Impresiones de Steep. Los deportes de nieve regresan en su vertiente más multijugador

steep-logo

Como cada E3, Ubisoft siempre se esconde un anuncio que pocos esperan, y en esta ocasión se trató de Steep, que no podía llegar en mejor momento ante la falta de cualquier título de snow o deportes de riesgo en general. Como fan de estos juegos me causó bastante expectación por todo lo que intentaban conseguir en cuestiones multijugador, y gracias a la Gamescom hemos podido ir a la montaña para disfrutar de las actividades más frescas, peligrosas y divertidas de todas.

Aunque no lo promocionen como tal, Steep es una especie de MMO deportivo, al ser necesario estar siempre online y no parar de encontrarnos con otros usuarios que estén en nuestro mismo servidor. Tendremos a nuestra disposición una amplia montaña a explorar, siendo el primer mundo abierto de este tipo en un juego de estas características.

Sin embargo, el mundo no estará abierto desde el primer momento, siendo necesario a veces completar eventos especiales que avancen la “narrativa de la montaña” como lo llaman los desarrolladores, y así ganar acceso a una nueva área. Con eso no es suficiente, ya que también hay que localizar diferentes puntos de aparición a los que poder teletransportarnos, y con los que descubrir nuevos eventos. Sí, como las atalayas de Assassin’s Creed.

steep

Para encontrar todos estos emplazamientos, será necesario combinar todas las disciplinas deportivas que nos ofrece el título: snow, esquí, parapente y vuelo en wingsuit. Además, podremos ir andando para explorar áreas de lo contrario inaccesibles, y así acercarnos lo suficiente a estos puntos de aparición para así activarlos a distancia con los prismáticos.

Lo bueno es que para la exploración no es necesario ponerse a buscar directamente estos puntos, ya que a veces al completar pruebas, si los marcamos en la distancia, puede que acabemos lo suficientemente cerca, el juego nos avisará y podremos desbloquearlos al acabar otra prueba.

steep2

En cuanto al multijugador, podremos jugar con nuestros amigos o crear grupos con desconocidos. Al hacerlo, se compartirá la montaña entre ambos jugadores, por lo que es posible crear eventos propios al usar varios marcadores para crear una carrera improvisada, por ejemplo. Además, las puntuaciones se compartirán entre los amigos, para así aumentar el pique y ver quién es el mejor.

Para ello, es importante el sistema de puntuación, que está bastante trabajado en Steep. Podemos conseguir puntos por deslizarnos, pasar cerca de obstáculos o hacer trucos. El multiplicador además aumenta si hacemos cualquiera de estas cosas cerca de otro jugador, para así animar a que todos trabajen en equipo. A su vez, al crear un grupo podemos ver qué tipo de puntuación suele conseguir por su distinto, para así ver si es alguien técnico, un temerario o le encanta hacer trucos.

steep3

Todo esto se tiene en cuenta para las pruebas que nos ofrecerá el título, que pueden ser carreras por puntos de control, competiciones por ver quién consigue más puntos de un estilo concreto y cosas por el estilo. Mientras que el esquí y el snow tienen las mismas pruebas, el traje de wingsuit tiene sus propios retos. Sin ir más lejos, la prueba narrativa consistía en pasar por pequeñas puertas situadas cerca del suelo, por lo que era un verdadero reto. Otra prueba nos hacía conseguir puntos si estábamos cerca del suelo, premiando así la temeridad.

A la hora de jugar, Steep es una delicia en cualquiera de sus deportes. El esquí y el snow funcionan muy bien, usando el stick izquierdo para el movimiento, y el derecho para la rotación de la tabla, lo que se puede usar para frenar en momentos concretos y así evitar diferentes tipos de obstáculos. Los trucos son también fáciles de hacer, usando los gatillos para agarrar la tabla, y los sticks para realizar giros, pudiendo combinar todo para hacer trucos más épicos, pero que podrían hacernos caer y romper el combo.

El wingsuit por otro lado se controla casi igual que en Just Cause 3, funcionando como una especie de avión de una persona, pero siendo muy frágiles, ya que con un solo choque acabaremos reventados. De hecho, tuve varias caídas muy espectaculares al ir muy rápido y chocar contra una rama. Al ir volando, podemos activar el paracaídas, para así aterrizar en una zona segura e inaccesible de otra forma, y continuar explorando con el snow o los esquí. En este sentido, la exploración funciona muy bien, y como el mapa no es un dibujo, sino la representación en 3D de la montaña, es más sencillo encontrar todo y hacernos una idea del terreno de la zona.

Lo único que todavía no me ha convencido del juego es su apartado técnico. Como tal no luce nada mal, aunque aún tiene cosas que mejorar en la demo que se podía probar, ya que los árboles tardaban en cargar sus texturas, había bastante popping, etc. Los desarrolladores son conscientes de ello y están trabajando en estos problemas visuales, con que es de esperar que no estén presentes en la versión final.

steep4

El otro inconveniente es el uso de la cámara GoPro. Más allá de motivos publicitarios, no le veo utilidad a esta cámara para jugar, ya que todo se mueve muchísimo y perdemos ángulo de visión, lo que hace que sea casi injugable desde esta perspectiva. En las repeticiones seguramente no luzca mal, pero parece que su inclusión ha sido más por marketing que otra cosa.

A pesar de estas pequeñas pegas, Steep me ha ofrecido en esta primera toma de contacto justo lo que esperaba: un juego de snow y deportes de riesgo divertido, que funciona y accesible pero a la vez desafiante para conseguir todo perfecto. Si a esto le sumamos sus interesantes opciones online (pese a la tara de tener que estar siempre conectados) y el inmenso mundo para explorar que tendremos a nuestra disposición, puede que estemos ante el juego deportivo de este tipo que los fans llevábamos esperando desde hace mucho tiempo.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *