Impresiones de Shin Megami Tensei 4: Apocalypse. Dialogando con los demonios del futuro

shin-megami-tensei-4a_main-art

La saga Shin Megami Tensei es muy popular en Japón, y poco a poco se va ganando su hueco en Occidente. Lo curioso es que por estos lares se ha vuelto más popular gracias a su spin-off más conocido, Persona, y tengo que reconocer que este es mi caso también. Sin embargo, los amantes de los JRPG tendrán una oportunidad de oro para adentrarse en la franquicia con Shin Megami Tensei 4: Apocalypse. que llegará a las 3DS europeas el próximo 2 de diciembre tras su exitoso lanzamiento en EEUU.

Recientemente hemos tenido la ocasión de probar la primera hora del título, y las impresiones que deja son muy positivas. Eso sí, como no iniciado en la saga, y mucho menos en el cuarto capítulo principal (estamos ante una especie de versión alternativa a los hechos de dicho juego), el inicio fue abrumador a más no poder. Básicamente, el título se ambienta en el futuro, donde los humanos supervivientes de una gran catástrofe no pueden salir de Tokio, que además está llena de demonios. Los humanos entonces tienen que luchar por su supervivencia contra estos seres, usando una aplicación en sus teléfonos móviles para poder capturarlos y usarlos contra otros demonios.

Nosotros controlaremos a un joven de 15 años (este cliché no puede faltar en los JRPG), que está siendo iniciado como Cazador, una de las tres facciones que hay en Tokio. El background del universo nos lo presentan en poco tiempo durante el prólogo, aunque hasta que lo hacen, estaba más perdido que los guionistas de LOST en su última temporada. Por desgracia, la vida de este protagonista será corta, ya que al poco de enterarnos de qué pasa en el mundo y demás, somos asesinados por un demonio poderoso.

shin-megami-tensei-iv-apocalypse-screenshot-1

Como os podréis imaginar, ese no es el final de la aventura, sino el comienzo. En una especie de inframundo haremos un pacto con un dios menor, de forma que resucitamos a cambio de jurarle fidelidad. Como podéis comprobar, la historia es muy importante, y en esta primera hora hay muchísimo texto. Esto juega en su contra cuando tienes tan poco tiempo, pero ciertamente me recordaba a lo que ocurría al inicio de Persona 4: muchos diálogos, introducciones de personajes, y ya si eso al final te dejaban pelear un poco tras tanta charla.

El sistema de combate es el típico de los JRPG, y nuevamente, hay elementos de Persona 4, como poder ganar turnos extra si explotamos la debilidad de un oponente, o lo que es peor, perder un turno si nos bloquean un ataque o fallamos. Esto también se aplica a nosotros, por lo que es necesario tener en cuenta qué equipo llevaremos y contra quién nos enfrentamos para que no nos pillen en una sucesión de ataques críticos o que se aprovechen de nuestras debilidades.

Lo que más me ha llamado la atención de este Shin Megami Tensei 4: Apocalypse es cómo añadir miembros a nuestro equipo. Aunque el protagonista siempre iba acompañado de otra humana, nuestros compañeros de batalla realmente son demonios. Para incorporar otros demonios a nuestra colección tendremos que reclutarles hablando con los oponentes en mitad de la batalla, cuando sea el turno de nuestro protagonista.

shin-megami-tensei-iv-apocalypse-screenshot-3

Cada demonio podrá reaccionar de forma distinta, teniendo que ver si nos acercamos a ellos, mantenemos la guardia alta, o si les damos los objetos que nos piden. Si lo hacemos bien, nos verán como sus aliados, y si además tienen el mismo nivel o uno inferior que nosotros, se unirán al equipo. De lo contrario, perderemos todos nuestros turnos y nos atacarán. Es una dinámica que me parece fascinante, y no es la típica forma de capturar monstruos vista en Pokemon, Digimon y similares.

También es cierto que esto hace la captura mucho más complicada, ya que hay que estudiar los patrones de comportamiento de los demonios. Nuevamente, tan poco tiempo para probar un juego de estas características no da una idea global del funcionamiento del sistema, pero en los intentos de captura solo tuve éxito dos veces. Las demás me atacaron por no actuar como lo esperaban, al ser demasiado ofensivo o inocente, o directamente me engañaron cuando me pidieron objetos, se los dí, y luego se marcharon con el botín. Vale, igual confiar en demonios no era tan buena idea, pero me habría tirado mucho tiempo simplemente intentando convencer a los demonios para que se unieran al grupo.

La otra parte de Shin Megami Tensei 4: Apocalypse que tiene pinta será tan importante como la historia y los combates es la exploración. Por un lado tendremos nuestra base de operaciones, una estación de metro con varias salas donde comprar y vender objetos, charlar con otros personajes o descubrir algunos secretos. En la primera hora no llegué a ninguna mazmorra, pero también habrá. En este tiempo, apenas pude explorar un parque y una zona urbana, teniendo todas bastante salas y rincones opcionales para saber más del mundo o conseguir objetos adicionales.

shin-megami-tensei-iv-apocalypse-screenshot-4

Técnicamente, también me sorprendió bastante para tratarse de 3DS, al poder estar fácilmente al nivel de Persona 4. Lo que más me llamó la atención sin lugar a dudas era el diseño de los personajes, en especial de los demonios. Entre las criaturas con las que me topé había un caballo con una cola como la de un pavo real, una especie de caballo de dos cabezas, y otras excentricidades más. Al parecer, habrá más de 450 demonios, que se podrá fusionar para que aumenten sus poderes, y tengo mucha curiosidad por saber qué más diseños locos nos esperan.

Con todo esto, la primera impresión que deja Shin Megami Tensei 4: Apocalypse es muy buena. Nuevamente, en una hora cuesta hacerse una idea de cómo será el juego, pero por ahora, es como muchos otros JRPG, pero de los de calidad. El sistema de combate está muy bien pensado, y la forma de reclutar demonios me parece fascinante. El mundo y la historia, si bien algo confusas inicialmente para los no iniciados en la saga, me tiene intrigado, y técnicamente no luce nada mal. Así que, si sois fans del género, apuntad el 2 de diciembre en el calendario, porque tenéis una cita con el apocalipsis.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *