Impresiones de Splasher. La combinación perfecta de Rayman y Portal

Splahser

Mi género favorito es de las plataformas, y aunque últimamente ha habido muchos títulos de esta temática, pocos han logrado traerme las mismas sensaciones que los recientes Rayman. Al menos, hasta la pasada Gamescom, donde pude probar Splasher, un plataformas 2D desarrollado por Splash Team y distribuido por The Sidekicks, que se podría resumir entre una mezcla entre Portal, Splatoon y cómo no, Rayman Legends.

Al igual que Rayman, Splasher es un plataformas muy rápido, y de hecho se ha diseñado con los speedruns en mente, de forma que es posible jugar a toda pastilla sin parar ni un momento. Es en esos momentos cuando el título realmente enganchaba y hacía que no quisiera soltar el mando en ningún momento.

Durante los primeros niveles de la demo, “sólo” podíamos correr, saltar y disparar agua. Por el camino nos podíamos encontrar con paredes pintadas de rojo, que nos permitía pegarnos a éstas, lo que nos permite superar zonas pegadas al techo o ir por muros verticales saltando de un lado a otro para evitar cuchillas asesinas. Porque una cosa está clara, y es que hay obstáculos por todos lados, ya sean cuchillas, enemigos o ácido. De un golpe morimos, por lo que hay que movernos rápidamente, pero también con gran precisión.

Splahser

El diseño de estos niveles está muy bien pensado para que aprendamos a usar esta pintura, con mangueras que lanzan pintura y agua después, que borra la pintura, lo que nos obliga a movernos dentro de un marco de tiempo concreto. Obviamente, también podemos usar nosotros el agua de nuestra mochila de pintura para quitar el rojo, lo que nos puede permitir ir más rápido en algunas ocasiones (el rojo en el suelo nos hace ir más lentos) o hacer accesibles algunos coleccionables, como los otros trabajadores a los que tenemos que rescatar.

El rojo no será el único color que usemos en Splasher, ya que más adelante también aparecerá el amarillo, que nos permite rebotar. Combinando el amarillo con el rojo se logran niveles más espectaculares todavía, pero ahí no acaba la cosa. Llegado cierto punto podemos empezar a disparar pintura roja nosotros mismos, lo que aumenta las posibilidades en el nivel, y me recordaba irremediablemente a Portal 2 cuando empiezas a jugar con los geles de colores.

Splahser

El diseño de los niveles sigue potenciando el aprender poco a poco qué hace cada color, cómo usarlo cuando podemos disparar, para luego lanzarnos un reto más exigente. La parte más chula (y complicada) de la demo era cuando el ácido empezaba a subir por todo el nivel, teniendo nosotros que ir escalando sin que nos alcance usando los colores a nuestra disposición, mientras esquivamos todo tipo de obstáculos y si lo queremos, rescatamos a los científicos que están por ahí perdidos.

El estilo visual y sonoro del juego es bastante simple, pero muy efectivo, para que en todo momento podamos identificar a los enemigos, obstáculos y en definitiva, todo lo que nos puede matar. También es fácil identificar las paredes y superficies donde podemos pintar, lo que ayuda cuando tenemos que ir a toda velocidad.

Splahser

Todavía falta mucho por ver, como los demás colores, poder usar además el amarillo y enfrentarse a muchos niveles más, por lo que tengo muchas ganas de seguir pintando y saltando con Splasher. El juego todavía no tiene una fecha de lanzamiento fija, pero se espera para finales de 2016 o principios de 2017. Si os gustan las plataformas y/o disfrutasteis de las últimas aventuras de Rayman, no le perdáis la pista a este título, que apunta maneras.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *