Impresiones de Song of Horror. Solo frente a la oscuridad y la locura

Song of Horror

Aunque el género del survival horror ha tirado demasiado por el susto fácil y la primera persona, algunos desarrolladores independientes quieren acercarse al género desde una perspectiva más clásica. Este es el caso de Protocol GamesBadland Games con Song of Horror, que tira de Alone in the Dark como su principal inspiración. Ya os he hablado otras veces del juego, y aunque no tuvieron un Kickstarter exitoso el año pasado, el desarrollo del título continúa y si todo va bien, podremos disfrutarlo el próximo año en PS4, PC y Xbox One.

Por suerte, en la pasada Madrid Gaming Experience se podía probar una nueva demo del juego, siendo esta la primera vez que enseñaban algo nuevo del título tras un año de mucho trabajo, y los resultados hablaban por sí mismos. Para el Kickstarter lanzaron una demo pública que estaba bastante trabajada, pero en este tiempo han mejorado absolutamente todo.

En esta ocasión, la demo servía casi a modo de teaser jugable de varias de las mecánicas principales de la aventura, y se ambientaba en un sueño (o más bien, pesadilla) del protagonista. En esta demo se controlaba a Daniel, el protagonista, pero no será el único personaje jugable, ya que podremos controlar hasta otros 15. La gracia es que solo unos pocos serán importantes en la trama, por lo que su muerte no supondrá el final de la aventura, sino que simplemente pasaremos al siguiente desgraciado que se tenga que enfrentar a la temida Presencia. La excepción será Daniel, ya que como protagonista, su muerte sí que será el final del juego.

Song of Horror

Esta es una mecánica que me parece de lo más interesante, y tengo ganas de ver cómo queda implementada. Por el momento, en esta demo teníamos que resolver varios rompecabezas para poder progresar, al mismo tiempo que estábamos atentos a la posible llegada de la Presencia en cualquier momento.

La Presencia es un ente que por ahora, parece pura oscuridad. Por eso, en una habitación el rompecabezas estaba en localizar la Presencia con un espejo, mientras no le dábamos la espalda, ya que si no se le ilumina con la linterna, iría a por nosotros. En cuanto estuviera en el lugar adecuado, al encender las luces de la habitación acabaríamos con la Presencia, y podríamos progresar.

En otro grupo de salas, el puzzle era bastante más estándar, teniendo que leer varias descripciones y fijarnos en los cuadros de cada sala para ver qué máscara iba en la estatua de cada habitación. Este tipo de momentos en los survival horror me gustan, ya que no solo tienes que darle al coco, sino además estar atento ante cualquier llegada del monstruo de turno, algo que Song of Horror parece hacer bastante bien. En mi demo, durante este puzzle no apareció la Presencia, pero a otro usuario sí le apareció, teniendo que estar atento a los posibles cambios del escenario y una creciente oscuridad que indican su llegada, teniendo que bloquear las puertas o escuchar para ver si está al otro lado, si queremos sobrevivir.

Song of Horror

El resto de la demo consistía básicamente en avanzar, mientras íbamos adentrándonos en escenarios cada vez más tenebrosos, y con la Presencia pegando algún que otro susto, como hacer que aparezcan una especie de manos en una puerta o pared, o cosas por el estilo. Esta zona era intensa porque no sabía de dónde podría venir la Presencia o cómo se manifestaría, lo cual está muy bien para no sentirte a salvo en ningún momento. Cuando esto se combine con la idea de que el personaje que controlamos puede morir para toda la aventura, seguro que la intensidad de cada encuentro con la Presencia aumenta.

Antes comentaba lo bien que le han sentado estos meses de duro trabajo por parte del estudio, y es algo que se notaba por lo pulido que estaba todo y las mejoras técnicas. El juego usa el Unreal Engine 4, lo que de por sí da unos resultados muy llamativos. La iluminación es un aspecto que está cuidado al máximo, y esto es algo que ha mejorado bastante. Las animaciones y los modelos de los personajes lo mismo, por lo que todo se siente mucho más pulido en esta nueva demo.

Lo mismo ocurre con las mecánicas. Al parecer, algunas han sufrido varias modificaciones para hacerlas más divertidas. Por ejemplo, cuando nos escondamos de la Presencia, habrá un pequeño minijuego para aguantar la respiración. A la hora de cerrar las puertas, igual. De esta forma, no serán acciones de pulsar un botón y ya está, algo que todavía está por ver si beneficiará al juego a largo plazo.

Song of Horror

Aunque todavía le queda un largo recorrido a Song of Horror hasta que se ponga a la venta, por ahora el juego tiene una pinta estupenda. El survival horror clásico de este estilo nunca está de más, y la forma de actuar de la Presencia, junto a lo impredecible de sus llegadas, puede hacerla un enemigo formidable. Si a esto le sumamos la interesante idea de controlar a varios personajes (con sus cualidades propias cada uno) y que pueden morir de forma que la trama sigue sin ellos, junto a un gran apartado técnico, entonces tenemos entre manos a un título al que los fans del terror no le deben de perder la pista.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *