[Gamescom 2018] Cyberpunk 2077. El hijo perfecto de The Witcher 3 y Deus Ex

Cyberpunk 2077

Tras la increíble recepción que tuvo Cyberpunk 2077 en el pasado E3, tenía unas ganas tremendas de ver el juego en movimiento esta Gamescom. No en vano, los chicos de CD Projekt RED se han ganado toda nuestra confianza tras hacer un juegazo como The Witcher III, por lo que ver cómo abordan la ciencia ficción me llamaba mucho la atención.

Y no me voy a andar con rodeos: Cyberpunk 2077 es lo mejor no jugable en toda la feria. El estudio tiene entre manos otra obra maestra en ciernes, algo que se comprueba tras ver jugar en directo durante prácticamente una hora. Así que preparad vuestro implante cibernético, que es la hora de ver qué nos espera en este RPG.

Por si no lo sabéis, Cyberpunk 2077 se basa en el juego de rol Cyberpunk 2020, por lo que nos traslada a un futuro bastante oscuro en el que las mega-corporaciones controlan todo el mundo, y el crimen se ha convertido en algo muy habitual. Nosotros controlamos a V, un cazarrecompensas urbano que acepta las misiones más peligrosas, para así labrarse un nombre en la peligrosa ciudad de Night City.

Este protagonista, al contrario que Geralt, no está predefinido, por lo que el inicio de la demo nos mostraba el editor de personajes. Podremos escoger entre un V masculino o femenino, siendo la chica la selección tomada en la demo a petición del público. Junto a una variedad de aspectos físicos, también se dará la historia previa de V, como en los juegos de rol tradicionales. En lo que se podía ver (ya que todo estaba ya predefinido más allá del género), se podían ver opciones como la procedencia, quién era nuestro héroe infantil o cuál es el motivo para ir a Night City entre otros.

Cyberpunk 2077

Con el personaje creado, la demo empezaba en mitad de un trabajo que realizamos junto con nuestro compañero y amigo Jackie, que consiste en encontrar a una desaparecida a la que los “Scavengers” están quitando los implantes, al tener un gran valor en el mercado negro. Nada más empezar, es bastante aparente que la perspectiva en primera persona de Cyberpunk 2077 es la correcta, ya que la inmersión lograda en el mundo es total, empezando por los portales del edificio en el que está el objetivo y estos criminales, como al ver lo brutal que es su base con cadáveres des-implantados y descuartizados por todos lados. V no se anda con chiquitas, ya que incluso el derribo sigiloso es bastante violento, al meter al guarda despistado en la bañera, para disparar desde el agua para amortiguar el sonido del disparo, así, sin inmutarse ni nada.

Esta misión es bastante de acción, ya que tras este momento de sigilo, empieza un tiroteo masivo. Me ha sorprendido lo dinámicos que serán los tiroteos, ya que podremos usar diferentes drogas para potenciar nuestras habilidades (como la alquimia con Geralt de Rivia), y el ejemplo mostrado era poder activar un tiempo bala. Las balas no paraban de silbar con la habitación, y V no se queda en las coberturas, sino que sale a la acción gracias a su dash y esta ralentización de la acción. El resultado es muy dinámico y espectacular, aunque por decir algo que todavía deben pulir, parecía que la salud de los enemigos no se actualizaba como debía, ya que al morir todavía tenían algo de salud que desaparecía por arte de magia, o algún problemilla por el estilo.

Cyberpunk 2077

Tras completar esta misión y tener un fiestón durante tres días para celebrarlo, es el momento de entrar en las grandes ligas de los trabajos de Night City. Un “arreglador” muy conocido de la ciudad nos ofrece un trabajo, para así probar nuestra valía e iniciar una próspera relación. La misión es muy “sencilla”: recuperar un prototipo de un robot de una compañía militar que ha sido robado por una organización criminal de la ciudad.

Para hacerlo, tendremos muchas opciones a nuestra disposición, como no podía ser de otra forma en un RPG de CD Projekt RED. En la demo, los desarrolladores decidieron seguir la opción más basada en el diálogo. Una militar quiere también recuperar el robot, y sobre todo, acabar con estos criminales porque tiene asuntos pendientes con ellos. Así que, tras una negociación bastante dura e intensa, logramos que nos dé una cantidad de dinero para poder comprar el robot a la organización, con una trampa para así localizar su base y sus servidores.

Siguiendo con la diplomacia, logramos comprar el robot tras unos diálogos intensos con esta organización criminal, y en principio ahí podría haber acabado la misión. Sin embargo, en Cyberpunk 2077 las situaciones pueden dar muchas vueltas, ya que igual podemos avisar de la trampa del dinero, para que las dos organizaciones se maten entre ellas. O mejor aún, acabar con estos criminales para robarles el dinero (la moneda es el Euro-Dólar, o “eddies” como los llaman aquí) que acabamos de dar. Ambas opciones son compatibles entre sí, y es lo que hicieron, iniciando así otro tiroteo muy espectacular. Esta vez, el escenario era más amplio, por lo que la verticalidad era más importante, y gracias al doble salto, notaba cierto aire a DOOM en el combate que me encanta.

Cyberpunk 2077

Así acababa la demo, pero la verdad es que hay todavía mucho que contar. Gracias a las interacciones entre los personajes (con diálogos que mantienen el sistema visto en The Witcher III), se ve de un plumazo las características de los personajes, su personalidad o el estado del mundo.

De hecho, la ambientación es sencillamente increíble. El apartamento de V está en un sector que podría ser una Macro-Ciudad, al estar diseñada totalmente en vertical para ahorrar espacio. Este es uno de los sectores de Night City, y prometen que habrá variedad en la arquitectura y estilo de cada uno. Sea como sea, ver a los NPCs hablando entre ellos o moverse de forma realista es apabullante.

Como comentaba antes, la inmersión es total en Cyberpunk 2077, y de hecho, al principio de la demo no había indicador de munición. No es hasta que V pasa por un doctor que pone implantes cibernéticos que no tenemos el necesario para ver el interfaz del arma y la munición. Hablando de las armas, no solo serán pistolas y demás, sino que tendremos habilidades especiales como hacer rebotar balas, o rifles con disparos que rastrean a los enemigos. Como en todo buen RPG, habrá bastantes opciones en el equipo, y eso incluye la ropa, que además de proteger, puede dar bonus, como un mayor respeto callejero.

En el tema de las consecuencias, en esta demo ya presentan una de una misión anterior: que los scavengers a los que fastidiamos nos intenten atacar cuando estemos por la ciudad. Esto daba lugar a una persecución en coche muy frenética y espectacular. Porque sí, en Cyberpunk 2077 podremos pilotar toda clase de vehículos, pudiendo usar tanto la perspectiva en primera como en tercera. En alguna cinemática también veremos el cuerpo de V, pero lo dicho, lo habitual será verlo todo a través de los ojos de V.

A nivel visual, esta demo era sencillamente espectacular. El detalle de los escenarios era apabullante, y más propio de un juego lineal que de uno de mundo abierto. Los personajes, escenarios, animaciones, efectos… Todo lucía casi como un juego del futuro, y de ahí tantas dudas sobre cómo funcionará el título en PS4 y Xbox One. El sonido también me encantó, gracias a una banda sonora increíble y un doblaje en inglés de mucho nivel.

Adentrarnos al mundo de Cyberpunk 2077 en unos años (todavía no hay fecha de lanzamiento) va a ser toda una delicia, ya que parece que vamos a tener un juego que une lo mejor de The Witcher III a la hora de plantear la narrativa y la toma de decisiones, con la perspectiva y ambientación de Deus Ex, pero con unas mecánicas muchísimo más sólidas que las de este. El resultado es demoledor, y no me extrañará lo más mínimo cuando el juego se lleve el GOTY sin importar la competencia. Crucemos los dedos para que no sea en 2077, ya que tras ver esta demo, las ganas que hay de viajar a este futuro distópico han aumentado de forma exponencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *