Microsoft termina de matar Kinect al retirar el adaptador para Xbox One S y Xbox One X

El año pasado desde Microsoft ya dejaron casi muerto a Kinect, al anunciar que dejarían de producirlo. Sin embargo, para empezar el año lo han rematado por completo, ya que también cesan la producción del adaptador necesario para poder usar la cámara/sensor de movimiento tanto en Xbox One S como en Xbox One X. Esto es una verdadera lástima, ya que si bien el precio de dicho adaptador era bastante alto (a los usuarios de Xbox One S les entregaron uno durante un tiempo determinado), al menos se podía seguir usando Kinect si dábamos el salto respecto a la Xbox One original a uno de los nuevos modelos.

Esto se acabó, y ya no se puede comprar desde la tienda oficial de Microsoft. Es posible encontrar todavía adaptadores en eBay y otras tiendas online, pero pronto está empezando a subir de precio (en Amazon España lo venden por 175 €), lo que terminará por aniquilar esta maravillosa cámara. Así que, una verdadera lástima y una manera algo triste de empezar el año para los que estábamos dudando de si dar el salto a One X, y además queríamos seguir usando Kinect. Solo puedo acabar esta noticia diciendo “Larga vida a Kinect“.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *