Impresiones de Dragon Quest Heroes II. El equilibrio perfecto entre musou y RPG

Dragon Quest Heroes II

Uno de los estudios que tienen un juego listo para casi cada mes del año es Omega Force. Se han hecho los amos del cotarro en lo que a juegos del estilo musou se refiere, y es muy normal encontrarse un Dynasty Warriors, Samurai Warriors o similar cada poco tiempo. Por suerte, en los últimos años han ido expandiendo sus horizontes, para cambiar algo su fórmula de éxito.

Una forma de hacerlo es hacer juegos basados en licencias de géneros muy diferentes, como pasó con Hyrule Warriors y con el caso que nos ocupa, Dragon Quest Heroes. Al fin y al cabo, la saga de la que parte es un RPG por turnos de lo más tradicional, con que fue muy interesante comprobar cómo se adaptaría al musou. Los resultados fueron lo suficientemente buenos como para garantizar su secuela, que llegará a Occidente a finales de abril, y que ya hemos podido probar durante cerca de 3 horas para descubrir qué secretos esconde Dragon Quest Heroes II.

Lo primero que me gustó es que no parece que ambas entregas tengan una relación directa, ya que el argumento nos presenta a personajes nuevos, algo que viene bien a los que no disfrutamos del anterior título. En esta ocasión los protagonistas serán Lázaro y Teresa, dos jóvenes que se verán envueltos en la primera guerra que ha habido en el mundo tras mil años de paz.

Dragon Quest Heroes II

En los primeros compases de la aventura, la trama avanza más o menos bien, y algo que me ha gustado es que es muy simpática. Los personajes tienen bastante carisma, y aunque está por ver si la personalidad de Lázaro termina por cansar un poco a la larga, de momento da lugar a diálogos bien planteados.

No he empezado a hablar por la historia por un casual, ya que si bien en los musou no suele ser lo principal, aquí cobra bastante importancia. De hecho, en estas primeras horas del juego hay escenas de vídeo bastante extensas para presentarnos al mundo, a los diferentes personajes, etc. Es algo de agradecer, sobre todo cuando no cortan el ritmo de juego como en otros títulos del género recientes de Omega Force.

Pasando a la jugabilidad, me ha sorprendido también para bien cómo mezcla Dragon Quest Heroes II las mecánicas de RPG con el musou más típico. Por un lado, hay muchos enemigos pequeños que serán pasto a nuestros ataques, pudiendo matar a decenas de ellos con un buen combo. Sin embargo, habrá bastantes enemigos poderosos con ciertas debilidades elementales que podemos aprovechar. Al mismo tiempo, iremos subiendo de nivel, desbloqueando habilidades según la vocación de nuestros protagonistas, o el árbol de habilidades establecido por defecto para el resto de personajes. Todo esto sin olvidarnos de la progresión en el dominio de cada tipo de armas, el equipamiento, etc. Es decir, hay bastante más de RPG que en muchos otros musou.

Dragon Quest Heroes II

Todo se combina bastante bien, para que aspectos clásicos de la saga se mezclen muy bien con lo típico del género musou. Por ejemplo, siempre veremos el daño que hacen los ataques, si es crítico o no, etc. Incluso hay un medidor de magia para lanzar los ataques especiales, sin quedarnos solo con el medidor de “Locura” para ejecutar los ataques finales de cada personaje, algo propio de los musou. Algo propio del juego es que algunos enemigos sueltan monedas, que podemos usar para invocarlos como aliados o incluso convertirnos en ellos de forma temporal, lo que nos puede dar una gran ventaja en la batalla.

Durante estas primeras horas, parece claro que habrá dos partes diferenciadas en Dragon Quest Heroes II. Por un lado, podremos explorar el mapa del mundo para ir de ciudad en ciudad, completar misiones secundarias por el camino, etc. Aquí no hay tanto enfoque en sólo pelear, pero igualmente hay montones de enemigos merodeando por cada zona que visitemos.

Luego están los niveles de la historia, más pequeños y limitados, pero con objetivos mucho más marcados, como superar oleadas, acabar con un jefe o proteger a cierto personaje. Aquí sí que se peleará sin parar, por lo que es recomendable ir bien equipado para hacer frente a los enemigos que nos aguardan.

Dragon Quest Heroes II

Al jugar, las sensaciones son muy positivas, gracias a un sistema de movimiento bastante rápido. También es de agradecer que podamos cambiar entre los miembros de nuestro grupo con sólo pulsar un botón, para así aprovechar sus habilidades únicas. Esto es también bastante importante para reanimar aliados, ya que si son derrotados, no podremos controlarle y tendremos que usar una de las hojas limitadas que permiten resucitar compañeros. Esto me sorprendió, ya que no esperaba usarlas, pero al final sí que morí unas cuantas veces por intentar hacer frente a enemigos de más nivel que mi personaje actual. Esto quiere decir que la dificultad es algo mayor que en otros musou, donde en la dificultad estándar es fácil acabar con todo lo que se nos ponga por delante.

El diseño de las misiones de la historia no me sorprendió tanto salvo la última que llegué a probar, con mapas llenos de trampas, emboscadas enemigas y combates desafiantes. Espero que el resto de misiones estén así de bien, ya que es de agradecer musous con misiones bien diseñadas.

Todo esto es referido al juego individual, pero una parte importante del juego estará en el juego cooperativo online. Aquí hay varias formas de jugar con hasta otros tres amigos. Por un lado, un anfitrión puede pedir ayuda en una misión de la historia a otros usuarios que ya la hayan completado. Éstos serán ayudantes, y no podrán usar las monedas de invocación ni curarse, y si muere el anfitrión, será el final de la partida para todo el equipo. Esta configuración no me gustó demasiado, ya que limita bastante a los ayudantes.

Dragon Quest Heroes II

El otro modo permite a todos los usuarios tener las mismas habilidades, y consiste en superar mazmorras especialmente pensadas para el cooperativo. Son bastante duras, y acaban en un combate contra uno o varios jefes finales. Las recompensas no están nada mal, y parece ser que habrá bonus diarios.

Técnicamente, el juego luce de maravilla. El estilo artístico con diseños de Toriyama es inconfundible, y cuando se llena la pantalla de enemigos y de efectos, llega a impresionar. Las voces en inglés (se podrán poner en japonés) no estaban mal, aunque las de los dos protagonistas me chirriaban un poco. Lo que sí me pareció sensacional era la traducción al castellano. En estas primeras horas ya hay líneas perfectamente traducidas, con chistes, expresiones totalmente propias y mucho más, que se está convirtiendo en la norma en los últimos juegos de Square Enix tras las también geniales traducciones de Final Fantasy XVWorld of Final Fantasy.

En general, esta toma de contacto con Dragon Quest Heroes II me ha sorprendido positivamente. Al principio esperaba un mero musou más, pero tiene mucho encanto, y han hecho una gran mezcla con elementos propios del RPG. Además luce bastante bien y todavía queda mucho por descubrir, como el desarrollo argumental, qué personajes de la saga aparecerán o cómo funcionará el sistema de vocaciones con los protagonistas. Es una pena que no se haya confirmado la versión para Switch para Occidente (desde Square Enix no tienen noticias sobre este posible lanzamiento todavía), pero al menos los usuarios de PS4 y Steam tendrán un muy buen divertimento para finales de abril arrasando con cientos de adorables criaturas del universo Dragon Quest.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *