[Gamescom 2018] Twin Mirror. Bienvenidos al palacio mental de Dontnod Entertainment

Twin Mirror

Uno de los desarrolladores más de moda de la actualidad es sin duda Dontnod Entertainment, al participar en un proyecto de renombre tras otro. Tras Life Is Strange, se ganaron un nombre de peso en esto de las aventuras narrativas, por lo que cuando anunciaron otro juego similar durante el E3 de la mano de Bandai Namco, era fácil emocionarse. Durante la Gamescom por fin pudimos descubrir nuevos detalles de Twin Mirror, además de probar el juego por nosotros mismos.

Esta nueva aventura será episódica, contando con 3 capítulos, estrenándose el primero a principios de 2019. Si en anteriores trabajos controlábamos a un personaje con una personalidad definida, en Twin Mirror el protagonista Samuel Hicks es alguien que está completamente roto por dentro. De joven, nunca aprendió a madurar del todo, ya que huía de todos los problemas, y eso es lo que le hizo alejarse de su pueblo. Cuando regresa para el funeral de un amigo, se iniciará un thriller en el que, a partir de nuestras decisiones, iremos moldeando la personalidad de Sam.

El misterio arrancará cuando, al día siguiente del funeral, Sam se despierta en su habitación de motel sin recordar qué pasó la noche anterior. Hasta ahí todo podría ir más o menos normal, ya que igual se pasó bebiendo y ya está. Por desgracia, se encuentra con su camisa llena de sangre que no es suya en el lavabo. ¿Mató a alguien la noche anterior? ¿Qué llegó a ocurrir realmente para que no se acuerde de absolutamente nada?

Twin Mirror

Para descubrirlo y salir de este embrollo, tendremos a nuestra disposición dos herramientas muy diferentes. Por un lado, tendremos una especie de alucinación de una personalidad alternativa de Sam. Este «diablillo» aparecerá siempre que tengamos que tomar una decisión importante en la trama, para ver qué posibles consecuencias puede tener dicha decisión.

La otra gran herramienta del juego es el Palacio Mental. Sam ha logrado la habilidad de abstraerse totalmente y crear recreaciones de los lugares que visita, para así poder deducir mentalmente qué ha ocurrido. Esta es la principal mecánica de la demo de Twin Mirror que pude probar, ya que nuestro objetivo es descubrir qué pasó la noche anterior al llegar al motel.

Para ello, primero tenemos que investigar la habitación de motel real en busca de pruebas o indicios. Por ejemplo, al ver que la taza del váter estaba cerrada, podemos deducir que al ir al baño no vomitamos, ya que lo habríamos dejado abierto. En su lugar, la otra alternativa es que fuimos a lavar la camisa. También tenemos que ver qué ocurrió después. ¿Vimos la televisión o nos fuimos a dormir directamente? Todo apunta a que hicimos algo, pero ver la televisión no, ya que hace muchísimo que Sam no la ve cuando está en un motel/hotel. Al ver el indicio de una marca en la pared, deducimos que vimos algo en nuestro teléfono móvil que nos cabreó, y lanzamos el teléfono contra la pared.

Twin Mirror

Con toda las deducciones correctas, podemos reconstruir lo que ocurrió realmente anoche. Es una mecánica muy, muy sencilla, pero al menos nos propone algo de interacción con el escenario. Además, puede ser tan sencilla, al ser lo primero que haremos en Twin Mirror. Si más adelante se explota esta mecánica de ir buscando pruebas para luego hacer las reconstrucciones en el palacio mental, puede haber situaciones más que interesantes.

Por desgracia, no puedo decir mucho más de Twin Mirror, ya que la demo se acababa ahí, por lo que no sé todavía el tipo de decisiones que deberemos tomar, cómo avanzará la narrativa o qué otros personajes conoceremos. Al menos, la premisa me tiene intrigado, y viendo lo bien que trabajan desde Dontnod Entertainment en la narrativa de los juegos, tengo bastante confianza en que a principios de 2019, esta nueva serie empezará con buen pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *