Impresiones de Persona 5. Los ladrones con más estilo de la historia ya casi están entre nosotros

Persona-5

Se dice bastante que entre los grandes lanzamientos hay muchísimos juegos genéricos, costando identificar muchos FPS entre sí, o incluso hubo una época en la que eso también se podía aplicar a los JRPG, donde todos eran de fantasía con arquetipo tras arquetipo. Entonces, es cuando llega un juego como Persona 5, que derrocha estilo por los cuatro costados.

Esta saga ha ganado muchísima popularidad fuera de Japón gracias a su increíble cuarta entrega (un servidor se aficionó a la franquicia por dicho juego), y tras saltarse la generación anterior, en abril por fin podremos disfrutar de Persona 5, que ya ha disfrutado de un gran éxito de crítica y público en Japón. Recientemente hemos podido jugar una hora a uno de los grandes exponentes del género para 2017, y así comprobar de primera mano si el plan de robo de los Ladrones Fantasma es tan a prueba de bombas como parece.

Por todos es sabido que el inicio de los JRPG suele ser bastante lento, y suele ser uno de los principales problemas de la saga. Todavía está por ver si volverá a ocurrir en esta entrega, ya que la demostración que pudimos jugar estaba ligeramente avanzada. Nuestro protagonista ya conocía su Persona, tenía un aliado y sabía que en el mundo fantasma puede acceder al interior de las personas, para acceder así a sus “Palacios” (¿mentales?), donde esconden sus deseos más internos.

Persona-5

No quiero soltar ningún posible spoiler, con que solo diré que los primeros compases de la demostración consistían en explorar la ciudad, siendo bastante espectacular por el gran estilo de los escenarios. Nunca montar en metro en un videojuego me había parecido tan bonito.

Tras descubrir qué es lo que le pasa por la cabeza a Ann, una de las protagonistas, y que un evento bastante serio tenga lugar en la escuela, nos adentraremos en el Palacio de uno de los profesores junto a Ryuji, el primer amigo que haremos en el juego. La mascota en esta ocasión será un gato parlante llamado Morgana, que en el mundo real parecerá un gato negro, mientras que en los Palacios tendrá una forma más humanoide.

Aunque la base típica de las últimas entregas está aquí, Persona 5 logra modernizarse bastante. Para empezar, la forma de acceder al mundo de las sombras ya no es a través de los televisores, sino mediante un app para el móvil.

Persona-5

En el Palacio de turno, el objetivo de los protagonistas, que se hacen llamar Ladrones Fantasmas (con sus nombres en clave y todo) es robar el deseo más oscuro y siniestro del dueño del Palacio. El de este primer Palacio es bastante siniestro, y ya muestra una diferencia tonal muy diferente respecto a la cuarta parte, donde la trama se centraba más en aceptarse a uno mismo.

Aquí todo apunta a que se lanza esa temática por la ventana, ya que al fin y al cabo, ¿cómo ayudar a alguien que ya se acepta como es, y encima es un psicópata hijo de su madre? Es una temática más oscura de la de Persona 4, pero que funciona a las mil maravillas. Esto hace a nuestros héroes una especie de ladrones que luchan por el bien, ya que parece ser que sólo se adentrarán en los Palacios de las malas personas para quitar aquello que les hace tan malas por dentro.

En cuanto a la exploración de las mazmorras, hay varios cambios bastante interesantes. Al ser ladrones, nos conviene que no nos descubran, por lo que la exploración del Palacio combina bastante bien el sigilo con las típicas mazmorras de la saga.

Persona-5

Si pillamos a los guardas por la espalda, nos pondremos a combatirles con las ventajas típicas como empezar nosotros la lucha, pero si nos acercamos a una Sombra por delante, se irá llenando poco a poco un indicador de alerta, que nos podrá llegar a frenar si nos descubren mucho.

Gracias a varias habilidades del protagonista, el sigilo es tan estiloso como absolutamente todo en Persona 5, al poder pegarnos a las paredes y lanzarnos a por los enemigos desprevenidos desde más lejos de lo normal. Es una idea muy bien planteada por el momento, ya que al fin y al cabo, todos intentábamos ya en las anteriores entregas el acercarnos a los enemigos por la espalda, con que no es una mecánica que parezca vaya a molestar, sino que encima le da un mejor contexto al juego.

Una vez ya en los combates, nuevamente vuelven a ser por turnos, teniendo que combinar los ataques físicos con los mágicos provenientes de nuestra Persona, intentando emplear los ataques elementales a los que son débiles los oponentes para hacer más daño, noquearles y ganar una acción extra.

Persona-5

Esto no es nada nuevo para los fans o de la saga o de los JRPG por turnos. La principal diferencia respecto a la anterior entrega es que podemos usar una pistola que no consume un turno, pero sí balas. Así podremos hacer cierta cantidad de daño sin para ello consumir un turno. No sé muy bien lo que costarán las balas, pero a priori, pueden servir para todo tipo de tácticas. Por ejemplo, si un oponente tiene muy poca vida y otro está todavía con toda su vida al máximo, podemos acabar con el debilitado de un disparo, y consumir el turno en atacar con fuerza al otro rival.

A la hora de noquear a todos los oponentes, Persona 5 ofrece un par de novedades que me han gustado mucho. Por un lado, podemos ejecutar un “All Out Attack”, para realizar muchísimo daño a todos los enemigos derribados, o lo más interesante, ponernos a dialogar con los rivales. Al hablar, podemos perdonarles la vida a cambio de más dinero u objetos de los que conseguiríamos normalmente por derrotarles. La otra opción del diálogo es reclutar a esas Personas para tener acceso a sus habilidades, como ocurre en los Shin Megami Tensei. Conseguir reclutar Personas no parece tan complicado como en la saga de la que se originó Persona, pero da lugar a conversaciones bastante divertidas.

Persona-5

La segunda mazmorra que pude probar era ya bastante más avanzada, y se ambientaba en un museo con todos los cuadros distorsionados. En este ocasión, las Sombras eran vigilantes, por lo que tiene toda la pinta de que en cada Palacio las Sombras se representarán acorde a la temática de la mazmorra, lo cual suena genial.

En esta zona más avanzada, la exploración tenía más miga, ya que había rejillas láser que atraerían a los enemigos. Por tanto, había que ir por las rejillas con zonas por las que saltar o deslizarnos. Si en cada mazmorra hay algún elemento que la hace única, sería todo un puntazo para que explorar sea siempre sorprendente.

También se tenía acceso a una habilidad que me ha gustado mucho, y es que al conseguir un turno extra por noquear a alguien, se le puede ceder el turno a un compañero, potenciando su próximo ataque. Así las opciones tácticas aumenta, algo en lo que Persona 5 parece que va a ir sobrado.

Durante todo el avance he ido diciendo que el juego tiene estilo para dar y tomar, y es que basta con sólo ver el HUD para darse cuenta. Incluso los menús son fantásticos, siendo una delicia pasar por cada opción para ver cómo cambian los fondos o cómo son las transiciones. En este tipo de eventos se tiene un tiempo limitado para jugar, pero aun así quería pasar por cada menú de lo bien hechos que estaban.

Los diálogos han ganado también mucho, al ofrecer escenas más dinámicas, con flashes en lo que aparece el dibujo del personaje en cuestión para dramatizar más ese momento. Puede sonar raro, pero hace que todo el conjunto gane bastantes enteros. También ayuda que los diálogos estén por ahora muy bien, con un doblaje al inglés de gran calidad. En este sentido, es una pena que los textos vayan a llegarnos en inglés, ya que vamos a estar ante un juego con muchísimo texto.

Un punto muy fuerte de Persona 5 es lo dinámico que resulta en todo momento. Incluso las transiciones entre los combates a la zona de exploración son geniales, al ver cómo nuestro protagonista empieza a correr mientras van apareciendo las recompensas conseguidas, todo con mucha clase. Eso por no mencionar las grandes poses tras un ataque “All Out”, centrándose en el personaje que lo haya activado. En serio, no basta sólo con las palabras para describirlo, sino que hay que verlo en movimiento para quedarse con la boca abierta.

Entre el estilo gráfico y los recursos, ya habría mucho estilo, pero es que encima la banda sonora era increíble en esta toma de contacto. Siempre ha sido un punto fuerte de la saga, y tiene toda la pinta de que volverá a serlo en esta entrega.

Persona-5

En definitiva, Persona 5 tiene una pinta sencillamente espectacular. Las dinámicas entre los personajes prometen ser muy interesantes y divertidas, mientras que la jugabilidad y el apartado gráfico están a un nivel desorbitado. ¿He mencionado ya el increíble estilazo que derrocha el juego?

Puede que los Ladrones Fantasmales tengan que robar los deseos más oscuros de sus víctimas, pero Persona 5 ya me ha robado el corazón. Así que, marcad bien fuerte el 4 de abril en vuestro calendario, que uno de los mejores juegos de 2017 ya está casi entre nosotros.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *