Impresiones de Warhammer 40,000: Inquisitor – Martyr. Salvando una galaxia persistente y cambiante

Warhammer Inquisitor 40

Ha pasado un año desde que se anunció el ambicioso Warhammer 40,000: Inquisitor – Martyr, el enésimo proyecto de Warhammer de los que están por llegar, desarrollado en esta ocasión por Neocore Games, autores de los divertidísimos The Incredible Adventures of Van Helsing. Durante la Gamescom del año pasado, ya pudimos hacernos una ligera impresión de cómo evolucionaría el título las mecánicas de tipo Diablo de su anterior proyecto, pero una de sus partes principales todavía seguía siendo una incógnita: su mundo online persistente.

Esto ha cambiado en la edición de este año de la feria alemana, ya que el estudio se ha centrado precisamente en la parte online del juego, ya que Martyr tendrá dos componentes principales: un modo campaña individual tradicional en el género, y un modo online en el que las acciones de todos los usuarios irán cambiando el universo a lo largo de varios años de contenido planificado.

Para acceder a todo lo que ofrece el juego tendremos un menú que representa a toda una galaxia, dividida en varios sectores. En una parte de este mapa está la nave en la que tiene lugar la historia individual, pudiendo saltar y salir de la misma en cualquier momento. Todo lo demás forma parte del mundo persistente, pudiendo explorar planetas para completar misiones, conseguir nuevo botín, etc. Esta parte sí que se podrá jugar con amigos a través de internet, pero no solo eso, sino que también habrá una historia que no estará fijada de serie, sino que será la propia comunidad la que decida qué irá ocurriendo con sus acciones.

warhammer-40k_inquisitor

De cuando en cuando, habrá momentos clave en la historia en la que los usuarios tendrán que elegir un bando, tomar una decisión, etc. En base a lo que haga la comunidad, la galaxia irá cambiando, pudiendo destruirse planetas, renombrarse, hacer que una facción gane más poder, que lo pierda, etc. La historia se irá contando por temporadas, que en esencia, serán grandes actualizaciones gratuitas de contenido. Esto no quiere decir que no vaya a haber DLCs de pago, pero esto es algo que todavía están explorando desde el estudio, ya que la idea es dar soporte al juego durante varios años, y todavía hay aspectos que no están decididos del todo.

En cuanto a estos mapas a los que podemos acceder, en algunas ocasiones serán niveles diseñados de antemano, o generados de forma procedimental. A su vez, puede que estemos ante mapas en los que una vez terminemos volveremos al mapa de la galaxia, mientras que en otros habrá varias zonas enlazadas para crear así fases más largas. De los dos niveles que había para probar, uno de ellos sí que estaba diseñado, mientras que el otro cambiaba para cada usuario que se ponía a probarlo.

Algo importante de ir explorando la galaxia será la variedad de escenarios. Uno de los mapas era el interior de una nave, mientras que el otro pertenecía a una especie de pantano, ofreciendo ambos experiencias muy diferentes. Por ejemplo, en la nave había pilares que se podían usar como cobertura o para derribarlos sobre los oponentes, mientras que en el pantano había varias plataformas petrolíferas (o similares) que podíamos hacer reventar para destrozar a nuestros oponentes.

warhammer-40k_inquisitor

Los combates son muy divertidos, y aunque son muy Diablo, en Martyr hay varios elementos que lo hacen único. Lo más claro es el mencionado sistema de cobertura, que se aplica tanto a nosotros como a los enemigos. Luego está que casi todo es destructible, por lo que las coberturas se irán destruyendo a medida que vayan recibiendo disparos. Si a esto le sumamos nuestra capacidad ofensiva tanto cuerpo a cuerpo como a distancia con pistolas o granadas, pues tenemos un sistema de combate bastante interesante.

Otro aspecto a tener en cuenta es la IA. Nos enfrentaremos a grandes grupos de enemigos, y en cada uno de ellos habrá un líder, que si es derrotado, afectará al comportamiento de los demás enemigos. Esto nos hará priorizar objetivos y crear tácticas, lo cual hace más divertidos los combates. Y cómo no, también habrá jefes finales, que serán bastante imponentes, y a los cuales podremos atacar en partes concretas para mermar sus capacidades ofensivas. Un añadido son las ejecuciones, que si bien no lucen tan bien como en Gears of War por ejemplo, le dan un toque más espectacular y cruento a las batallas.

warhammer-40k_inquisitor

Todavía queda mucho por comprobar de Warhammer 40,00: Inquisitor – Martyr dentro de su modo sandbox online, las decisiones de la comunidad y demás, pero por ahora el título tiene una pinta estupenda. Técnicamente luce genial, y jugablemente es muy divertido. Si logran hacer bien este peculiar mundo persistente, será de los RPGs de acción tipo Diablo más a tener en cuenta para el próximo año, cuando estará disponible primero en PC y más adelante en PS4 y Xbox One.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *