Impresiones de Shadow Warrior 2. Samurais y estética neón. ¿Qué más se puede pedir?

shadow_warrior_2

Los FPS de la vieja escuela están ganando bastante popularidad, y este año ya hemos tenido la genialidad de DOOM. Por suerte, este género no ha acabado de dar guerra este año, ya que este mes de septiembre llegará a PC el esperado Shadow Warrior 2, con la versión de consolas llegando a finales de año, un poco más tarde que en compatibles.

Como fan de la primera entrega de este reboot, tenía muchas ganas de probar el juego en la Gamescom, y no decepcionó lo más mínimo. Si la primera parte era excesivamente lineal, lo que perjudicaba en buena parte al título, y por ello esta secuela es más grande, más abierta, y sobre todo, más divertida.

La demo disponible empezaba en una zona hub desde la que iniciaremos cada misión. En esta segunda parte el mundo humano y el de los demonios se ha fusionado, con todas las desventajas que ello conlleva. Un nuevo demonio se ha metido dentro de Lee Wang, que en esta ocasión es una mujer, por lo que no se tratará del carismático demonio que ya conocemos.

Shadow Warrior 2

La misión que nos encomiendan es llegar a una zona fuertemente inspirada en la ciencia ficción y las luces de neón para recuperar varios objetos importantes. Lo primero que se aprecia es que el nivel es mucho más amplio, habiendo varios caminos posibles para llegar a los objetivos. De hecho, el escenario se genera de forma procedimental, aunque no de forma total. Hay varias cuadrículas que se han diseñado a mano, y luego se unen de forma aleatoria para que el mapa sea algo distinto en cada partida.

En esta ocasión, empezaba en una zona montañosa, para luego llegar a la zona de neón. Este tipo de área era una de las novedades que tenían para mostrar en la Gamescom, a la que se sumaba un arma sencillamente espectacular: una espada-motosierra. Si encima tiene una estética de neón, como que mejor todavía.

La jugabilidad de Shadow Warrior 2 se va a mantener bastante fiel al original, por lo que será un FPS en el que no podemos parar de movernos, usando todo tipo de armas para cargarnos a decenas de demonios que intentarán pararnos los pies.

Shadow Warrior 2

La gran novedad es que hay armas que tienen efectos elementales, como de fuego, ácido o electricidad. Podemos llevar un arma de cada tipo, y desde el menú de pausa podemos cambiar por otras de ese tipo que hayamos desbloqueado, teniendo en cuenta para ello el efecto de dicho arma.

El tema de los efectos es bastante importantes, ya que hay enemigos que son más débiles al fuego, mientras que otros sienten menos daño por este tipo de armas. Por ello, hay que ir variando entre los juguetitos que tengamos, que pueden ser rifles de asalto, escopetas, uzis, pistolas, lanzagranadas, etc. Al mismo tiempo, algunas armas pueden tener potenciadores, como poder llevar dos pistolas o uzis a la vez. Las animaciones de recarga de la doble uzi me sigue pareciendo genial, al coger el cargador y meterlo en el arma en el aire, derrochando carisma el bueno de Lo a cada paso que da.

Las armas cuerpo a cuerpo son un aspecto que se han potenciado bastante, al tener mucha más variedad que antes. Podemos usar la espada clásica, pero también tendremos acceso a una especie de cuchillas a lo Lobezno, unas cuchillas giratorias muy rápidas pero de corto alcance, o la mencionada espada-sierra. Este arma me gustó mucho, porque podemos realizar tajos prolongados en los enemigos para así hacer todavía más daño. El poder desmembrar a los enemigos siempre es un plus, todo hay que decirlo.

Shadow Warrior 2

El control con el mando ha mejorado ligeramente respecto a la primera parte, con accesos rápidos para rotar entre las últimas armas que hayamos usado y pasar directamente a nuestro arma cuerpo a cuerpo, además de poder usar más fácilmente nuestros hechizos. Éstos son muy importantes, ya que nos permiten curarnos (recordad, en los FPS de la vieja escuela no hay ni coberturas ni vida regenerativa) o realizar ataques devastadores.

Visualmente, el juego es genial, mostrando una multitud de efectos y enemigos en pantalla sin ningún tirón ni nada por el estilo. Puede que no sea tan espectacular visualmente como el mencionado DOOM, pero ciertamente luce de maravilla.

Sin lugar a dudas, Shadow Warrior 2 va a hacer las delicias tanto de los fans del original como de los aficionados de los FPS de la vieja escuela. Resulta muy divertido, caótico y sencillamente espectacular. Además, el sentido del humor ayuda bastante. Si a esto le sumamos la posibilidad de jugar en cooperativo, la enorme variedad de enemigos y armas a escoger, y la alta rejugabilidad gracias a los escenarios generados de forma procedimental, está claro que vamos a estar ante uno de los mejores FPS de un año con una gran cantidad de títulos de este género.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *