Impresiones de Shiness: The Lightning Kingdom. Lo japonés y los beat’em up se dan la mano

Shiness-The-Lightning-Kingdom

Hay bastantes juegos independientes que empezaron su desarrollo gracias a Kickstarter, y a partir de un gran éxito, luego consiguen dar con un Publisher para ayudar en el desarrollo y la publicación del título. Este es el caso de Shiness: The Lightning Kingdom, que encandiló en Kickstarter gracias a su genial apartado visual y la interesante mezcla entre el clásico RPG japonés en cuanto a la exploración y su aproximación al combate, lo que hizo que Focus Home Interactive se fijara en el título.

Tras unos años de desarrollo su lanzamiento está a la vuelta de la esquina, y aprovechando la Gamescom por fin los fans hemos podido catar el juego en una versión muy avanzada. Al igual que con Edge of Eternity, como backer del juego me ha alegrado lo bien que está resultando el proyecto en todos los aspectos posibles.

La demo empieza con una escena de vídeo en la que el protagonista está en una nave voladora junto a un amigo de su misma especie. Dicho amigo salta de la nave al ver que ésta se va a estrellar, mientras que nosotros casi nos hundimos con nuestro navío por cabezonería. Al realizar un aterrizaje forzoso (o más bien sufrir un buen accidente) nos encontramos en un bosque lleno de criaturas poco amigables, y varios personajes que parecen saber más de la situación que nos ha metido en este embrollo que el propio héroe. La mayoría de escenas están en formato cómic, quedando muy bien con la estética del juego.

Como podéis observar, es una demo que no spoilea mucho la historia del juego, ya que será uno de sus aspectos más atractivos. De hecho, es muy interesante ver cómo han creado un lenguaje únicamente para el juego para que usen los personajes, lo que demuestra la dedicación en este aspecto.

En la demo, por tanto, nuestro objetivo es encontrar a nuestro amigo. Para ello recorreremos el escenario, que de momento es bastante lineal, resolviendo pequeños puzles y combatiendo con los enemigos que nos hagan frente.

Shiness-The-Lightning-Kingdom

La exploración es bastante típica de los RPGs clásicos, buscando caminos alternativos que nos lleven a un buen botín, recogiendo materiales para poder construir objetos (esto no se llega a hacer en la demo) y resolviendo pequeños puzles. Éstos consisten básicamente en pulsar diferentes interruptores con los menhires que podemos invocar, con la limitación de que sólo puede haber dos menhires invocados a la vez. Más adelante habrá mazmorras con rompecabezas más complicados, pero esta mecánica ciertamente se puede usar para crear buenos puzles.

Por el camino también nos encontraremos a diferentes NPCs que nos darán información sobre el lugar en el que estamos, o incluso nos pedirán completar objetivos secundarios a cambios de recompensas. De nuevo, en esta demo todo está limitado y es bastante lineal, pero esto será importante de cara a la versión final.

Shiness-The-Lightning-Kingdom

En cuanto al combate, entraremos en una especie de arena al tocar al enemigo. Las peleas son básicamente como las de un juego de lucha, participando siempre en peleas de 1 contra 1 al más puro estilo Dragon Ball. Podremos realizar diferentes tipos de ataques, bloqueos, esquivas o parrings, siendo los combates dinámicos y divertidos de jugar, aunque por ahora en la demo tampoco eran muy desafiantes.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *