Impresiones de NieR Automata. ¿Sueñan los androides con el combate de Platinun Games?

NieR Automata

Un tipo de juego que echo muy en falta esta generación es el de la acción más loca al más puro estilo de Devil May Cry, Bayonetta, Ninja GaidenGod of War por citar algunos ejemplos. Por suerte, los chicos de Platinum Games mantienen vivos este tipo de juegos, y su próximo trabajo ya nos tiene enamorados gracias a la demo que se publicó en diciembre.

Hablamos cómo no de Nier Automata, la secuela del clásico de culto que promete llevar la saga a más público que nunca gracias al pedigree del estudio y el empujón que le está dando Square Enix. Recientemente hemos podido probar cerca de las dos primeras horas del juego, para así comprobar de primera mano lo que nos espera en las aventuras de los androides 2B y 9S a partir del próximo mes de marzo.

No quiero entrar en spoiler ni repetirme, por lo que lo único que diré es que la demo forma parte del inicio directo del título, con que si queréis haceros una idea de qué esperar del juego, ya estáis tardando en descargarla. Es sencillamente espectacular, y marca muy bien el ritmo de lo que espera más adelante.

NieR Automata

Después de la zona de la demo, que era completamente lineal, NieR Automata se abre en una zona boscosa que está en mitad de una ciudad en ruinas. No se convierte en un mundo abierto ni nada por el estilo, sino en una especie de hub donde salen a relucir los elementos más roleros del título.

Explorar la zona es una delicia, ya que te vas asombrando con los detalles del escenario, los diferentes tipos de máquinas, y hasta la vida salvaje orgánica presente en los escenarios. Ir descubriendo todo esto, con la increíble banda sonora de fondo mientras combatimos contra enemigos cada vez más duros. En este sentido, encontrarnos con rivales más poderosos que nosotros en ese momento motiva a retarnos, ya que queremos descubrir qué hay en la zona que custodian, aunque eso pueda acabar en nuestra muerte. Lo bueno es que estamos ante un RPG en el que la habilidad es más importante que las estadísticas puras y duras, por lo que si somos hábiles, podemos meternos en zonas más allá de donde deberíamos en ese momento, con la dificultad añadida que eso conlleva, claro.

Como en todo buen RPG, habrá NPCs que nos encomendarán misiones, con los que comerciar, etc. Esto tiene lugar en un campamento de androides que también luchan por la humanidad contra las máquinas, lo que nos permite ver con más detalle el estado del planeta.

NieR Automata

Gracias a este campamento, se pueden comprar diferentes armas a las básicas, y lo interesante es que no solo cambiarán el aspecto visual del juguetito con el que destruimos decenas de máquinas, sino que nos proporcionan diferentes combos y animaciones. Poder elegir qué arma va asociada al ataque ligera y cuál al ataque pesado da cierto grado de personalización al combate, pudiendo centrarnos así en un tipo de armas u otras. Lo mejor es que algunas pueden dar lugar a combinaciones de lo más llamativas, como por ejemplo, juntar los guantelentes gigantes y la espada gigante. Con el combo adecuado, se puede lanzar el guantelete y golpearlo como si fuera una pelota de béisbol, lo que nos permitirá atacar a distancia y con mucha más contundencia que con nuestro robot acompañante.

En este sentido, se nota que Platinum Games ha puesto toda la carne en el asador de NieR Automata, ya que el combate es una auténtica delicia. Esquivar los ataques para realizar poderosos contraataques, descubrir los patrones de movimiento de los enemigos y quedarnos con la boca abierta por el estilo de los combates es una constante, y no parece que eso vaya a cambiar en el resto del título.

Si la zona forestal era algo más abierta, la zona desértica en la que tiene lugar la siguiente misión principal es algo más lineal, pero ofreciendo más libertad que la refinería de la demo. El efecto de la música al explorar o combatir en cada zona es genial, y espero que esos cambios de melodías estén presentes en el resto de áreas, ya que hacen más épica cada situación de lo que ya de por sí es.

NieR Automata

Dentro de los elementos de rol, me gustó lo que parece ofrecer NieR Automata, no solo por poder elegir diferentes tipos de armas, mejorar sus estadísticas, las nuestras y demás, sino por el grado de personalización de todo. Como ya se podía ver en la demo, vamos equipados con varios chips. Si en la demo estaban fijos, luego se pueden intercambiar para conseguir diferentes diferentes ventajas, como más vida, nuevas habilidades (como ver la experiencia que nos falta para subir de nivel) y mucho más. Parece que este sistema de progresión va a tener mucha miga, por lo que tengo ganas de explorarlo con más profundidad en la versión final.

Asociado a este sistema de progresión está el sistema de mortalidad. Como androides que somos, si morimos nos pueden refabricar, algo que ocurre en las estaciones de guardado que están repartidas por el mapa. La gracia es que reapareceremos con el equipamiento básico, por lo que tendremos que volver a nuestro cadáver para recuperar las mejoras que ya teníamos instaladas, muy al estilo Dark Souls. Sin embargo, al llegar al cuerpo tenemos una segunda opción: repararlo. De esta forma, nos acompañará como un poderoso aliado durante un tiempo, algo que puede servir en situaciones complicadas si antes de volver al cadáver nos reequipamos con lo que habíamos perdido. No sé hasta que grado se podrá explotar esta característica, pero es una idea bastante interesante.

NieR Automata

Algo muy interesante de NieR Automata es la enorme cantidad de secretos que esconde. No sólo por la gran cantidad de desenlaces que habrá, sino por diferentes características que nos pueden indicar en alguna escena de vídeo o diálogo, pero que cuesta activarlo. De hecho, hay algún momento muy meta en los primeros compases de la aventura, y todo apunta a que no se quedarán ahí.

Con todo esto, NieR Automata me ha dejado muy sorprendido. No para de introducir nuevas mecánicas que se alejan del hack and slash puro, mientras que los escenarios, los combates y la música ayudan a crear una experiencia memorable. La demo ya apuntaba maneras, pero tras esta toma de contacto más extensa, queda más que claro que NieR Automata va a ser uno de los grandes juegos de este año. Lo mejor es que es capaz de atraer incluso a los que ni tocamos el NieR original, con que los fans de la acción, Platinum Games o el rol de acción japonés más loco, el próximo 10 de marzo tendremos una cita ineludible con 2B, 9S y compañía.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *