[Gamescom 2018] Darksiders III. De Zelda a Metroid, con el mismo estilo de siempre

Darksiders III

Una de las grandes víctimas del cierre de THQ hace unos años fue la saga Darksiders. Los planes para la franquicia eran muy ambiciosos, al pasar por un juego centrado en cada Jinete del Apocalipsis, antes de una conclusión con todos los protagonistas juntos. Tras una segunda entrega que estaba bien, pero que igual se les fue un poco de las manos con tanto loot y mundo abierto, había muchas expectativas por Darksiders III. Por eso, cuando se mostró el juego muchos nos quedamos muy fríos, ya que todo se veía muy rígido y no demasiado inspirado.

Por suerte, esta sensación ha pegado un cambio radical tras ver el juego y probarlo durante la Gamescom, se nota que Gunfire Games se ha puesto las pilas para ofrecer el juego que los fans estábamos deseando. Id preparando vuestras mejores cadenas, que Furia va a venir pegando fuerte. ¿Listos para descubrir cómo cambia la saga con la llegada del tercer Jinete del Apocalipsis?

A pesar del 3 que lleva el título, los desarrolladores quisieron indicarnos que los nuevos usuarios podrán adentrarse en la saga sin ningún problema. De nuevo, estaremos ante una historia más o menos independiente, pero que forma parte de un gran universo. En esta ocasión la protagonista será Furia, cuyo objetivo es eliminar a los Siete Pecados Capitales para devolver el equilibrio al universo. Estos Pecados se han desatado por la Tierra debido al Apocalipsis iniciado por Guerra en la primera parte, por lo que ahora será nuestro turno arreglar este desaguisado. En principio esta vez veremos algo más de qué ocurre con Guerra tras el original, pero lo dicho, el argumento de Darksiders III tendrá referencias a otros juegos, pero sin ser esenciales para disfrutar éste.

Darksiders III

A pesar de estar ante el fin del mundo, desde Gunfire Games quisieron recalcar cómo estaremos ante una historia más personal de lo visto en los anteriores entregas, para así descubrir más sobre Furia, por qué le importa tanto el equilibrio en el universo, cómo se convirtió en Jinete, etc. Un aspecto interesante de la narrativa es que iremos acompañados de una especie de espectro, que hablará con nosotros de una forma bastante sarcástica a veces, creando una dinámica que promete ser muy interesante.

Otro cambio importante en Darksiders III será la estructura de juego. Si las anteriores entregas estaban fuertemente inspiradas en The Legend of Zelda, en esta ocasión la inspiración más clara ha sido la saga Metroid. Estaremos ante un mundo abierto interconectado, y del cual no tendremos ningún tipo de mapa. En su lugar, habrá varios puntos de referencia, teniendo siempre como centro del universo un enorme árbol que servirá como base principal. No les da miedo a los desarrolladores que los jugadores se pierdan, ya que consideran que es divertido perderse un poco y encontrar finalmente el camino correcto. Es algo que ha picado mi curiosidad enormemente, y por suerte, en la demo se veía bastante bien cómo el mundo tiene personalidad como para poder guiarnos por puntos de referencia más pequeños además del enorme árbol central.

Obviamente, al ir avanzando en el juego, desbloquearemos nuevas habilidades que nos permitirán acceder a nuevas zonas, o mejor aún, interconectar zonas para encontrar atajos, etc. Los desarrolladores que estaban haciendo la presentación que consideran a Darksiders III un Metroid en toda regla, algo que no dicen a la ligera al haber trabajado en algún que otro Metroid.

Darksiders III

Junto a la exploración, otro pilar importante será el combate. Esta demo de la Gamescom no tenía demasiadas peleas, pero las que había se veían bastante sólidas. Esta vez no parece que el juego se vaya a centrar en el loot tanto como la segunda entrega, sino que el juego girará en torno al combate con la cadena, muy en la línea de los Castlevania: Lords of Shadow. También hay pequeños toques a lo Dark Souls, al poder centrarnos en combates de uno contra uno, pero todo bastante veloz, rápido y ágil. Al jugar luego, noté esas sensaciones, y es un buen equilibrio entre el frenetismo del combate de Muerte y la fuerza de Guerra.

El combate principal de la demo es uno de los primeros jefes finales del juego: el pecado Envidia. La pelea es bastante cinematográfica, con varias fases en el encuentro, momentos de plataformas para poder detener un proceso de regeneración de Envidia, etc. No estamos ante un combate excesivamente complicado, pero es divertido y de lo más llamativo.

Respecto a los jefes finales, algo que me encantó es cómo estarán planteados los encuentros con los Pecados Capitales en Darksiders III. Por lo que dijeron los desarrolladores, no habrá un orden concreto en el que matar a los Siete Pecados Capitales, sino que habrá grupos de Pecados a los que podremos ir en el orden que queramos. Como cada uno nos da diferentes habilidades en el combate, es posible que haya un orden idóneo para que sea todo más fácil, como ocurre con los Mega Man. Es otro toque que suena de lujo, y podrá dar algo de rejugabilidad para ver qué estrategias se pueden plantear por ir primero a por un Pecado en vez a otro.

Darksiders III

Mientras que en esta demo el plataformeo era bastante evidente, y funcionaba la mar de bien (entre saltos y balanceos con cadena), algo que todavía no han mostrado demasiado son los puzzles. Esto es algo fundamental en la saga, ya que tanto en la primera como en la segunda entrega, hay rompecabezas sencillamente brillantes. Habrá puzzles, pero todavía se los están guardando, con que espero que mantengan el tipo.

A nivel técnico, el juego no luce nada mal. El estilo de cómic sigue siendo de lo más llamativo, y tanto las animaciones como los escenarios y los efectos ahora se ven mucho más sólidos que hace un año cuando se presentó el juego. Todo ayuda a crear una experiencia bastante completa, que si bien no llega a reventarnos la cabeza como lo puede hacer un God of War, seguro que nos deja algunas estampas bastante buenas.

Darksiders III

Tras estar un año bastante escéptico con este Darksiders III, esta Gamescom me ha devuelto la fe en el juego a lo grande. El diseño del mundo abierto para que no nos guíen me atrae bastante, la libertad para escoger el orden de los jefes finales (dentro de ciertas limitaciones argumentales) con consecuencias para los demás encuentros a lo Mega Man, y tanto un plataformeo como un combate de lo más sólido, parece que la saga va a mantener el nivel de los anteriores. La verdad es que el juego va a ser muy importante para THQ Nordic, al ser el primer gran lanzamiento de una de las sagas que compraron tras la bancarrota de THQ, y afortunadamente, todo apunta a que Darksiders III va a continuar el mejor Apocalipsis de los videojuegos de la mejor manera posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *