Impresiones de Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey

Atelier Firis The Alchemist and the Mysterious Journey

Una de las sagas más longevas del JRPG que no para de llegar a Occidente en los últimos años es Atelier, donde tiene tanta importancia el combate y la exploración como la alquimia. La próxima entrega de la serie en llegar a Europa será Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey, que continuará justo donde se quedó The Alchemist of the Mysterious Book. 

Gracias a Koch Media, recientemente hemos podido probar una versión bastante avanzada del juego, antes de su lanzamiento el próximo 10 de marzo para PS4 y PS Vita. Personalmente, nunca había probado a ningún título de la saga, y aunque puedo ver cómo es un juego que tiene un público bastante dedicado, también es cierto que no es un juego para todo el mundo, además de ser bastante más complejo de lo que su simpático aspecto podría hacernos pensar.

La partida que jugamos ya estaba avanzada unas cuantas horas, para así poder empezar a explorar el mundo. El objetivo de Firis es aprobar el examen de alquimista, para lo cual tiene un año para prepararse y conseguir las certificaciones necesarias para aprobarlo. Junto a ella irá su hermana Liane, además de muchos otros personajes que nos iremos encontrando por el amplio mundo que podremos explorar.

Atelier Firis The Alchemist and the Mysterious Journey

Como seguramente ya sabréis, cuando se empieza a jugar a un RPG tras mucho tiempo sin tocarlo, te sientes al principio bastante perdido, y eso es lo que pasa si empiezas a jugar unas horas tras su comienzo. Por tanto, en los primeros minutos con el juego me sentía algo abrumado al haber montones de objetivos y misiones secundarias, no saber muy bien qué hacer o cómo funcionaban los diferentes sistemas.

Por suerte, tras unos momentos de pánico, Atelier Firis poco a poco va poniendo todas las cartas sobre la mesa, y lo que ofrece es bastante llamativo. Para empezar, el tema de tener un año hasta el examen no es algo meramente argumental, sino que tenemos literalmente un año dentro del juego. A medida que vamos realizando acciones, como combatir o extraer objetos, el tiempo irá avanzando. Esto es importante no sólo por el límite de tiempo, sino porque habrá enemigos y materiales específicos de cada parte del día, ya que no habrá lo mismo por la noche que por el día.

Como suele ser habitual, de noche están los monstruos más poderosos, y al empezar, Firis sólo tiene nivel 1, siendo su hermana la verdadera luchadora gracias a su arco y el nivel 10. Esto se traduce en que de noche lo mejor es seguir el consejo de Liane y descansar en el Atelier, la carpa portátil a la que se podrá acceder desde cualquier hoguera.

Atelier Firis The Alchemist and the Mysterious Journey

Dentro de la carpa podremos descansar, y algo fundamental: realizar alquimia. Con los materiales conseguidos podremos fabricar objetos de todo tipo, y a medida que lo hagamos, irá subiendo nuestro nivel de alquimia. El sistema de alquimia es sencillo, pero tiene sus propias mecánicas para poder mejorar la calidad de los objetos creados.

Algo que me pareció muy curioso de la tienda es cómo a medida que pasaban los días, de repente entraba gente en el Atelier. Algunos nos mandaban misiones (uno quería que le fabricara una llave, aunque para ello el nivel de alquimia era muy bajo), y otros simplemente charlaban con nosotros. Como no he jugado a ningún Atelier me sentía algo perdido en este sentido, pero supongo que habrá alguna explicación.

Otro de los pilares del juego será el combate. Aquí nos encontramos ante un JRPG por turnos de lo más clásico, aunque hay varias mecánicas que me parecieron bastante interesantes. Por un lado, Liane puede proteger a su hermana ante algunos ataques a costa del medidor de ataque especial, algo que puede venir muy bien dado lo débil que es Faris hasta que suba bastante de nivel. También podremos usar muchos objetos fabricados con la alquimia, por lo que ambas partes del juego están muy interconectadas entre sí. A todo esto hay que sumar las típicas debilidades elementales, físicas, etc, por lo que hay que pensar antes de atacar para intentar maximizar el daño.

Atelier Firis The Alchemist and the Mysterious Journey

Tras los momentos iniciales de caos e incertidumbre, poco a poco me fui aclimatando a lo que ofrecía Atelier Firis. Sí, es muy denso para empezar y hacerse una buena idea de lo que ofrece tras solo una hora o incluso menos, pero para los amantes de los JRPG de este estilo, está claro que Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey ofrecerá mucha diversión a los fans de la saga y del género en unas pocas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *