Impresiones de Yakuza Kiwami. Kazuma regresa en su primera aventura con mejor pinta que nunca

Yakuza Kiwami

Como fan de la saga Yakuza, este año no me puedo quejar. En enero disfrutamos del increíble Yakuza 0, mientras que a finales de agosto será el turno de Yakuza Kiwami, un remake de la primera entrega de la franquicia. En ambos casos, estamos ante puntos de entrada para captar nuevos aficionados, al poder jugarse de forma independiente, algo que se ha notado en un mayor marketing por parte de SEGA.

Recientemente he tenido la oportunidad de probar la misma demo que se disfrutó en el E3 en las oficinas de Koch Media, y desde el primer momento, el salto respecto a la versión original de PS2 es apabullante. Estamos en un momento lleno de remasterizaciones y remakes, pero todo apunta a que estaremos ante uno de los mejores exponentes en este campo. Esta demo, en vez de ahondar en la fuerte carga narrativa de la saga, se centraba en otro de los puntos fuertes que siempre han caracterizado a la franquicia: las actividades secundarias 100% japonesas.

En la demo teníamos a Kazuma ya con casi todas las mejoras desbloqueadas, con que estábamos bastante chetados frente a los matones de tres al cuarto que nos paraban por la calle. Lo mismo no se puede decir de Majima, y es que una de las novedades de Yakuza Kiwami es la constante presencia de este popular personaje.

Yakuza Kiwami

Majima irá por la calle, y si nos ve, querrá iniciar una pelea como los enemigos normales en la saga. La gracia es que el personaje mantiene todos sus estilos de combate de Yakuza 0, por lo que a veces nos atacará con su estilo normal, otras con el estilo del bate de béisbol, u otra nos reventará a base de movimientos de breakdance. Esto hace que cada encuentro sea diferente, al tener que adaptar nuestra estrategia. No solo eso, sino que además es realmente duro, siendo una pelea mucho más complicada que la de casi cualquier jefe final de las últimas entregas. De hecho, sólo logré derrotarle al tener tantísimas mejoras desbloqueadas y un buen suministro de objetos curativos.

Lo curioso es que no solo estará presente de forma directa, sino que muchas veces nos llegará a sorprender. En un momento estaba paseando por la Torre del Milenio, un policía me detuvo para cachearme en busca de armas (lo que era una misión secundaria de la precuela), y esta vez resultaba ser Majima, iniciando así un combate. Si nos ponemos a pelear contra unos matones cerca de Majima, igual se une a la pelea para ponernos las cosas más complicadas, por lo que siempre nos podrá sorprender.

Esto me gustó bastante, aunque también hay algo que me preocupa: lo pesado que se puede llegar a hacer, y sobre todo, su dificultad. Si al principio del juego Majima está tan presente y es tan duro, no me puedo ni imaginar una victoria contra él, lo que puede llegar a frustrar. Habrá que esperar para ver si su presencia está bien medida para no llegar a ser excesiva.

Yakuza Kiwami

En todo lo relacionado con el combate, Yakuza Kiwami se basa en Yakuza 0, por lo que tendremos a nuestra disposición varios estilos de lucha entre los que cambiar con sólo pulsar la cruceta. La novedad será el Estilo Dragón, que sólo podremos mejorar al derrotar a Majima, lo que añade un buen punto de riesgo-recompensa a sus encuentros.

Por supuesto, en Kamurocho podremos hacer muchísimo más que simplemente pelear contra los maleantes, sino que habrá todo tipo de actividades y misiones secundarias. Ya en esta demo pude probar una misión en la que había que buscar papel para alguien que está en un baño público, aprender a jugar a una recreativa gracias a un niño, o intentar conseguir un objeto de las máquinas UFO (las del gancho de toda la vida) para un ciudadano, que lo quiere para la chica que le llama “papi”. Sí, las rarezas van a seguir a la orden del día.

Entre las actividades que probé, estaba un juego de piedra-papel-tijera en el que los resultados se mostraban por chicas ligeras de ropa peleando, carreras de coches de radio-control y karaoke. Esto es solo la punta del iceberg, y tengo muchas ganas de adentrarme más en Kamurocho para ver qué actividades han cambiado respecto a la entrega de PS2. Y ojo, que en algunas actividades puede aparecer Majima, algo que me pasó al hacerme uans fotos en un foto-matón.

Yakuza Kiwami

En general, Yakuza Kiwami tiene una pinta espectacular, y eso que apenas he probado su contenido secundario. Revivir la gran historia que presenta con gráficos ultra-mejorados, ver cómo se relaciona con Yakuza 0 y prepararnos para la siguiente entrega de 2018 son grandes motivos para tener muchísimas ganas a este remake, que será otro punto de entrada para dar a conocer la saga a mucha más gente, que vaya si lo merece.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *