Impresiones de Fortnite. Una combinación masiva de géneros que logra funcionar

Fortnite

Los F2P que tienen un periodo de acceso anticipado de pago son bastante más comunes últimamente, al servir al estudio como un medio de financiar lo que queda de desarrollo, además de obtener feedback de los propios usuarios, que pueden disfrutar del juego un tiempo antes que los demás. Esto ocurrió con Dungeon Defenders II, está ocurriendo actualmente con el genial Brawlhalla en PS4, y es el caso de Fortnite, el nuevo título de Epic Games, que tras un desarrollo algo turbulento, por fin está en su recta final para ser un producto completamente terminado.

Desde que se lanzó durante el verano, Fortnite  ha ido creciendo y mejorando en todas sus versiones, llegando a ofrecer un modo Battle Royale que ahora es gratuito para todo el mundo, mientras que el contenido PvE sigue siendo de pago por el momento. Hace poco que me he introducido de lleno en el juego, y la verdad es que pese a combinar géneros muy diversos, todo augura que estaremos ante un F2P al que echar muchas horas junto a nuestros amigos.

A Salvar el mundo de las tormentas

Primero me quiero centrar en el contenido PvE, que es el que lleva más tiempo disponible. Aquí seremos el comandante, que ha logrado llegar a la base segura de unos pequeños robots, con los que tendremos que ayudar al resto de la humanidad a salvar el planeta. Sí, hay una historia, y aunque no es nada del otro mundo por las misiones que llevo completadas, gracias a los divertidos diálogos, es algo que agradezco que esté ahí.

Fortnite

Este modo se basa principalmente en completar misiones en diferentes escenarios, a los que podremos ir accediendo a medida que vamos avanzando en la historia. En general, en todos ellos tenemos una fase en la que obtener recursos explorando el mapa (podremos destruir casi todo con nuestro pico), cuando encontremos el recurso que nos piden, podremos activar la fase de defensa. Antes de hacerlo, es esencial construir una buena fortaleza para proteger el objeto clave que no puede ser destruido bajo ningún concepto.

Aquí entra en juego una de las mejoras características de Fortnite: la construcción. No soy muy fan de los títulos tipo Minecraft en los que crear grandes escenarios, pero aquí, todo está hecho de una forma muy sencilla para que podamos colocar paredes, muros, escaleras, suelos y trampas con pulsar un par de botones. Esto hace que cualquiera pueda ponerse a poner muchas capas de protección ante las oleadas zombis, y como podemos construir en cualquier momento, no estaremos limitados solo a esta fase, sino que cuando arranque la acción, podremos ir construyendo al vuelo si los zombis logran destruir una infraestructura o vemos que hemos dejado una zona sin demasiada protección.

En cuanto a la acción, estamos ante un shooter en tercera persona bastante divertido, con unas mecánicas buenas y una variedad de enemigos que está ahí, pero que de momento no es excesiva (esto igual cambia a medida que vaya avanzando en la campaña). La gracia es que podremos llevar a héroes de diferentes clases con habilidades propias, como lanzar granadas, realizar embestidas o lanzar bombas de humo para desaparecer. Además, tendremos a nuestra disposición una amplísima cantidad de armas, ya sean a distancia o cuerpo a cuerpo, para reventar a todos los zombies que queramos.

Fortnite

Como Fortnite va a ser un juego F2P, podemos esperar todo tipo de monedas y mecanismos para ir progresando. En este sentido, tenemos lootboxes, que aquí son piñatas con forma de llama, y podremos obtener de todo: planos de armas, supervivientes, héroes, recursos especiales, etc.

Aunque a la hora de construir solo necesitemos madera, ladrillos o metal, para fabricar armas o munición, necesitaremos mucho más. Por eso explorar los escenarios es clave, ya que la munición se agota bastante rápido, y las armas se rompen tras usarse bastante. Esto no es tan malo como me esperaba inicialmente, ya que tienen una buena durabilidad, podemos encontrar armas gratis si exploramos los niveles, y cuando se acaben rompiendo, tendremos seguramente materiales de sobra para fabricar otro arma de la misma clase, o incluso mejor.

Al ir progresando, podremos mejorar de nivel los planos, los héroes y los supervivientes. Este último grupo se puede ir asignando en diferentes escuadrones para mejorar nuestras estadísticas de salud, daño o escudo por citar unos ejemplos. A esto hay que sumar los increíblemente complejos árboles de habilidades, para mejorar las estadísticas, desbloquear nuevos escuadrones y mecánicas, y mucho más. Hasta podremos sacrificar los planos o los supervivientes en una especie de libro coleccionable para ir obteniendo diferentes recompensas, con que hay muchísimo a tener en cuenta.

Fortnite

Sin embargo, y no sé cómo lo logran, Fortnite logra ser bastante accesible. Es fácil entender qué hace cada cosa, cómo funciona todo, y seguir progresando a un buen ritmo. Es cierto que actualmente se están dando grandes recompensas diarias, por lo que cuando el juego salte a F2P y no se den las llamas especiales por el acceso anticipado, la progresión será más lenta, pero al menos, tienen un sistema bastante bien medido.

En cuanto a la estabilidad del juego, por ahora todo va como la seda. Se encuentran partidas bastante rápido, y cuando toda la pantalla se llena de monstruos y efectos varios, no hay apenas tirones ni nada por el estilo. Esto hace que te puedas poner, echar una partida, y engancharte varias horas sin darte cuenta. Es todo realmente divertido, y aunque no es original al encontrarnos con elementos de muchos otros títulos y géneros, de alguna manera, han logrado hacer que todo funcione. Por tanto, estoy deseando que el juego pase a ser F2P para poder jugar con más amigos, ya que es una experiencia realmente divertida.

Luchando por sobrevivir en Battle Royale

La parte de Battle Royale es la que menos he probado, pero es la sección de Fortnite que actualmente todo el mundo puede empezar a disfrutar, ya que es completamente gratis. Como en los juegos de este estilo, nos lanzamos en paracaídas desde un avión (esta vez un autobús que vuela gracias a un globo), y tenemos que intentar ser el último superviviente de los 100 usuarios que están a la vez en la partida.

Fortnite

Lo primero que se nota es que el rendimiento es más bajo que en el modo PvE, algo también lógico al tener a tantísima gente en el mismo mapa. Sin embargo, sigue siendo perfectamente jugable, y la experiencia es bastante más satisfactoria de lo que me esperaba. Al contrario que en otros títulos de Battle Royale, no empezamos sin nada, sino que contamos con nuestro pico. Esto nos permite obtener recursos para construir, ya que esta habilidad sigue estando presente en este modo.

Esto hace que, aunque estemos en mitad de campo abierto, si tenemos recursos, podremos crear diferentes coberturas para que no nos vuelen la cabeza, lo que abre el abanico de posibilidades. También es un acierto que se haya eliminado la resistencia, por lo que podremos correr sin ningún tipo de limitación, al contrario que en el modo PvE.

Todo esto le da un toque personal bastante positivo a este modo de Fortnite, ya que es muy similar a lo visto en otros juegos, pero al no contar con vehículos, pero sí con construcción, tenemos algo un poco único. Lo dicho, no he probado demasiado en profundidad este modo, pero al poder jugar ahora en escuadrones, y la promesa de poder tener algún tipo de progreso en esta modalidad (por ahora aparecemos con un sin aleatorio), significa que nos esperan bastantes horas luchando por sobrevivir solos o con amigos.

Fortnite

¿Merece la pena pagar por el Acceso Anticipado?

Para terminar, la pregunta del millón: ¿pagar ahora para jugar a todo Fortnite, o esperar a que se vuelva F2P en cuestión de meses? Esto va a depender de cada uno, la verdad. Lo que sí puedo decir es que estamos ante un título muy sólido, que si se juega ahora ofrece una experiencia muy completa, sólida y divertida. Sin embargo, dada la gran cantidad de lanzamientos de estos meses, los F2P que hay en el mercado actualmente (Warframe os puede satisfacer si buscáis un buen PvE, con su gran expansión a la vuelta de la esquina), no es que sea un imprescindible. Habrá que ver cómo evolucionan las dos vertientes actuales, qué más modos se van introduciendo y demás, pero al menos, Fortnite lo tiene todo para triunfar entre los F2P, con que si os gustan los shooters cooperativos y superar oleadas, ojito al título de Epic Games.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *