Impresiones de Call of Duty: Infinite Warfare. Frente a frente con los peligros del espacio exterior

call-of-duty-infinite-warfare

Todos los años tenemos olas de calor, duelos de Madrid-Barça y un nuevo Call of Duty. Aunque últimamente hay bastante odio contra esta popular franquicia, personalmente pienso que el ciclo de tres años de desarrollo le ha sentado muy bien a la franquicia. Este año le toca el turno a Infinity Ward con Call of Duty: Infinite Warfare, que por desgracia, no se pudo probar en la Gamescom 2016 como ha ocurrido con las entregas anteriores.

En su lugar, en la feria alemana pudimos ver una presentación que se centraría en tres de los pilares de la saga de cara al lanzamiento de este año: el modo campaña, el modo Zombies y Call of Duty: Modern Warfare Remastered. A todo esto hay que sumar el multijugador, que se ha podido ver recientemente en el Call of Duty XP, y pinta genial. ¿Listos para ir a la guerra del futuro?

Modo campaña

Empecemos por el modo campaña, que si bien no es lo que muchos usuarios buscan al disfrutar básicamente de los modos multijugador, personalmente son una parte fundamental de la franquicia. En esta ocasión, Infinity Ward está poniendo toda la carne en el asador para mostrarnos una gran guerra entre los humanos que todavía siguen en la Tierra y los colonos, lo que nos llevará a varios rincones de nuestro sistema solar.

call_of_duty

En la presentación nos mostraron una misión que se ambientaba en un asteroide donde se había establecido una base minera. Una señal de socorro extraña es el motivo por el que nuestro escuadrón tiene que ir a investigar, pero no será tan fácil como echar un mero vistazo. Debido a un problema en el campo gravitatorio, el asteroide está girando sobre sí mismo a gran velocidad, lo que provoca que el equivalente a los ciclos de día y noche sean extremadamente rápidos.

Como el asteroide está muy cerca del Sol, los rayos quemarían a cualquiera que no estuviera dentro de los edificios mineros. Esto daba lugar a un par de momentos muy intensos en el nivel, al tener que correr con todo nuestro escuadrón de un edificio a otro sin acabar achicharrados por el camino.

Algo que me gustó mucho del nivel es que, durante los cerca de 10 minutos que nos mostraron sin ningún corte, no había apenas acción. Era todo inmersión investigando los edificios, descubriendo cada vez cosas más extrañas que daban a entender que algo iba muy mal, y hasta conociendo un poco más a los personajes. Las actuaciones estaban muy logradas, y parece ser que han usado muchos actores. No logré reconocer a todos, pero uno de ellos es David Harewood, que interpreta a Hank Henshaw en “Supergirl”, y como que resulta atractivo tener rostros reconocibles de nuestro lado.

Call-of-Duty-Infinte-Warfare

Hacia la parte final de la parte sin cortes, se notaba que los robots de mantenimiento habían sido modificados, ya que eran los que provocaron los ataques en la base minera. Como no podía ser de otra forma, también nos atacan a nosotros, con algunos momentos bastante emocionantes durante los primeros encuentros con los robots, gracias a secuencias propias de un thriller de ciencia ficción. Todo esto me da esperanzas de que la trama estará muy cuidada y nos llegará a ofrecer momentos interesantes en este conflicto interplanetario.

El resto del vídeo era ya con bastantes cortes, mostrando tiroteos bastante clásicos dentro de la franquicia. Sí, los enemigos son robots, algo que ya se introdujo en la anterior entrega, pero siguen siendo combates rápidos e intensos, usando todo tipo de armas a nuestra disposición. Espero que todo el tema del asteroide rotando también se use en estas partes más de acción, ya que podrían dar lugar a unas zonas de lo más interesantes.

Zombies

Aunque los zombies habían sido hasta ahora una parte exclusiva de los títulos de Treyarch, esta vez este cada vez más popular modo regresará y más ochentero que nunca.

Call of Duty cod-infinite-warfare-zombies-in-spaceland

La acción de este modo nos transportará a un parque de atracciones durante los 80, con todos los clichés de la época que nos podemos esperar: música disco, pelis de terror en las montañas rusas y payasos, muchos payasos. Por lo demás, parece que el modo seguirá las mecánicas instauradas por las entregas anteriores, al hacernos superar diferentes oleadas de enemigos cada vez más poderosos, usando varios elementos del parque temático a nuestro favor.

Un atractivo muy importante del modo zombies será el protagonismo de David Hasselholf, demostrando nuevamente que Activision se gasta bien su dinero en este modo. La verdad es que el tono cómico de este modo es, cuanto menos, muy interesante, y tengo ganas de empezar a reventar zombies mientras escucho chistes malos por parte de los protagonistas.

Modern Warfare Remastered

El último pilar en el que se centraron durante la Gamescom fue el esperado Call of Duty: Modern Warfare Remastered, que si bien no vendrá con todas las copias de Infinite Warfare (sólo se podrá acceder con las ediciones especiales), pinta realmente bien.

Call of Duty

En esta ocasión nos mostraron una misión entera. Se trata de la última ambientada en Oriente Medio (no quiero desvelar lo que ocurre al final por si alguien no lo ha jugado por algún casual), que empieza con nosotros en un helicóptero disparando a los enemigos.

El juego es exactamente igual que cuando lo disfrutamos hace ya varios años, pero el lavado de cara visual es espectacular. Un ejemplo muy claro está en las físicas, pudiendo ver cómo los cuerpos y los andamios reaccionan de forma realista a las explosiones en vez de forma scriptada como ocurría de forma original. La mejora visual es tal, que está al nivel de Advanced Warfare fácilmente. Esto hace que los momentos finales de la misión luzcan mejor todavía, por lo que tengo muchas ganas de probar las misiones de francotirador o la persecución final del juego con estos gráficos.

En definitiva, Call of Duty va a venir pisando muy fuerte este año. La campaña de Infinite Warfare tiene muy buena pinta, al ser algo más tradicional que la entrega del año pasado, pero con un énfasis importante en la historia y en los elementos de ciencia ficción. Los zombies no pintan nada mal, y la estética ochentera promete darnos muchos momentos de diversión con los amigos. Finalmente, Modern Warfare Remastered está mejor que nunca gracias a su lavado de cara, y promete ser un nuevo ejemplo muy claro de cómo hacer una remasterización. Así que, si sois fans de la saga muy atentos a lo que nos ofrecerá la franquicia este año, ya que todo apunta a que Infinity Ward volverá a ir por el buen camino tras el medianamente fallido Ghosts.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *