Impresiones de la demo de NieR: Automata. Mezclando Bayonetta con los Bullet Hell

nier-automata

En el E3 del año pasado muchos se alegraron cuando Square Enix anunció NieR: Automata, la secuela para un juego considerado de culto de la generación anterior. Personalmente, no me ilusioné tanto porque no llegué a jugarlo, pero lo que sí me llamó la atención fue que detrás de esta secuela estaría Platinum Games, estudio que se ha ganado la confianza de los usuarios en lo que a juegos de acción se refiere, si nos olvidamos de sus títulos para Activision.

Por eso tenía tantas ganas de ver qué haría el estudio con este juego, y una demo pública para comprobarlo es lo mejor posible. Aunque dicha demo estará disponible para PS4 desde hoy mismo, hace unos días los chicos de Koch Media nos invitaron a probarla, y pasé de no tener mucho interés en el juego a estar deseando jugar más.

La demo no se tira mucho tiempo poniéndonos en situación ni nada por el estilo. Tras elegir el nivel de dificultad, pasamos a controlar al androide 2B en una especie de fábrica, con el objetivo de acabar con una gran máquina de denominación goliath. Obviamente, decirlo será más fácil que hacerlo, ya que antes nos tocará explorar esta fábrica con la ayuda del androide 9S, que nos dará soporte desde el aire en su traje volador.

nier-automata-na_screenshot_29102915_08_1446129013

Desde el primer momento se nota que NieR: Automata es un título de Platinum Games, ya que las mecánicas que asociamos al estudio están muy presentes: combates frenéticos donde nuestros reflejos son nuestro mejor arma, y la posibilidad de esquivar y contraatacar con un movimiento muy vistoso. Esta vez no se ralentiza el tiempo como en los Bayonetta, pero sí que vemos una animación algo diferente al esquivar en el momento adecuado, para así saber que si atacamos haremos mucho más daño a nuestros oponentes.

En esta primera área ya vemos el frenetismo del sistema de combate, y nos preparamos para lo que nos espera en el resto de la demo: acción sin parar contra máquinas de diferentes tipos. Al principio luchamos contra enemigos normales, para acabar luchando contra un enorme jefe final con forma de sierra radial. Y esto es sin salir de la zona inicial, por lo que la demo empieza por todo lo alto.

Aunque la sensación inicial que me dio el juego es la de estar ante otro Bayonetta con otra capa de pintura, hay un elemento jugable que cambia bastante la dinámica: los disparos. 2B sólo usará armas cuerpo a cuerpo, mientras que la labor de disparar viene de un robot que nos acompaña. Esto nos permite disparar y repartir golpes al mismo tiempo, ya que nuestro robot tiene munición ilimitada en su metralleta incorporada. No será muy dañina, pero sí que es muy útil para que, a la vez que mantenemos la cámara fija en un enemigo, lo llenemos de plomo al mismo tiempo que lo cortamos en pedacitos con nuestras espadas.

nier-automata-na_screenshot_29102915_09_1446129013

Esta mecánica cobra más importancia frente a los enemigos que usan armas a distancia, ya que veremos literalmente las balas ir hacia nosotros en forma de bolas rojas de energía. Si disparamos a dichas bolas las destruiremos, por lo que defendernos con nuestros disparos es algo fundamental.

Al combinar a los enemigos más propicios para el cuerpo a cuerpo con los que nos disparan, se consiguen combates muy interesantes y divertidos, al tener que cambiar nuestro estilo de lucha para salir airosos, y de paso, lucir genial aniquilando a todos los enemigos. Aunque no haya una variedad enorme de enemigos en la demo, sí que ofrecen retos diferentes en función de si nos disparan, tienen escudos para frenar los ataques a distancia o cosas por el estilo.

Lo que más me ha llamado la atención de NieR: Automata es lo mucho que cambia de perspectiva. En algunas zonas estaremos con una cámara libre en 3D, mientras que en otras pasaremos a un plano 2D, y en otras situaciones pasaremos a tener una cámara cenital. Esto acentúa más unos tipos de combate o de exploración, llegando en ciertas situaciones a recordarme a un Bullet Hell por la cantidad de balas y proyectiles en pantalla, con ciertas limitaciones, claro.

nier-automata-na_screenshot_29102915_04_1446129012

Mientras vamos superando salas, consiguiendo recursos (a saber para qué son o cómo funciona el sistema de crafting), al final llegamos a encontrar al robot Goliath que estábamos buscando. Ni que decir tiene que esta pelea es sencillamente espectacular, teniendo varias fases el combate en las que tenemos que pasar más a la ofensiva, defendernos, o simplemente esquivar todo tipo de balas.

Esta pelea final es muy Platinum Games, llegando a introducir alguna que otra mecánica que la verdad, no me esperaba y me asombraba a cada momento que pasaba. Ahora que estoy retomando el tema de los animes, era como jugar a una pelea de este tipo de series, lo cual nunca está de más.

Tras este épico combate acaba la demo de NieR: Automata, y deja con muchas ganas de más, tanto a nivel jugable como argumental. Al parecer, estamos en un futuro muy lejano en el que los humanos han tenido que huir a la Luna, y están usando androides como 2B o 9S para luchar contra las máquinas que han tomado la Tierra. Sin embargo, por los diálogos entre estos dos protagonistas, se nota que tienen cierta personalidad, por lo que no son meras máquinas al servicio de los humanos. Todo esto me parece intrigante cuanto menos, al igual que todos los elementos de RPG que pueda tener el título, que en esta demo se quedan en un muy segundo plano para dar paso a la acción más directa y divertida.

nier-automata-na_screenshot_29102915_03_1446129012

A todo esto, el juego luce genial, con una fluidez total y un estilo artístico muy logrado, ya que se mezcla muy bien el paso de la naturaleza en los exteriores por los años sin humanidad, frente a las zonas industriales donde se siguen fabricando máquinas de todo tipo. La música y las voces (se pueden escoger entre inglés o japonés) también son geniales durante la demo.

En definitiva, esta toma de contacto con NieR: Automata vende a la perfección el juego a cualquier fan de la acción en tercera persona. Salvo catástrofe, parece que Platinum Games nos va a ofrecer otra auténtica joya, que por suerte no tardará mucho en llegar. El 10 de marzo ya puede ir llegando pronto, que la espera para volver a controlar a 2B para luchar contra todo tipo de máquinas se va a hacer muy dura.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *