Impresiones de Dissidia Final Fantasy NT. Los héroes y villanos de la saga se enfrentan una vez más

En la saga Final Fantasy, como los combates han sido casi siempre por turnos, las CGIs eran el momento de ver las batallas épicas entre los héroes y villanos. Hasta sirvieron para hacer películas interesantes como Final Fantasy VII: Advent Children, donde las peleas eran claramente lo más atractivo. No fue hasta Dissidia Final Fantasy que pudimos probar nosotros mismos cómo serían los combates en tiempo real entre los héroes y villanos de toda la franquicia, a pesar de disfrutarlo todo en la pequeña pantalla de PSP.

Tras una exitosa secuela, esta sub-saga se quedó dormida, hasta volver recientemente a los arcades de Japón. Su llegada a PS4 estaba cantada, y por suerte, ya no nos tocará esperar mucho, al estar disponible el próximo 30 de enero. Antes de saltar al ruedo con la versión final, hemos podido probar varios combates en su modo multijugador, para así comprobar de primera mano las muchas novedades de esta entrega respecto a los originales de PSP.

Si en PSP todo se basaba en combates de 1 contra 1, aquí son peleas de 3 contra tres, estando los 6 personajes en el campo de batalla en todo momento. Esto no solo hace que los combates sean mucho más grandes, sino también algo más caóticos, al poder venirte los golpes casi de cualquier lado. Quitando esta particularidad, las mecánicas principales siguen siendo muy similares: tenemos un ataque que no hace daño, pero que aumenta nuestro poder al mismo tiempo que se lo quitamos al oponente. Según este poder, podremos hacer más o menos daño al rival con otro ataque, que será el que tendremos que usar para derrotar a los oponentes. Si vemos que el número que representa el daño que haremos está morado (o el del oponente), es que podemos hacer un golpe mortal, por lo que hay que extremar las precauciones.

Esto no ha cambiado mucho respecto a lo visto en las anteriores entregas, pero en Dissidia Final Fantasy NT hay varios cambios importantes. Para empezar, ahora hay 6 luchadores en pantalla a la vez, por lo que centrarnos en atacar a alguien solo no será tan sencillo. Gracias a las líneas que van desde los enemigos hacia nosotros, podremos saber si somos el objetivo de alguien, y cuando se ponga roja, si nos van a atacar. Esto nos ayuda a planear mejor nuestra estrategia, ya que si somos el objetivo de los tres oponentes, ponernos a pelear es un suicidio, siendo más recomendable escapar y que nuestros aliados nos echen un cable para darle la vuelta a la tortilla.

En esta ocasión, morir no significa perder automáticamente, ya que en las partidas que disputamos, cada equipo disponía de tres vidas. Al perder la tercera, se perdía el combate, por lo que hay que ver muy bien a quién atacar. Sí, esto significa que como encontremos un jugador más débil en el equipo rival, podremos ir a por él, eliminarle tres veces, y alzarnos con la victoria. Puede sonar algo sucio, pero en la guerra no hay nada honorable.

Otro aspecto interesante es que ahora los personajes pertenecen a diferentes clases, habiendo cuatro en total, y siendo unas mejores y peores contra otras. Por tanto, los tiradores son muy fuertes contra los Vanguard, al atacar desde la distancia a estos mastodontes más lentos, pero los Asesinos se pueden acercar rápidamente y destrozarlos. También están los especialistas, que van un poco por libre, y pueden tener características de varias clases, lo que los convierten en los personajes propios para expertos. Esto significa que en Dissdia Final Fantasy NT tener un equipo equilibrado es esencial, ya que si todos los jugadores tienen la misma clase, estarán en una clara desventaja.

Junto a estas características, hay además varias habilidades EX, que sirven para proporcionar ventajas a nuestro equipo (como más defensa o recuperar vida) o desventajas a los oponentes (reducir su capacidad ofensiva o de correr), que si bien no son esenciales a simple vista, pueden cambiar las tornas de la batalla. Todo esto sin olvidarnos de las invocaciones, que dan ventajas pasivas en función de la invocación elegida, y luego otras ventajas una vez logremos la invocación durante la batalla. La gracia es que para invocar tendremos que estar inmóviles durante un tiempo, dejándonos completamente vulnerables, por lo que los compañeros tendrán que proteger al que esté realizando la invocación. Es la clara mecánica de riesgo y recompensa, y funciona muy bien.

Al principio, puede parecer que Dissidia Final Fantasy NT es muy complejo con una interfaz tan cargada y tantos aspectos a tener en cuenta, pero a la hora de la verdad, es bastante accesible, y sobre todo, divertido. Ponerte con tus personajes favoritos de la franquicia a darte de leches, reventando los escenarios por el camino y moviéndote a toda velocidad como siempre te los has imaginado, es sencillamente espectacular.

En este aspecto, el elenco es de lo más completo, con los principales personajes de todas las entregas, y hasta algunos más desconocidos, como los protagonistas de Type-0Tactics. Además, aunque pertenezcan a las mismas clases, cada héroe o villano se controla de forma radicalmente distinta. Por ejemplo, Lightning es una Asesina, pero dado el corto alcance de los ataques, no me terminó de gustar, todo lo contrario que Squall. Cloud es un Vanguard destinado a los más principiantes, por lo que es bastante fácil de usar, pero el Caballero de la Luz puede ser más destructivo al realizar un único ataque muy poderoso. Eso por no mencionar a Ace, que con sus cartas puede destrozar a cualquiera desde la distancia. Es una pena que en esta demo no estuviera Noctis, pero al menos, todos los personajes que probé me gustaron mucho, tanto por su forma de jugar como por plasmar diferentes ataques únicos de cada uno de ellos, como el chute de Tidus.

A pesar de lo increíblemente bien que me lo pasé jugando a Dissidia Final Fantasy NT, hay varios aspectos que todavía me preocupan un poco. Primero, el equilibrio global de absolutamente todo. Me parece que hay algunos personajes que están todavía algo descompensados, al tener demasiada velocidad en comparación a los demás. Por otro lado, la falta de mecánicas de una mayor precisión, como poder bloquear combos, hace que estemos vendidos como nos cojan una vez, lo cual puede fastidiar cuando no nos dejan ni recuperarnos antes de destrozarnos sin que podamos hacer casi nada. Está la posibilidad de levantarnos y ganar invencibilidad durante unos momentos pulsando el botón de salto en el momento justo, pero si perdemos la ventana de oportunidad que tenemos para hacerlo, sufriremos otro ataque en nuestras carnes.

Luego está todo el tema del contenido. En cuanto a luchadores y mapas no hay problema, ya que habrá una selección muy variada en ambos frentes, que encima se irá ampliando después del lanzamiento. Sin embargo, en cuanto a modos, todavía no se ha dicho gran cosa. En el evento el responsable de Square Enix no paraba de decir “Habrá modos que contentarán a todo tipo de usuarios”, pero estando a menos de dos meses del lanzamiento, decir algo concreto estaría bien. ¿Se podrá jugar en multijugador a pantalla partida? ¿Habrá modo historia robusto como en los de PSP? ¿Se podrán personalizar las reglas de los combates? Todavía son incógnitas que están por resolver, y hasta el día 30 veo que no saldremos de dudas.

Al menos, a nivel técnico el juego me gustó mucho. Los personajes lucen increíblemente bien, además de poder disfrutar de temas de toda la franquicia, que varían en función de los escenarios donde estemos.

Con todo esto, Dissidia Final Fantasy NT pinta realmente bien. Todavía faltan por saber aspectos importantes del juego, pero lo que son las partidas, son increíblemente divertidas. Es cierto que ser fan de la franquicia ayuda a disfrutar de combates entre Cloud y Squall, por ejemplo, pero el caos, lo impredecible que puede resultar todo y lo espectacular que resulta, hacen que todos los fans de la saga puedan marcar en grande el 30 de enero en su calendario, que Dissidia Final Fantasy NT promete darnos muchas horas de diversión.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *