Impresiones de The Persistence. Cómo sería Dead Space si fuera un rogue-like en VR

The Persistence

Uno de los lanzamientos más importantes para PSVR de este año es sin lugar a dudas The Persistence, la obra de Firesprite Games que lleva en desarrollo bastante tiempo, y hasta se ha podido probar gracias al Disco 2 de demos de la PS Store. La espera por fin va a llegar a su fin el próximo 25 de julio, y durante el evento «Identity Corp» se ha podido probar una versión mucho más avanzada del juego para comprobar la buena pinta que tiene, y una característica de lo más interesante: el multijugador asimétrico con nuestros amigos usando el móvil o la tablet.

En The Persistence controlaremos a alguien que se despierte en la nave que da nombre al juego, y se encuentra con un berenjenal de mucho cuidado: hay montones de clones malformados sueltos, nadie sabe qué narices ha pasado, y nuestro objetivo es escapar a toda costa. En esta demo del E3, podíamos ver un poco del inicio argumental, para luego pasar al meollo de la cuestión: la acción y el sigilo a bordo de la nave.

Como en todo buen rogue-like, las salas se generan de forma procedimental, por lo que el mismo escenario no se repetirá dos veces, ni tampoco el botín que haya presente. Al contrario que muchos juegos de VR, aquí tenemos movimiento libre al emplear el DualShock (no se sabe si añadirán soporte con PS Moves, pero es algo que están barajando para el futuro), con diferentes opciones de confort en función de lo mucho o poco que nos mareemos. Personalmente jugué la demo sin ningún tipo de ayuda, ofreciendo una experiencia global bastante satisfactoria para explorar la nave. El movimiento igual es un poco lento, pero nada que ver con la demo de hace varios meses, y en general la velocidad es la correcta para el tipo de juego al que nos enfrentamos: uno en el que el sigilo es más conveniente que la acción.

The Persistence

Los enemigos son muy peligrosos, y como al morir todo se reinicia, nos conviene sobrevivir. Por este motivo, el uso del sigilo para acercarnos a los enemigos y usar nuestra pistola de dardos para reventarles la cabeza es clave, ya que no gastaremos munición, obtendremos más recursos de lo normal y no nos pondremos en peligro. Acercarse a los enemigos para acabar con ellos así es muy satisfactorio en The Persistence, por lo que ir agachados, mientras movemos físicamente la cabeza para ver por las esquinas o por encima de una cobertura es muy inmersivo, además de hacer algunos encuentros increíblemente intensos.

En mi tiempo con la demo encontré bastante botín, que se obtiene mirándolo durante un tiempo, que pude emplear para fabricar una granada especial en una de las estaciones indicadas para ello. Esta granada emite un ruido que atrae a los enemigos antes de atraer, por lo que es genial para crear trampas. Al parecer, habrá un buen número de armas, entre las de cuerpo a cuerpo, de distancia y explosivos. Por defecto, también tendremos un escudo de uso limitado, pero que es esencial para defendernos de los ataques enemigos y luego contra-atacar.

Un aspecto que dará mucho jugo a The Persistence es la aplicación que se podrá usar desde un teléfono móvil o una tablet. Mientras jugaba, uno de los desarrolladores usaba la aplicación, con la que puede ver la posición del jugador, el mapa, el botín disponible o incluso la posición del enemigo. Este jugador puede emplear la aplicación para marcar a los enemigos, congelarlos si nos descubren para que acabar con ellos sea sencillo, y otras ayudas importantes. Aunque claro, también puede jugar en nuestra contra, de modo que puede atraer enemigos, apagar las luces, provocar explosiones, o guiarte por el mal camino hacia una trampa.

The Persistence

En otras palabras, tenemos que ver si podemos confiar en nuestros amigos, o éste prefiere «ganar» puntos en su perfil de la aplicación, creando una alianza frágil bastante interesante. Durante un momento tranquilo de repente hubo una explosión que acabó con todo el suministro eléctrico de la zona, lo que reducía notablemente mi visibilidad. En otras ocasiones, bloqueaba varios cajones para no obtener su botín. Este es el lado malo, pero en otros momentos me marcaba a los enemigos para no tener que gastar energía del visor especial que nos permite ver a través de las paredes, y hasta congeló a unos cuantos clones que me descubrieron. No me esperaba para nada que este multijugador fuera tan interesante, ya que añadía un factor más de incertidumbre al que ya hay por la naturaleza de rogue-like del juego.

Otro aspecto que me gustó mucho de esta nueva demo de The Persistence es lo bien que se veía todo. En el inicio podía ver el exterior de la nave, resultando muy espectacular por un agujero negro que había en el horizonte, pero luego el interior tenía una atmósfera sencillamente increíble, muy propia de survival horror del estilo de Dead Space. La variedad de enemigos también promete estar a la altura, entre clones que funcionan como zombies, otros que nos pueden disparar, o monstruos más poderosos que son una amenaza muy a tener en cuenta. El sonido también ayudaba mucho a este inmersión, siendo una delicia simplemente pasear por los abandonados pasillos de la nave.

The Persistence

Ya tenía bastantes ganas a The Persistence, pero tras esta nueva toma de contacto, tengo más confianza todavía en que vamos a estar ante un juego gran envergadura, y que hará las delicias de los aficionados al survival horror. Los elementos de rogue-like parecen funcionar bastante bien, técnicamente es sencillamente increíble, y promete darnos muchas horas de diversión (y terror) a los amantes de la Realidad Virtual. Así que marcad el 25 de julio, que la visita a la nave Persistence está más que asegurada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *