[Gamescom 2018] Hitman 2. El mejor asesino del mundo vuelve en una entrega más grande y mejor

Uno de los mejores reinicios de esta generación ha sido el de la saga Hitman, al saber volver a los orígenes de la franquicia tras una entrega demasiado cinematográfica en la forma de Absolution, pero aprovechando todos los avances tecnológicos actuales para ofrecer grandes niveles repletos de posibilidades para acabar con nuestros objetivos. Esto hizo que muchos nos lo pasáramos en grande en patios del recreo donde el asesinato es nuestro principal objetivo, y las herramientas para llevarlo a cabo eran prácticamente interminables.

Por eso chocó bastante cuando Square Enix decidió no continuar con la saga, aunque por suerte, Warner Bros tomó el relevo, y así tendremos durante el mes de noviembre Hitman 2, que abandonará por completo el formato episódico y hasta traerá versiones mejoradas de toda la primera temporada. Durante la Gamescom pude probar el nivel de Miami entero, y las posibilidades que ofrece son sencillamente increíbles. ¿Preparados para más asesinatos con el protagonista más calvo y, de alguna forma, discreto de los videojuegos?

En esta misión, nuestro objetivo es acabar con los Knox, padre e hija, ya que han andado muy cerca del mercado negro de tecnología, y se han convertido en un peligro. La hija, además del lado de los negocios, es una piloto que está en mitad de una carrera, y la misión tiene lugar en mitad del Gran Premio de Miami. Los dos objetivos están muy separados, por lo que hay muchas posibilidades para acabar primero con uno, y luego con el otro.

En mi caso, primero me centré en acabar con Sierra Knox, la piloto. Aquí hay muchas opciones, como coger el rifle de francotirador que nos han dejado en una furgoneta en el parking, subir al tejado y disparar al coche de Sierra mientras pasa por la carrera para provocar un accidente mortal. Otra opción es colocar un explosivo en el podio, ya que está claro que va a ganar, y una pequeña bomba en el lugar adecuado acabará con ella de forma segura.

Yo decidí una opción a priori un poco más absurda, pero a la larga, bastante más sigilosa, algo que parece será bastante común en Hitman 2. Al explorar el parking, escuchamos a la mascota del Gran Premio hablar sobre una extorsión a Sierra, pero ha perdido las llaves del coche en el que tiene unas pruebas con las que incrimina a Sierra tras robar el traje a la mascota auténtica. Así que, decidí apropiarme de su plan, robando al ladrón el traje de mascota (de todo menos discreto), y yendo al lugar del encuentro con Sierra. Esta opción da pie a varios diálogos bastante divertidos, lo que demuestra el enfermizo nivel de detalle que ha puesto IO Interactive en absolutamente todo.

Cuando llega el momento del encuentro, hice como si no pasara nada, siguiendo la corriente, y de paso, yendo a un lugar apartado en el que sólo estaba el Agente 47 con su objetivo y sus guardaespaldas. Como Sierra no quiere que nadie sepa sus trapos sucios, ni siquiera sus guardaespaldas, hay un momento en el que estamos completamente solos, por lo que es la oportunidad de oro para acabar con ella, y luego escapar como si no hubiera pasado nada. Con el traje de mascota siempre puesto, eso sí, que además es útil al poder entrar a las áreas de empleado.

Acabar con su padre es bastante diferente, ya que está en su edificio de oficinas. Aquí me topé con varias posibilidades también muy diferentes, como ayudar a un militar que quiere acabar con la operación de Knox; sabotear uno de los robots de exposición del edificio para que, cuando pase el objetivo, acabe con él; o sabotear una de las pruebas del laboratorio donde experimentan con nuevas tecnologías, para que un accidente sea el causante de la muerte de Knox.

Digo que solo me topé con estas opciones, ya que por la falta de tiempo, no me dio tiempo a explorar ninguna de ellas. Sí que visité varias zonas en las que estaban presentes estas oportunidades, pero por hacer algo a la desesperada, intenté liarme a tiros. Esto no es nada discreto (y menos con un traje de mascota), pero es siempre una opción válida si no nos importa causar un gran revuelo. Al fin y al cabo, la decisión es siempre nuestra, y Hitman 2 hace que todo sea válido a la hora de la verdad.

Es sin duda una pena que en un evento como la Gamescom no dé tiempo a probar en profundidad este nivel, ya que daban ganas de probar diferentes alternativas, y en definitiva, experimentar. Esto es lo que hace grande a la saga, y si os lo tomáis siempre con calma como un servidor, al final entran las prisas y te terminas liando a tiros.

En cuanto a las novedades de Hitman 2, la verdad es que van a ser algo escasas, ya que más bien estamos ante una segunda temporada que una secuela totalmente nueva. Aun así, hay pequeñas mejoras muy interesantes. Una de ellas es la presencia de una pequeña pantalla que aparecerá para marcarnos momentos o lugares importantes, como la furgoneta en la que está nuestro equipo, o mejor aún, lo que graban exactamente todas las cámaras de seguridad cuando nos detecten. Otra novedad es la posibilidad de camuflarnos entre las multitudes, algo que nos podrá ayudar para infiltrarnos o despistar a nuestros perseguidores en caso de haber sido detectados. Los niveles de la primera temporada recibirán estas mejoras a través de Hitman 2, lo que hará la experiencia más completa.

En definitiva, tendremos más de lo mismo, pero mejor en Hitman 2. Esto no parece que vaya a ser malo, si los niveles de esta segunda temporada van a estar tan bien diseñados como el de Miami. Este es el punto fuerte de la saga, y al ser realmente el único juego que nos permite sentirnos como un asesino profesional, todavía no hay ningún tipo de fatiga ni nada por el estilo. Así que, si os gustó el reboot o las entregas originales, marcad el 13 de noviembre en los calendarios, que el Agente 47 va a volver por la puerta grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *