Impresiones de Old School Musical. Rememorando los juegos clásicos a base de la música

Old School Musical

Los juegos musicales cada vez buscan nuevas formas de atraernos, y uno de las mejoras formas de hacerlo es apelar a la nostalgia. Ese es uno de los principales reclamos de Old School Musical, un título musical que funciona de forma muy similar a los Hatsune Miku, pero que se centra exclusivamente en la música de los títulos de antaño, como Mega Man, The Legend of Zelda o similares.

En la Gamescom pude probar una demo antes de que el juego lance su campaña de Kickstarter el próximo otoño, y las impresiones no podían ser más espectaculares. A través de un menú se podían coger canciones de juegos de lo más variopintos, como los mencionados anteriormente, un título espacial, lo que parecía Metal Slug y unos cuantos más. Por desgracia no pude probar todos los temas, pero los que sí probé me dejaron una gran sonrisa al ver lo increíblemente bien que recreaban los temas de estos clásicos.

Lo mejor es que no solo tendremos una música muy similar a estas joyas retro, sino también tendremos una representación visual acorde. Cada nivel cambia por completo el estilo visual para adecuarse al tema que está sonando, así que en el tema de Mega Man veremos al dúo protagonista saltando, disparando y luchando contra un jefe final como lo haría el robot azul, mientras que en la canción que recuerda a The Legend of Zelda pasa a una perspectiva cenital con un estilo pixelado muy diferente.

Old School Musical

A medida que avanzamos en el tema vemos pequeños diálogos entre los dos protagonistas, la mayoría en clave de humor, ya que habrá un modo historia en el que se irá justificando el viaje de nuestros particulares héroes por las dimensiones de estas aventuras tan icónicas.

Lo mejor es que la acción que aparece en pantalla va al mismo ritmo que la música, y a medida que pulsamos un botón que va al ritmo del tema en cuestión, nuestro personaje hará una acción. Por ejemplo, con Mega Man con cada botón dispararemos o saltaremos, lo que hace que estemos siempre sincronizados, haciendo la experiencia mucho más satisfactoria.

Otro aspecto de Old School Musical que me gustó mucho es el gran ritmo de cada tema, sin parar ni un solo momento, y a veces pasando a pulsar los botones LB y RB en vez de los botones de acción, lo que se traduce en situaciones algo distintas. El sentido del humor también ayuda, como ver que el anciano que nos dice “It’s dangerous to go alone” dice que soltemos esa espada normal y cojamos una espada láser, que es un arma mucho mejor.

Old School Musical

Habrá varios niveles de dificultad, y si bien en el más fácil no era complicado acabar cada tema sin un solo fallo, a medida que se iba complicando se añadían más botones que pulsar, y la experiencia de nuevo me recordó a Hatsune Miku, al tener que hacer casi virguerías con el mando para poder pulsar todos los botones a toda velocidad.

Es cierto que los juegos musicales son una de mis debilidades, pero Old School Musical me ha conquistado. Es divertido, la música es genial y la representación visual de cada juego es impecable. Estoy deseando saber cuándo se lanzará el Kickstarter y más adelante, cuándo estará disponible el título, ya que va a ser un título que los amantes de lo retro o de la música no se deberán perder.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *