Madrid Gaming Experience: Probamos las novedades de Avance

Dont-Knock-Twice

Otra distribuidora nacional que ha ido creciendo en los últimos años es Avance gracias a distribuir en formato físico varios títulos independientes de gran calidad como Aragami. Esto ha hecho que por fin tuvieran su propio stand en la Madrid Gaming Experience, donde se podían disfrutar de varios de sus lanzamientos más recientes, y de otros que llegarán en breve. Durante estos días se pueden probar Don’t Knock Twice en PS VR, el título de exploración AER, la caza de The Hunter, la granja de Real Farm y el rol de Seven: The Days Long Gone.

Probar todo es imposible, con que nuevamente, me centraré en aquellos títulos que pude probar más en profundidad. Sin embargo, es interesante ver tantas propuestas diferentes, y más que están por venir, como The Count Lucanor en formato físico, o varios títulos extra para PS VR.

Don't Knock Twice

El próximo 31 de octubre se podrá comprar en formato físico (ya está disponible en digital en varias plataformas) Don’t Knock Twice, la adaptación de la película del mismo nombre que se puede ver en Netflix actualmente. Personalmente no la he visto, con que no sabía muy bien qué esperar del juego, más allá de que cuando escuchemos dos llamadas, algo pasaría. La forma de jugar en el stand era con PS VR, ya que el juego se puede disfrutar tanto con el dispositivo tanto sin él, a lo Resident Evil VII. Sin embargo, la experiencia es muy diferente, ya que aquí estamos limitados a solo la teletransportación en vez de un movimiento completamente libre.

La atmósfera de la casa en la que tiene lugar la aventura de terror está bastante lograda, y la calidad gráfica incluso en VR es bastante destacable. Es cierto que estamos en escenarios con poca iluminación y eso ayuda a camuflar mejor los posibles defectos, pero lo que importa es el conjunto global.

En el inicio de la aventura, no sabía exactamente qué había que hacer, ya que estamos sin un objetivo muy claro, más allá de seguir el ruido de los dos golpes. De hecho, es algo bastante común en la parte que jugué, al tener que seguir constantemente el dichoso ruido para ir activando eventos y progresar en la trama. Por el camino, podemos interactuar con diferentes elementos del escenario, algunos para ver más de la trama, o simplemente por coger y luego lanzarlos si así lo queremos. También es importante el teléfono móvil, con el que iremos recibiendo mensajes importantes. Esto es quizá lo que menos me gustó del aspecto técnico, ya que apenas podía leer los mensajes, y eso no es nada agradable.

Otro aspecto que no me terminó de convencer en esta toma de contacto con la versión en VR de Don’t Knock Twice es la forma de desplazarte. El sistema de teletransporte no es malo como tal, pero me choca que para girar sólo haya un botón (el Círculo), y sean giros de 90º en el sentido de las agujas del reloj. Por tanto, si queremos girar a la izquierda, tendremos que pulsar tres veces el botón, en vez de girar directamente a la izquierda. Si se usara el stick derecho sería bastante mejor.

Dont-Knock-Twice

Quitando estos problemas, la verdad es que me gustó la experiencia. Había varios momentos que lograban meterte en tensión, gracias a sombras que se mueven por el fondo, o incluso algún que otro susto, que siempre funcionan mejor en VR. No será el mejor juego de terror del año (y más con los pedazo de juegos que se han publicado dentro del género), pero sí que puede llegar a ser una propuesta divertida para disfrutar en VR, y más con Halloween ahora de por medio.

Seven: The Days Long Gone

Los creadores de Kholat vuelven a la carga, pero esta vez cambiando de género, del terror/walking simulator al RPG. En este título desarrollado en colaboración con varios miembros de CD Projekt (sí, los creadores de The Witcher) nos meteremos de lleno en un mundo de ciencia ficción con un estilo cell-shading muy logrado. A simple vista pensaba que estaríamos ante otro RPG a lo Diablo, pero por suerte, Seven: The Days Long Gone es muy diferente.

Seven-The-Days-Long-Gone

Lo principal que me llamó la atención es que no hay un gran énfasis en la acción directa, sino en el sigilo. Sí, estamos ante un RPG en el que controlamos a un ladrón, y en la demo que pude probar, tenía que infiltrarme en una mansión llena de guardas para robar algo muy importante. Antes de la misión pude explorar un poco el mundo, para ver que tiene bastante chicha por detrás, y hasta pude asistir a una ejecución de lo más curiosa, que mostraba que la política en este universo no es que sea de mano blanda precisamente.

Gracias al énfasis en el sigilo, la mejor táctica era ir agachado por los alrededores de la mansión, usando arbustos para escondernos, y luego matando de un golpe a los enemigos por detrás. Algo que me gustó es que tenemos una especie de ojo biónico, con el que ver más allá de lo que aparece en pantalla, y ver así información de los enemigos, como su cono de visión, o si realmente nos lo podemos cargar con un ataque por la espalda.

Si nos descubren, también habrá oportunidad de pelear. Si solo hay un par de enemigos, no hay problema, pero si nos detectan más adelante, cuando hay 5 guardas o así, la cosa se pone muy peliaguda. Es así como acabó mi infiltración, al pillarme tantos que no pude acabar con todos ellos, ni tampoco escapar lanzando granadas de humo.

Seven-The-Days-Long-Gone

Seven: The Days Long Gone no pinta nada mal, y aunque todavía está algo verde (había varios bugs importantes en esta versión beta), puede resultar en un RPG de lo más interesante. El próximo 1 de diciembre estará disponible en PC, y más adelante es más que probable que llegue a consolas, pero tardará bastante. Así que, si buscáis un RPG en el que el sigilo es bastante más importante de lo normal (pero sin llegar a ser la única forma de jugar), no perdáis la pista a este título.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *