Impresiones de Titanfall 2. Muchos cambios sutiles para la misma fórmula

titanfall_2

Una de las mayores injusticias de esta generación es el poco reconocimiento que se llevó Titanfall. Puede que fuera por la falta de un modo campaña o que solo saliera en Xbox One y PC (además de 360, pero ahí no era tan importante), o la mala prensa que se llevó por esta exclusividad temporal, pero la verdad es que la obra de Respawn Entertainment es sencillamente espectacular.

Por eso es tan buena noticia que Titanfall 2 nos vaya a llegar a finales de este año para todas las consolas y con un modo campaña para acompañar. Sin embargo, el modo multijugador seguirá siendo tan importante como en la primera parte, y es precisamente lo que pude probar en la pasada Gamescom. Esta versión de prueba es igual a la primera prueba técnica que se pudo probar durante el pasado fin de semana, por lo que está por ver cómo se implementarán los cambios en la segunda prueba técnica de este próximo fin de semana.

Al igual que en el original, Titanfall 2 es un FPS muy rápido donde podremos correr por las paredes, usar jetpacks y pedir titanes para que luchen a nuestro lado o pilotándonos nosotros mismos. Aunque el núcleo no ha cambiado, sí que se aprecian varias diferencias notables gracias a varios ajustes notables.

Titanfall-2

El primer cambio es un ritmo ligeramente más lento. Sigue siendo un FPS muy rápido, pero ahora todo es un pelín más pausado. Igualmente, los titanes son algo más débiles, para que el equilibrio entre titanes y pilotos esté más ajustado todavía. Aun así, los titanes siguen haciendo el mismo daño, por lo que en un enfrentamiento directo el piloto sigue teniendo todas las de perder pese a todas las armas pesadas de las que dispongamos.

Una novedad muy buena es la presencia de diferentes artilugios que podemos emplear para aumentar las opciones jugables y tácticas de nuestro piloto. Mi artilugio favorito es sin duda el gancho, y es el que usé en las partidas que pude jugar. Sí, el gancho es el nuevo arco que debe aparecer en casi todos los juegos, pero su implementación está muy conseguida aquí.

Podremos usar el gancho para cambiar de dirección al estar en el aire tras un doble salto, llegar más lejos todavía sin tocar el suelo o lo mejor, o algo fundamental, subir a los titanes. Esto último es esencial, aumentando mucho nuestra capacidad ofensiva y defensiva al poder subir más fácilmente a las chepas de los titanes. También podremos enganchar a otro piloto para matarle automáticamente, aunque esto es bastante complicado de lograrlo, claro.

Titanfall 2

Al subirnos a un titán enemigo, ahora no empezaremos a disparar su núcleo. Esta vez, podremos destruir el titán en dos tandas. La primera vez que alguien se suba a un titán enemigo quitaremos la capa de su núcleo. La segunda vez lanzaremos una granada donde antes estaba el núcleo, lo que destruirá el titán. Este cambio me gusta bastante, al hacer que no sea posible destruir un titán de un solo “rodeo”.

Estos ajustes, junto a las nuevas clases de titán y las nuevas armas crean un ritmo de juego que me ha gustado mucho, y sin duda me ha dejado con ganas de muchas más partidas.

El modo que pude probar era “Bounty”, en el que hay que conseguir recompensas al matar a otros usuarios o a los bots controlados por la IA que aparecen en lugares concretos. Después, depositar la recompensa que hayamos conseguido en unos depósitos en el tiempo que estén disponibles. No es que sea el modo más único del mundo, pero era muy divertido.

Titanfall-2

Técnicamente, el juego no es el más espectacular del mundo. Se mueve muy bien, no hay ningún tipo de tirón, aunque no es un título que entre por los ojos. El sonido del multijugador sí que está mejor, entre la música, los efectos y demás.

En general, esta toma de contacto con Titanfall 2 me ha encantado. Los cambios respecto al original son sutiles, pero funcionan a la perfección, por lo que me cuestan entender las críticas que ha recibido la primera prueba técnica. Lo importante es que es seguro que vamos a estar ante un gran multijugador, que si se ve acompañada por una gran campaña, puede redondear un FPS que se puede convertir en el rival a batir y no el Call of DutyBattlefield de turno.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *