Impresiones de Mantis Burn Racing. La esencia de Micromachines se actualiza

Mantis Burn Racing

Es curioso que no haya habido muchos juegos que hayan querido recuperar la esencia de Micromachines, que tantas horas de vicio nos dio. Todavía me acuerdo de los vicios que me pegaba, aunque era un renacuajo que apenas lograba dar una vuelta sin chocarme en varias ocasiones, pero es un título que se me quedó en la memoria.

Algo similar les ha pasado a los chicos de VooFoo Studios, ya que con Mantis Burn Racing quieren recuperar este tipo de experiencia de velocidad desde una perspectiva cenital, que todo el peso de los resultados recaiga en la habilidad de los usuarios, y cómo no, los piques para el multijugador local. Por lo que probé en la Gamescom en su versión de PS4, que estará disponible en breve dentro de poco junto a la de Xbox One y la versión de Steam (actualmente está en Early Access), van a lograr su objetivo a la perfección.

Obviamente, relanzar Micromachines en las plataformas actuales no funcionaría, ya que técnicamente se ha quedado muy desfasado. Es por eso que lo primero que hace Mantis Burn Racing es entrar por los ojos gracias a un apartado técnico increíble. Pensaba que el juego usaba el Unreal Engine 4, pero en realidad emplea un motor que ha creado el estudio británico con su propio sistema de físicas y demás, algo en lo que son unos expertos por su trabajo previo en los juegos Pure Pool y demás Pure.

mantis_burn_racing

En el juego habrá varios tipos de vehículos, desde algunos más pesados a otros más ligeros. Cada uno tiene sus propias características que afectan al peso, control, velocidad, etc, cuyos resultados se notarán en mitad de las carreras. Los circuitos serán bastante variados, teniendo superficies más de tipo rally, otros más urbanos, etc. Cada nivel tendrá sus propios atajos y caminos ocultos, siendo algunos atajos más indicados para los vehículos más pesados al haber algún tipo de barrera, de forma que un coche ligero puede seguir a uno pesado para luego usar él también el atajo. De lo contrario, al romper la barrera el coche ligero se frenaría bastante, lo que perjudicaría al ritmo actual de la carrera.

Las físicas y el control de Mantis Burn Racing serán uno de sus puntos fuertes, lo que se traducirá en una jugabilidad arcade pero no exagerada. Es decir, podremos derrapar fácilmente, pero las diferentes superficies ofrecerán una conducción diferente al tener más o menos tracción. Todo esto hará que la habilidad de los usuarios sea clave para lograr los mejores tiempos, aprovechando los mejores caminos posible, etc.

Mantis Burn Racing

Pude probar varios circuitos, un par de ellos más de rally y otro mucho más urbano. La diferencia entre ambos es abismal, con el de rally ofreciendo pistas más anchas por lo general, con algún camino más estrecho y tramos donde el terreno hace que tengamos que tener más cuidado a la hora de girar para no perder el control. Por otro lado, la ciudad era un circuito más estrecho, los derrapes son más complicados de hacer gracias al asfalto y el circuito está lleno de curvas muy cerradas.

Un aspecto que me pareció muy interesante fue el sistema de progresión, que está muy basado en los RPG. Al subir de nivel conseguiremos un objeto de mejora, que puede ser para el motor, la suspensión y cosas por el estilo. Cada coche tiene unos huecos para aplicar mejoras, y dichas mejoras tienen un nivel de efectividad. Nunca se parará de conseguir mejoras, ya que al usarlas la perderemos.

Mantis_Burn_Racing

Junto a las carreras estándar, también habrá un modo carrera y otros tipos de pruebas, como eliminación o contrarreloj. Además, el modo multijugador será muy importante, pudiendo jugar tanto en local hasta 4 usuarios y online hasta 8. Aunque se ve que el juego vendrá bien cargadito de contenido, esperan seguir ofreciendo un gran soporte después del lanzamiento para incluir nuevos circuitos y demás, lo cual nunca está de más.

En definitiva, Mantis Burn Racing tiene una pinta tremenda. Como fan de este tipo de juego de velocidad, es genial ver no solo lo bien que luce, sino también lo bien que se juega. Al añadirle un interesante sistema de progresión y la posibilidad de jugar con los amigos tanto en local como a través de internet, hay ganas de echar unas cuantas carreras más en esta joya que llenaría de orgullo a los creadores de Micromachines.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *