastante buena de hacer algo sencillo y accesible, pero que a la hora de la verdad, sigue siendo todo tan complejo. El combate que eché en la dificultad más alta me de destrozó, ya que hay que seguir usando los contras, las llaves y los golpes en función de lo que haga nuestro oponente, en vez de ir siempre a la ofensiva como iba antes.

Dead or Alive 6

Lo que sí quiero comprobar con más calma es la diferencia entre los diferentes luchadores. Me pareció que todos se parecían bastante entre sí, ya que probé con Ryu, Hayate o Kasumi, y pese a pequeñas diferencias en los combos, al final todos tenían los mismos movimientos básicos. Aquí lamento mi torpeza con los juegos de lucha, y más con esta saga, ya que seguramente los expertos sí que podrán notar fácilmente todas las diferencias con claridad.

Aun así, esta toma de contacto con Dead or Alive 6 me ha dejado bastante satisfecho. Visualmente el título es sencillamente espectacular, el sistema de daños en los personajes es un toque fantástico y hay mecánicas algo más accesibles para que los novatos podamos pasarlo bien con facilidad desde el primer momento. Todavía queda ver qué modos nos podremos encontrar en la versión final, ver mejor las diferencias entre personajes y pulir el rendimiento, pero todo apunta a que el próximo mes de febrero, la saga de Tecmo Koei va a volver con bastante fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *