Impresiones de Transport Fever. Construyendo las mejores líneas de transporte por tierra, mar y aire

transport-fever

Un género que es muy popular en PC es el de la gestión y la simulación, por lo que no es de extrañar que Transport Fever fuera todo un éxito. Sin embargo, el estudio no se va a dormir en los laureles, por lo que están poniendo toda la carne en el asador con Transport Fever, que pudimos ver en la pasada Gamescom. Una de las principales novedades de esta entrega es la presencia de un modo historia, empezando desde los orígenes de las líneas de transporte en 1850 hasta la actualidad.

Esta campaña está centrada en ofrecer varios objetivos, y que de alguna forma, aprendamos lo principal de cara al claramente modo principal en el que podemos hacer lo que queramos. En la fase que nos mostraron, nos trasladábamos al Oeste americano, teniendo que crear una línea de transporte usando carromatos y medios propios de la época, por lo que nada de aviones y cosas por el estilo.


Algo que me gustó es que, junto a varios objetivos muy claros, casi sirve de modo tutorial para los elementos complejos. Esto no significa que no haya un modo tutorial como tal para lo más básico, como construir líneas, indicar qué transporte pasa por dichas líneas, etc. Aquí, se trata de saber qué hacer con las herramientas de las que disponemos. Al parecer, las primeras misiones serán mucho más guiadas, para que en el último nivel nos den un objetivo genérico y tengamos más libertad para completarlo como consideremos adecuado.

transport-fever

Además, no solo habrá objetivos principales, sino que habrá objetivos secundarios en los que podremos tomar decisiones para que algunos elementos sean más o menos fáciles más adelante. En este primer nivel, la forma de resolver una revuelta puede hacer que no tengamos luego más obstáculos, o que hacia el final haya piquetes y no podamos tirar líneas de carretera o ferrocaril por los huelguistas.

Tengo que reconocer que nunca he tocado este género, pero cuando me mostraron el modo principal en el que se crea un mapa aleatorio con ciertas características, todo se ve muy completo. En general, el objetivo es hacer que las ciudades y demás prosperen para poder mantener a todos contentos, y de paso obtener beneficios para poder seguir ofreciendo nuevas líneas de transporte con la que crecer.

En este sentido, podemos en esta ocasión ofrecer líneas de transporte público como autobuses o trenes, pudiendo ofrecer tanto transporte de personas como de mercancías. La otra gran novedad junto al modo campaña es la posibilidad de crear líneas de aviones y barcos. Para ello es necesario crear los aeropuertos y puertos, crear las líneas adecuadas para cumplir los objetivos que tengamos pensados, etc. Todo con tal de no quedarnos sin dinero, ya que es entonces cuando se acaba la partida.

transport-fever

Técnicamente, el juego ha dado un buen salto, ofreciendo vehículos muy detallados y basados por completo en sus modelos reales, tanto en lo visual como en el sonido. Lo interesante será ver cómo el juego se verá cuando llegue a manos de los usuarios, ya que la comunidad con mods y demás seguirá siendo un aspecto fundamental del juego, al igual que pasó con el original.

Lo dicho, este no es mi tipo de género, pero todo apunta a que Transport Fever ofrecerá más y mejor a los fans del original. Se ve mejor, hay más opciones y el modo campaña puede ayudar a que los usuarios no se sientan tan abrumados al principio. Así que si os gusta este tipo de juegos o del original, no le perdáis la pista a esta entrega, que llegará a Steam a lo largo del próximo otoño.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *