[Gamescom 2018] Remnant: From the Ashes. Lucha contra seres de fantasía a base de disparos

Remnant: From the Ashes

Los chicos de Gunfire Games están muy activos, ya que están ultimando el lanzamiento de Darksiders III para finales de este año, al mismo tiempo que trabajan en una IP nueva, Remnant: From the Ashes. Esta nueva saga, publicada por Perfect World Entertainment, nos propondrá un mundo apocalíptico debido a la llegada de un mal ancestral conocido como «The Root», y que obtiene su forma a través de las pesadillas de la humanidad. Tras varias décadas, la humanidad está a punto de ser extinguida, por lo que los supervivientes que quedan luchan por su supervivencia, al mismo tiempo que buscan alguna forma de acabar con esta amenaza de una vez por todas.

Esta es la premisa de otro juego que me gustó mucho más de lo que esperaba durante la reciente Gamescom (no puedo evitarlo, me ilusiono con facilidad), y que a simple vista puede parecer otro shooter cooperativo a lo Left 4 Dead, pero por suerte, esconde más profundidad para tener una identidad propia. Para empezar, estamos ante un juego cooperativo en tercera persona, campo que parece explotar solo Rebellion Entertainment con Strange BrigadeZombie Army Trilogy, lo que ya nos da una perspectiva algo diferente. Otra diferenciación es el toque de RPG que tendrá el juego, ya que podremos equipar diferentes armas y habilidades para crearnos nuestra clase personalizada, en función de nuestro estilo de juego, y para complementar a nuestros compañeros.

Pese al enfoque cooperativo de la propuesta, Remnant: From the Ashes se podrá jugar en solitario, y es de hecho como pude jugar en esta demostración. De los dos personajes seleccionables, escogí al que tenía un rifle de caza potente pero con una cadencia limitada, además de una pistola para las distancias cortas. Su habilidad le permite invocar un escudo a su alrededor para protegerle de un impacto, además de un buen arma cuerpo a cuerpo por si los enemigos se acercan demasiado.

Remnant: From the Ashes

A diferencia de otros juegos cooperativos, aquí nos enfrentamos a monstruos que parecen más propios de la fantasía medieval, que de bestias típicas de los tiempos modernos, por lo que la combinación de armas de fuego contra una especie de trolls y demás es bastante divertida. El estilo de juego que cogí también me gustó mucho, ya que me permitía luchar desde lejos con el rifle de caza, para luego pasar a la pistola (con una mayor cadencia de disparo), en caso de que los enemigos se acercaran demasiado.

Durante la exploración del nivel, ambientado en el metro de lo que parece Nueva York con todo completamente destrozado, pude enfrentarme a una buena variedad de enemigos. La gracia es que, si bien somos más o menos poderosos, los enemigos también, por lo que si se acercan demasiado, nos van a dar problemas. Esto hace que el uso de la habilidad del escudo sea tan importante. De hecho, la usé un par de veces para poder curarme sin problemas, ya que hay un tiempo para la animación de tomar el objeto curativo, y eso me salvó la vida en un momento en el que estaba a punto de morir.

A pesar de que la mazmorra se había generado de forma procedimental, como todos los niveles en Remnant: From the Ashes, no lo parecía, ya que todo estaba muy bien interconectado, para así crear un nivel divertido de explorar mientras vamos matando enemigos y recolectando recursos para poder mejorar las habilidades del personaje. La progresión no estaba disponible en la demo, pero sí todo tipo de materiales de crafting, que serán esencial para enfrentarnos a los mayores retos del juego.

Remnant: From the Ashes

Los tiroteos son realmente divertidos, con unas armas que son una delicia a la hora de disparar. Realmente notamos el impacto de cada bala, y pegar un tiro en la cabeza con el rifle de caza era algo increíblemente satisfactorio. El momento más espectacular y divertido de la demo fue sin duda el final de este nivel, al tener que luchar en la superficie contra una especie de dragón, que parecía estar creado por ramas en vez de por carne y huesos.

La imagen del dragón en mitad de este escenario apocalíptico era impresionante de por sí, y el combate era intenso a más no poder. Había que moverse por todo el escenario evitando las llamaradas y las embestidas del dragón, al mismo tiempo que despachábamos a los minions que iba invocando para hacernos la vida más complicada todavía. Gracias a un poco de habilidad y puntería para disparar a los puntos débiles, el dragón finalmente cayó. Si el resto de jefes finales de Remnant: From the Ashes van a ser así de divertidos e intensos, vamos a estar ante todo un espectáculo.

La demo no acaba ahí, ya que también me dejaron probar un poco de un nivel ambientado en otro mundo. Ahora sí que abandonábamos la Tierra (al parecer los supervivientes tienen portales para viajar a otros mundos), y este nuevo escenario era precioso, gracias a todas las luces naturales por las flores de este mundo. Era un cambio artístico tremendo respecto a las ruinas de la ciudad, pero que seguía quedando de lujo.

Remnant: From the Ashes

En este mundo los monstruos eran muy diferentes, además de ser mucho más duros. Aquí algunos enemigos llevaban escudos para bloquear nuestros ataques, otros se teletransportaban o se metían en charcos para salir en otra zona, además de hacer bastante más daño. Explorando este nivel sucumbí finalmente, pero tampoco me daba tiempo a jugar más, con que aproveché al máximo esta demo.

Si ya me lo pasé en grande jugando a Remnant: From the Ashes, con amigos tiene que ser sencillamente espectacular. Las sensaciones a la hora de disparar, activar las habilidades o derrotar a un poderoso enemigo son geniales. Al sumar un gran apartado técnico, un universo interesante y mazmorras generadas de forma procedimental, pero con mucha calidad, podemos tener entre manos el próximo gran juego cooperativo al que echar horas y horas con los amigos o con desconocidos. Por desgracia, nos tocará esperar, ya que hasta 2019 no podremos empezar a luchar contra The Root.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *