Impresiones de Beat Saber en PSVR. Así se van de fiesta los Jedi

Beat Saber

El juego de Realidad Virtual que más viral se ha hecho este 2018 es Beat Saber, y con razón. Básicamente combina el sueño que tenemos todos de ser un Jedi (o un Sith, para los amantes del mal) con las mecánicas que encumbraron a Guitar Hero, pero con la inmersión que solo es capaz de ofrecer la VR. Desde hace unos meses el juego está triunfando a lo grande en Steam como Early Access, y próximamente los usuarios de PSVR nos podremos unir a la fiesta.

Como es el caso de la mayoría de juegos que requieren mucho movimiento físico, había cierta incertidumbre de cómo funcionaría esta adaptación, por lo que había ganas de probarla. Durante el evento Identity Corp de hace unos días se convirtió en uno de los juegos más solicitados, y con razón, ya que vamos a estar ante un port magnífico.

Por si no conocéis el juego, Beat Saber es un juego musical en el que tenemos que usar los dos PS Move, controlando con cada uno de ellos una especie de espadas láser, cada una de un color. Hacia nosotros aparecerán bloques de colores, que tendremos que cortar con la espada apropiada y haciendo el corte con la dirección indicada, todo al ritmo de la canción de turno. Para añadir una capa de desafío adicional, habrá muros que anulan la música y nos cortan el combo, además de minas que nos quitan vida y reducen la puntuación, por lo que tendremos que movernos sin parar para obtener la siempre ansiada calificación S.

Beat Saber

El tracking funciona a las mil maravillas, tanto de nuestra cabeza como de los mandos, por lo que si fallamos, no podremos culpar a la tecnología. Esto es fantástico, ya que pese a tener que agacharnos y mover los brazos sin parar, el juego no pierde el registro de nuestra posición, y era lo que más me preocupaba. De esta forma, pude probar al fin Beat Saber, y como se suele decir, fue amor al primer sablazo.

La música de corte electrónica puede que no sea mi favorita, pero cuando empieza a sonar y te pones a cortar los bloques, entras en modo Zen y no existe nada más en el mundo que tú, los bloques y las espadas láser. La vibración del mando a la hora de cortar un bloque es genial, lo que da cierta sensación de impacto. Sí, es fácil empezar a fliparse y sentirte un auténtico Jedi, pero para eso está el juego claramente. El diseño de las canciones junto a los patrones de los bloques es fantástico, y los diferentes niveles de dificultad están muy bien pensados. Probé una misma canción en Normal y Difícil, habiendo un salto lógico para que el desafío sea mayor, pero no imposible.

A nivel visual, el juego es muy llamativo, sin haber tenido que recortar nada respecto a la versión de PC. Es cierto que puede que el juego no sorprenda al ver un vídeo, pero cuando estás dentro, ver los efectos de los bloques cortados, las chispas que salen de los muros cuando los intentas atravesar con una espada (sí, otro momento para fliparse) y demás, te das cuenta de lo efectivo que es todo el apartado técnico.

Beat Saber

Ya sabía de antemano que Beat Saber me iba a encantar, pero ha sobrepasado mis expectativas. Ya se ha convertido en mi GOTY de la vida (a nivel personal), y estoy deseando empezar a jugar como un loco cuando salga a la venta este mismo año. Por ahora, sólo hay una cosa que me preocupa: las canciones de la comunidad. Uno de los motivos por los que el juego está funcionando tan bien es que los usuarios pueden crear niveles con canciones externas a las del juego, lo que permite «tocar» canciones de animes (el opening de «Noragami» es brutal), de temas populares y mucho más. Esta característica no está confirmada para esta versión, y aunque puedo sobrevivir sin mods para transformar las espadas del juego en réplicas de «Sword Art Online», espadas láser más al uso o cosas similares, los niveles compartidos por la comunidad sí me parecen esenciales.

Espero que logren solucionar cualquier problema burocrático que pueda surgir y esta opción llegue también a PSVR, ya que puede ser lo único que pueda hacer que esta versión de Beat Saber sea muy inferior respecto a las demás. Por ahora quiero ser optimista, ya que con canciones de la comunidad o sin ellas, el juego es una auténtica maravilla que merece ser probado por todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *