El evento VR Gamer Spain acerca la Realidad Virtual a Madrid con multitud de propuestas nacionales

VR Gamer Spain

Durante el día de ayer tuvo lugar el evento VR Gamer Spain, centrado en acercar la Realidad Virtual a todo el mundo, de modo que cualquiera pueda probar las nuevas experiencias que se están desarrollando para los diferentes dispositivos dentro del panorama nacional. Además, la entrada era gratuita, por lo que todo el mundo podía acercarse y sorprenderse con lo que se está cociendo para la Realidad Virtual.

Dentro de los juegos disponibles para probar, había propuestas muy interesantes, como The Invisible Hours, el próximo juego de Tequila Works; Operation Warcade de Ivanovich Games o el increíble GloveOne de Neurodigital. Junto a las demos, había varias ponencias para saber más sobre la formación necesaria para desarrollar este tipo de juegos, o directamente, los desafíos a los que se han tenido que enfrentar los estudios para crear estas experiencias novedosas. Por desgracia, no pude asistir a dichas ponencias, pero se pueden ver en YouTube en dos grandes vídeos, dedicados a las ponencias de la mañana y a las ponencias de la tarde. Así que, en este artículo quiero centrarme en los juegos que pude probar, que me dejaron muy sorprendido. Aunque esta edición ya pasó, para estar al tanto de futuras ediciones, os aconsejo apuntaros en la página web del evento.

The Invisible Hours

Los chicos de Tequila Works están que no paran, ya que después de RiME, el próximo 10 de octubre quieren saltar a la Realidad Virtual con The Invisible Hours. El estudio define el título como un teatro inmersivo, ya que nos meteremos dentro de una historia en la que somos meros espectadores. No tendremos que completar objetivos, y la interacción con el escenario es muy limitada (coger algún que otro objeto y recolectar fotos/cartas para descubrir más de la historia), por lo que la mayoría del tiempo estaremos moviéndonos por el escenario, siguiendo a los personajes, e intentar desentrañar el misterio por nuestra propia satisfacción, un poco como en Her Story.

¿Y a qué misterio nos enfrentamos? Nada más y nada menos que la muerte de Nikola Tesla, justo el día que va a llegar un detective. En la historia habrá tanto personajes históricos (como Eddison) como ficticios, por lo que la historia es lo principal. La “obra” como tal dura entre 1 y 2 horas, pero como no podremos descubrir toda la verdad en un solo vistazo, tendremos que retroceder y avanzar el tiempo para saber qué ha pasado. Aquí entra en juego una de las mecánicas del juego: poder controlar el tiempo. De este modo, podremos avanzar, retroceder o detener el tiempo según queramos acercarnos más o menos a un evento en concreto. Por ejemplo, cuando llega el detective a la isla donde tiene lugar la trama, tarda un tiempo en subir las escaleras desde el muelle a la mansión, por lo que acelerar el tiempo viene bien para no tener que esperar sin que ocurra nada.

La forma de teletransportarnos por el escenario para explorar el escenario funciona muy bien, y es muy satisfactorio sentirnos casi como el director de una película, al colocarlos en los ángulos de cámara que nos parecen mejores por cualquier motivo. Incluso podemos marcar a un personaje y el juego lo seguirá de forma automática, demostrando una vez más que la historia es el foco principal del juego. En este sentido, los valores de producción son muy altos, con unos gráficos en la versión de PC muy buenos, además de un doblaje al castellano muy bueno. The Invisible Hours sale a la venta para HTC Vive, Oculus Rift y Playstation VR el próximo 10 de octubre, con que si tenéis alguno de estos dispositivos y os gustan las historias de misterio, no le perdáis la pista a esta experiencia narrativa.

Invisible-Hours

Operation Warcade

Los recreativos están desapareciendo en nuestro país (o al menos, cada vez encuentro menos), por lo que la experiencia de ponernos en una máquina, echar unas cuantas monedas y a veces ver cómo los demás se reúnen a nuestro alrededor cuando lo estamos haciendo de fábula ya no existe. Esto es algo que pretende remediar Operation Warcade de Ivanovich Games, que es un homenaje muy claro a este tipo de experiencias.

En esencia, se trata de un shooter on-rails en el que vamos con una perspectiva más o menos aérea y lejana disparando con una uzi y lanzando granadas a todos los enemigos que aparezcan en pantalla. Sin embargo, de vez en cuando hay potenciadores especiales en el mapa, para poder usar dos uzis a la vez, o acercarnos al campo de batalla y usar armas especiales, como cuchillos, dos escopetas, o incluso conducir algún que otro vehículo. La experiencia es muy directa y divertida, ya que los escenarios tienen bastantes elementos interactivos, y es una delicia ponerte a pegar tiros sin parar en VR, ya que te sientes como el protagonista de una película de acción. Aquí, la experiencia cambia bastante entre usar la uzi y las escopetas, ya que pierdes la mira láser y la cadencia de fuego, obligándote a ser más preciso y hasta usar la mirilla del arma para no errar el tiro, lo cual es genial.

Operation Warcade está disponible en HTC Vive y Oculus Rift, pero llegará antes de que acabe el año a PS VR, que era la versión que pude probar. El juego será muy completo, con más de 100 niveles, varios objetivos opcionales para que los completemos, y una variedad de armas y situaciones apabullante. Con que si os gusta la acción directa y sin demasiadas complicaciones, estamos ante una propuesta a la que no hay que perder la pista.

Operation-Warcade

HyperSense Simulator: Ithaca

Pasamos ahora de los juegos al uso para una auténtica experiencia memorable de la mano de HyperSense Simulator: Ithaca de los valencianos de VirtuaFlow. La gracia de esta experiencia es que, junto a las gafas de Realidad Virtual, vamos montados en una plataforma que se mueve, tanto de forma automática en función de lo que ocurre en pantalla, como por nuestras propias reacciones, lo que hace que la experiencia sea mucho más inmersiva de lo normal.

Aquí, estamos en un viaje por una Ítaca en la que se han tomado algunas que otras libertades, para plasmar el viaje de Ulíses a lo grande. Para empezar, nos movemos a toda velocidad entre islas, rocas y con el agua del mar bajo nosotros. Al principio sólo se esquivan las estructuras de roca de las islas, pero luego nos adentramos en varias islas para esquivar dragones, monstruos y hasta los fogonazos de la lava en varias situaciones.

En esencia, estamos ante un vídeo, ya que no hacemos nada, pero la experiencia es increíble. Realmente te dan ganas de agacharte cuando va a lanzar el dragón su llamarada, o alejarte de los fogonazos de la lava, lo cual es genial. Parte de la culpa la tiene la plataforma en sí misma, que hace todo este viaje más memorable. Si queréis más información, os recomiendo ver la página web del estudio, ya que como os podréis imaginar, esto no es algo que esté disponible al alcance de todo el mundo.

GloveOne

Pasamos a otra tecnología española: GloveOne de NeuroDigital. Estos guantes con tecnología háptica se financiaron gracias a Kickstarter hace un par de años, y la verdad, no tenía ni idea de su existencia, pero es lo que más me impresionó del evento. En esencia, son unos guantes con varios sensores, para que los movimientos que hagamos con nuestras manos se repliquen fielmente dentro del videojuego en cuestión. Además, hay varios dispositivos en los guantes para que notemos vibraciones y resistencias, y la experiencia sea bastante más real que simplemente agarrar algo en el aire.

Para probar estos guantes, el estudio trajo NeuroCarnival, que son dos minijuegos muy diferentes. El que menos me gustó consistía en agarrar unas bolas y lanzarlas por los aros para conseguir la mayor puntuación posible dentro del tiempo marcado. No funcionaba mal, pero el otro minijuego era el que me enamoró: tiro con arco.

Con una mano tenemos que hacer como si tuviéramos el arco, y con la otra, como si lanzáramos la flecha, teniendo en cuenta la fuerza que aplicamos, y siempre notando la vibración en los guantes para hacerlo todo más realista. Todo con un movimiento 1:1 con lo que hacíamos con las manos, con que la experiencia era increíble. Puede sonar a frase barata, pero hay que probarlo para creerlo. Al parecer, los guantes se pueden reservar en la página web del estudio por unos 300 euros, con que si queréis saber más información sobre los GloveOne, os animo a que os paséis por ahí.

GloveOne

Gappo's Legacy

El último juego que probé es Gappo’s Legacy de Odisseus, siendo una parte más de un proyecto transmedia bastante ambicioso, que contará con el videojuego, una serie de televisión y un cómic. En la página web podéis leer más de todo el proyecto y cada una de sus partes. Obviamente me voy a centrar en el juego, que es lo que pude probar, y básicamente es un shooter en el que tenemos movimiento limitado, por lo que se podría decir que es on-rails.

La gracia del juego es que tendremos a nuestra disposición varios Gappos (y no los de escupir), permitiendo usar una especie de bláster, un escudo o nuestros propios puños. Hay varios enemigos, como los kamikaze, que se acercarán a nosotros para explotar, por lo que a éstos los podemos disparar, o si se acercan mucho, darles un puñetazo o agarrarlos para alejarlos. Los enemigos normales tendrán que ser disparados, pero en función de su blindaje, puede que sea necesario cargar el disparo o no, ya que por ejemplo, a los drones que nos disparan con láseres, un disparo normal no les hace ni cosquillas. A todo esto hay que sumar la capacidad defensiva del escudo, o la posibilidad de esquivar algunos disparos casi como si fuéramos Neo, por lo que dentro de su sencillez, el juego tiene bastante miga.

Actualmente, Gappo’s Legacy está en Early Access para HTC Vive y Oculus Rift, pero también están planteando una versión para PS VR, que de hecho, formará parte de los Premios Playstation en su nueva edición, y estará en el Barcelona Gaming World de dentro de unas semanas.

Gappo´s Legacy

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *