Asistimos al Xbox FanFest 2017 de Madrid. El lanzamiento de Xbox One X está a la vuelta de la esquina

Xbox-FanFest-2017

Uno de los lanzamientos más esperados para esta campaña navideña es sin duda Xbox One X, y como ocurre en estas situaciones en las que se lanza una versión mejorada de una consola, lo mejor es probarla por nosotros mismos. Ahí es donde entra en Xbox FanFest 2017 celebrado en Madrid del 20 al 22 de octubre, donde no sólo se puede probar la consola unas semanas antes de su lanzamiento el próximo 7 de noviembre, sino que además podemos probar el catálogo presente y futuro para las consolas de Microsoft.

Hemos asistido a este evento, donde además de probar varios juegos muy interesantes, hemos sabido más de la campaña navideña que está planeando Microsoft en nuestro país. Para empezar, aunque la principal novedad sigue siendo One X, el principal foco de atención es Xbox One S, al ser más asequible y ofrecer una experiencia de juego tan válida como cualquier otra, y por ese motivo es la protagonista de varios packs oficiales más que interesantes, como los de Assassin’s Creed OriginsSombras de GuerraRocket League, intentando abarcar tanto al jugador tradicional como a un público más familiar. En este contexto, Xbox One X es un producto premium, destinado al usuario que quiere estar a la última en cuanto a tecnología, además de jugar a 4K, cómo no. El compromiso de la compañía es que los juegos First Party vayan a 4K nativos, algo que por ahora, están cumpliendo.

También quisieron destacar el catálogo disponible para este año, tanto a nivel de Third Party como exclusivos. En vez de centrarse tanto en el público más hardcore, sino abrirse a todo tipo de público. Ahí está el motivo de remasterizar juegos como Disney Rush, Disneyland AdventuresZoo Tycoon, además de poder jugarse actualmente también con mando, en vez de usar solo Kinect. También está Super Lucky’s Tale, al querer acercarse al género de las plataformas para toda la familia.

A esto hay que sumar PlayerUnknown’s Battleground, o más conocido como PUBG, que saldrá antes de que acabe el año, seguramente alrededor de septiembre. Muy pronto darán la fecha de lanzamiento, y teniendo en cuenta el increíble éxito del juego en PC, esperan que también triunfe en Xbox One.

Tras esta mini-presentación es la hora de hablar de los juegos que tuve ocasión de probar de entre los muchos disponibles, ya que a los siguientes habría que sumar Forza Motorsport 7, PUBG, Cuphead, Project Cars 2, NBA 2K18, Sonic Mania, WWE 2K18, Raiders of the Broken Planet y unos cuantos más.

La Tierra Media: Sombras de Guerra

Quiero empezar por un juego al que he estado enganchado muchísimo en las últimas semanas para ofreceros su análisis, y casi más importante, que ha logrado superponerse a varias polémicas importantes relacionadas con los micropagos. No voy a hablar del funcionamiento de Sombras de Guerra, sino en cómo luce. Jugué en PS4 Pro para analizarlo, y la verdad es que el salto a One X se nota bastante.

Hace poco Digital Foundry publicó un vídeo detallando varias mejoras que habían podido comprobar en una versión preliminar para One X (la misma disponible en el evento), y claramente se pueden ver en unos minutos jugando. Las texturas tienen una mayor resolución que en PS4 Pro, y la nitidez al poder jugar a 4K nativos se nota. La distancia de dibujado es también algo mayor, o mejor dicho, la calidad de las texturas que se ven en la lejanía. Todo esto hace que estemos ante la mejor versión para consolas, superando a la de PS4 Pro, lo cual es interesante de comprobar si seguirá ocurriendo en los próximos lanzamientos multiplataforma que tengan mejoras para las dos consolas mejoradas.

Dragon Ball FighterZ

Uno de los lanzamientos más esperados de 2018 es sin lugar a dudas Dragon Ball FighterZ, ya que logró sorprender a absolutamente todo el mundo cuando se anunció en el E3 gracias a su espectacular apartado gráfico. Es ciertamente lo que más me llamaba del juego, ya que no soy un gran aficionado a la franquicia, pero el poder disfrutar de un juego de lucha que parezca sacado de un anime es sin duda muy interesante.

Eso es precisamente lo que se comprueba nada más ponerte a jugar. Tras coger tu equipo de tres personajes (el roster no para de ir creciendo, con incluso varios personajes completamente nuevos dentro de la franquicia), entras a pelear, con algunas animaciones de lo más trabajadas para empezar el combate. Los combates son muy fluidos, al poder usar combos de todo tipo, ataques especiales, etc. Algo que me encanta es lo fácil que es cambiar de personaje, hacer que aparezcan un momento para lanzar un ataque de apoyo, y seguir repartiendo cera.

Cuando además le sumamos los derribos para lanzar lejos a nuestro oponente, casi como en el anime, la espectacularidad se sale de cualquier baremo posible. No logré realizar un ataque final porque soy un negado en este tipo de género como para lanzarlo en una partida ocasional, pero todo parece sacado del anime. Incluso cuando cae derrotado un miembro del equipo, otro entra con una animación muy espectacular. Apenas eché una partida, pero tengo ganas de echar muchas más, a pesar de que no sea mi género favorito ni una franquicia a la que tenga demasiado aprecio. Dragon Ball FighterZ va a ser increíble, y cada vez que se puede probar se demuestra.

Sonic Forces

He disfrutado una barbaridad de Sonic Mania hace unas semanas, y eso ha hecho que tenga muchísimas ganas de Sonic Forces, la nueva entrega en 3D, parte en la que la franquicia ha flaqueado bastante en los últimos años. Además, no sabía qué esperar de esta entrega, ya que tras las demos mostradas en varias ferias, ha habido gente que ha salido contenta y otros no tanto. Por suerte, estoy en el primer grupo, ya que la demo disponible en el FanFest era básicamente la de la reciente Gamescom, pero con un añadido interesante: el doblaje al español.

La demo tenía tres niveles diferentes: uno con el Sonic en 3D, un jefe final con el Sonic clásico, y una fase con el Avatar que nosotros creemos. La primera era bastante frenética, al pasar de momentos en 3D a otros de scroll lateral. La velocidad era muy alta en todo momento, pudiendo saltar de un enemigo a otro, usar los rebotadores, etc. La música cañera junto a un escenario muy llamativo (una zona de guerra con mucha destrucción causada por los robots de Eggman) hacían que este nivel fuera bastante divertido, gracias a unos controles precisos y un buen diseño del nivel. Es cierto que era algo plano al no tener una gran cantidad de caminos alternativos como en Sonic Mania, pero seguía siendo divertido. El jefe final con el Sonic clásico era bastante sencillo, con que ahí no hay mucho que decir salvo que funcionaba, y poco más.

El nivel del Avatar me gustó bastante, al ser principalmente en scroll lateral. En esencia, nuestro personaje funciona bastante como el Sonic actual, pero no tiene un ataque de fijado tan rápido, sino que llevamos un arma. Se podía elegir entre un lanzallamas o un lanzarayos, pudiendo destruir decenas de robots mientras mantenemos el gatillo. En función de qué arma cojamos, podemos activar habilidades especiales en momentos puntuales, para así llegar a secretos ocultos, como unas explosiones aéreas con el lanzallamas o poder seguir una línea de anillos de forma instantánea. Este nivel me gustó bastante, al tener un diseño bastante interesante con los secretos y demás, por no mencionar el momento a lo AT-AT del final del nivel para derribar un robot gigantesco.

Visualmente, he visto este Sonic Forces muy sólido, yendo todo muy bien. Otro aspecto que también me ha encantado es el doblaje a nuestro idioma, contando con las voces vistas en la serie de televisión de Sonic Boom (que por cierto, es bastante mejor y más inteligente de lo que uno podría esperar), algo que mejoraba la experiencia, al hablar bastante los personajes durante los niveles, con varios intercambios de lo más divertidos. Así que, tras esta toma de contacto me he quedado con ganas de más, y eso siempre es bueno.

Super Lucky's Tale

En Microsoft por fin nos quieren ofrecer un nuevo plataformas 3D, y ahí es donde entra este Super Lucky’s Tale, la secuela del plataformas exclusivo de Oculus Rift en el lanzamiento de dicha plataforma de VR. Esta vez estamos ante un plataformas de la vieja escuela, aunque acercándose más al estilo visto en Super Mario 3D World que Super Mario 64 por poner unos ejemplos de sobra conocidos.

Aquí controlaremos a este adorable zorro, que tendrá que luchar contra un malvado gato. En vez de contar con un doblaje al uso, cada personaje hace ruiditos, y me encanta que el gato haga todo el rato “miau” mientras habla, ya que es adorable a más no poder. Encima suelta muchos chistes (en inglés en esta demostración) sobre gatos (como Purrfect), lo que le da un toque cómico muy agradable al título.

El planteamiento de la demo es sencillo, al tener que encontrar tres cabezas de unos robots para llevarlas a una campana, y así activar un golem de piedra. Esto nos permite acceder a diferentes escenarios y ver cómo funcionan los controles, siendo bastante típicos, pero precisos. Como en los plataformas clásicos, hay varios secretos, como monedas o letras que forman “Lucky”. La siguiente zona era más lineal, al tener que llevar una cabeza de robot durante un largo recorrido, evitando diferentes trampas como bolas de fuego, plataformas móviles, y hasta un rey quemado que no para de perseguirnos. Todo para acabar con un combate contra el gato, siendo bastante sencillito, pero con patrones que aprovechan lo aprendido a lo largo del nivel. Aunque no es nada revolucionario, esta toma de contacto con Super Lucky’s Tale me ha convencido, y como amante de los plataformas 3D, tener otro más para disfrutar este año es una auténtica delicia.

Assassin's Creed Origins

Tras un descanso de un año, Assassin’s Creed Origins va a suponer un regreso muy potente para la franquicia, y es que la demo disponible (la misma de la Gamescom, pero corriendo en Xbox One X finales) era espectacular. El inicio es tranquilo, al ir a caballo por el desierto, sin más indicación que un marcador en la brújula para ir a algún lugar. De camino de pronto vemos un oasis, y un poco después, el pueblo al que nos dirigimos. Estos momentos son espectaculares, y me tuve que quedar con la boca abierta por la belleza de absolutamente todo. Es algo que no me ocurría con la saga desde hace tiempo, y que vuelvan es una muy buena señal. Encima en One X se veía de forma increíble.

La primera misión a hacer en el poblado consistía en demostrar que un sacerdote de bajo nivel no había robado unas estatuas de Bayek de oro, sino que se habían hundido como decía. Para ello, simplemente nos marcaban en el mapa la zona general del objetivo, teniendo que usar nuestra vista de águila para encontrar los objetos. Esta vez el nombre es literal, al tener que usar a un águila para encontrar los objetos, o si así lo queremos, buscarlos por nosotros mismos buceando en busca de un naufragio. Esto refuerza bastante la exploración, al no llevarnos tanto de la mano, lo cual me gusta bastante. La segunda estatua la habían cogido unos bandidos, por lo que tocaba subirse a su barco y recuperarla. Esto me sirvió para ver que el sigilo sigue funcionan tan bien como en las últimas entregas, al poder agacharnos y controlar mejor nuestras oportunidades de asesinato. Tener el arco con incluso la posibilidad de disparar varias flechas a la vez ayuda a matar a distancia, aunque un tiro a la cabeza ya no será siempre mortal, debido a la mayor importancia a los elementos de RPG. Por tanto, un asesinato a la vieja usanza sigue siendo muy útil.

En cierto momento me descubrieron, por lo que tuve que recurrir al combate, que ha sufrido muchísimas mejoras. Ahora tenemos que marcar a los objetivos de forma manual para así centrar la vista en uno, ya que las peleas son más directas que nunca. Tenemos un ataque débil y otro fuerte, y al combinar ambos, podremos realizar combos. También está la posibilidad de realizar esquivas o parrys con el escudo, lo que hace que todo sea mucho más directo que nunca. El sistema me gusta bastante, ya que lo pude probar tanto en esta misión como en la otra de la demo, donde había que rescatar a un granjero de unos rufianes que están atacando la zona.

No pude jugar todo lo que me gustaría, ya que en este tipo de eventos nunca hay tiempo para todo, pero salí muy contento con esta toma de contacto con Assassin’s Creed Origins. La ambientación es soberbia, dar más libertad para explorar es de agradecer al ser un escenario tan grande y que anima precisamente a explorarlo, y encima el sistema de combate es bastante sólido. Si le sumamos una progresión bastante compleja (el árbol de habilidades era muy completo) y una historia que puede ser interesante, se ve que los Asesinos van a volver por la puerta grande en apenas una semana.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *