[Gamescom 2018] Breach. El nuevo F2P cargado de acción de ex-desarrolladores de Bioware

Breach

Antes de la Gamescom sabía que QC Games, un estudio formado por antiguos desarrolladores de Bioware que trabajaron en Dragon Age y otros grandes RPG occidentales, iban a anunciar un juego. Breach es el título anunciado, y a priori, puede parecer una decepción, ya que estamos ante un nuevo F2P que sumar al mercado. Tras este chasco inicial, hay bastante que apreciar de este nuevo juego, ya que tras charlar con los desarrolladores y probarlo, hay muchos motivos para estar emocionados ante este F2P.

Lo primero llamativo es el contexto del juego. Hace miles de años, el mundo tal y como lo conocemos estaba a punto de extinguirse por culpa de una serie de monstruos. Por suerte, un grupo de Inmortales dividió el mundo en dos dimensiones, uno siendo el de los humanos, y otro en el que se encuentran todos los monstruos de las leyendas antiguas. Al ver los Inmortales que los humanos hemos desaprovechado esta oportunidad que nos dieron hace tanto tiempo, deciden levantar este muro entre dimensiones, por lo que ahora los monstruos que estaban tanto tiempo atrapados se han soltado en nuestro mundo, siendo nuestra tarea luchar contra ellos para intentar salvar a la humanidad.

Nosotros encarnamos a un personaje que ha sido imbuido con «La Chispa», lo que le confiere diferentes habilidades mágicas con las que acabar con estos monstruos. Por tanto, tendremos que viajar entre diferentes lugares emblemáticos del mundo, como Tokyo o Kiev, que han sido trastocados por culpa de estos monstruos que nos han invadido desde la dimensión alternativa.

Breach

La premisa de Breach realmente me gustó, y espero que a medida que se vaya avanzando en el juego, la trama evolucione, de una forma similar a lo que está ocurriendo con Warframe. Lo importante es que tendremos a nuestra disposición varias clases, pero todas ellas funcionan como en un juego de acción. Hay algunas típicas, como el mago, el curandero, etc. Luego hay otras más particulares, y en concreto, me gustó mucho una clase que me permitía jugar casi como en Devil May Cry, pudiendo enlazar diferentes combos y hasta lanzar a los enemigos al aire.

La cuestión es que las diferentes clases pueden crear sinergias, y por ejemplo, la clase que cogí, al lanzar a los enemigos al aire, se quedan bloqueados, lo que permite a otros compañeros el centrarse en otros monstruos. Sobre las misiones, habrá varias formas de entrar a jugar. Una alternativa es jugar en solitario, siendo acompañados por bots. Otra alternativa es jugar en cooperativo, y otra es el modo Versus, que explicaré más adelante.

Independiente del modo en el que entremos, las misiones tendrán la siguiente estructura: avanzar por una especie de mazmorra hasta llegar a arenas de combate donde acabar con todos los enemigos para poder progresar, hasta finalmente llegar al jefe final del nivel. No suena muy emocionante, pero hay un pequeño giro: en cada zona tenemos que completar un objetivo dentro del tiempo limitado, para así conseguir un punto de habilidad extra. De lo contrario, el punto va a parar al Diablo que nos va molestando durante toda la partida.

Breach

Este Diablo es una especie de humo negro capaz de poner trampas, invocar enemigos o incluso controlarlos directamente, y su misión es acabar con los héroes. Este ente siempre estará presente, pero si entramos al modo Versus, será controlado por un usuario. Al igual que con los héroes, hay diferentes clases de Demonio, con sus propias habilidades únicas con las que hacer la vida imposible a los protagonistas.

Todo esto crea una dinámica muy interesante, ya que no queremos perder el objetivo para que se haga más poderoso, pero al mismo tiempo, completarlo puede hacer que cometamos alguna estupidez y recibamos más daño del necesario. La dificultad en Breach estará bastante ajustada, de modo que las pociones con las que recuperar salud son limitadas, y es necesario buscarlas en las salas de combate. Las habilidades que podemos conseguir pueden ser muy potentes, como una poción extra (esto me salvó de una muerte segura), o varias mejoras pasivas.

Antes de empezar en la partida, podremos seleccionar las habilidades que podemos ir desbloqueando, junto al equipo que llevaremos que afecta a nuestras estadísticas, aspecto visual, etc. Aquí entrará en juego el aspecto monetario del título, y aunque todavía es pronto para ver cómo funcionará, al menos de serie ofrecerán una clase gratuita a nuestra elección, para que con el dinero del juego podamos ir comprando las demás que nos interesen.

Breach

A la hora de jugar a Breach me lo pasé realmente bien, gracias a un sistema de combate mucho más basado en la acción que en otros RPGs F2P de este tipo. El disfrute de cada uno dependerá de la clase que cojan, pero yo con la clase similar a Devil May Cry me lo pasaba en grande lanzando a los enemigos al aire, usando una cuchilla para hacer mucho daño y luego estampándolos contra el suelo. Los desarrolladores me mostraron una forma de combinar estos ataques y habilidades para tener al enemigo constantemente en el aire, precisamente como en Devil May Cry. Otras clases eran más propias de un RPG, al tener en cuenta ataques de zona y demás, pero parece que habrá para todos los gustos.

La accesibilidad del juego y estas mecánicas tan centradas en la acción hacen que Breach se disfrute igual tanto con el teclado y ratón, como con el mando, que es como jugué. Gracias a esto, esperan poder lanzar el juego próximamente en consolas, aunque por ahora se están centrando en PC.

Como decía antes, me llevé un chasco al ver la descripción del juego, ya que a priori me echan para atrás los F2P, pero tras jugar durante un buen rato, tengo muchas ganas de volver a Breach. El universo es interesante, el apartado artístico está bastante bien, y sobre todo, es muy divertido. Estos juegos de acción me encantan, y poder jugar con amigos es siempre un plus. Como punto positivo, no habrá que esperar demasiado para probar el juego, ya que este año se pondrá a la venta un Early Access de pago, antes de saltar al modelo F2P en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *