Impresiones de Oh… Sir! The Insult Simulator. Los sires afilan la lengua

insult_simulator

Los insultos son algo muy común de la vida, pero siempre nos cuesta imaginarnos a un sir británico insultando a otro sir gracias a su finura, compostura y pijería en general. Sin embargo, eso es precisamente lo que nos propone Oh… Sir! The Insult Simulator, que es claramente de las propuestas más absurdas y divertidas de la Gamescom.

La idea del juego es muy clara: enzarzarse en duelos de insultos entre los miembros de la alta sociedad claramente británica, que se enfrentan, al menos en la partida que jugué, porque alguien está tomando el té usando un cadáver para sostener las tazas. La premisa es ya de por sí una locura, pero el duelo no ha hecho más que comenzar.

En mitad de la pantalla hay varias palabras o conjuntos de palabras que se tienen que coger para formar el insulto perfecto que mine la moral del oponente. Para ello, en cada turno tenemos que seleccionar una de las opciones disponibles, que se eliminará de la lista para cuando le llegue el turno al rival.

Obviamente, como buenos sires, no se puede decir cualquier cosa, sino que hay que respetar la gramática, empezando siempre por algún nombre y luego ya completando el insulto con las demás palabras. Si las opciones no nos convencen, también podemos beber una taza de té para cambiar las dos palabras comodín que tiene el personaje para ese insulto, por lo que hay que pensar rápido para ir formando estos insultos.

Las pullas van desde lo típico de llamar vieja a una mujer a locuras de manual como que la reina está muerta o no hace nada bien, que tu padre nunca ha visto Star Wars o que tu hijo posa para las revistas desnudo porque tu estilo apesta. Los personajes tienen puntos débiles que hacen que algunos insultos sean más efectivos, como lanzar insultos sobre la edad, la ropa o la realeza.

ohsir-insult-simulator

Las opciones para crear los insultos son amplísimas, y ciertamente lo único que nos puede frenar es nuestra imaginación, ya que incluso auténticas locuras pueden ser pullas que vuelvan loco al oponente, ya sea porque ha perdido neuronas por la tontería que acabamos de soltar o porque ciertamente le hiere al orgullo.

Estos duelos funcionan como peleas en un juego de lucha, y ciertamente no duran mucho, lo que harán de este un título perfecto para las quedadas con amigos. Un punto a su favor es que, además del multijugador local, habrá multijugador online entre todas las plataformas, ya sea la versión de iOS, Android o PC. También se puede jugar contra la IA, pero claramente es mejor ver qué locuras pueden salir de la imaginación de un humano.

ohsir-insult-simulator

Todo esto está genial, y encima en breve podremos disfrutar del juego, pero tiene una pega importantísima: el idioma. Solo va a lanzarse en inglés, por lo que o se sabe la lengua de Shakespeare o quedaremos en ridículo al no poder ni lanzar un buen insulto. El motivo es que el estudio es muy pequeño y requeriría muchísimo trabajo para ajustar la gramática a cada idioma, algo que ya es muy laborioso solo en inglés.

Esto afectará muchísimo a Oh…Sir! The Insult Simulator en nuestro país, lo que hará que pase más bien desapercibido. Aun así, si el idioma no es un problema y os gusta eso de pelear más con una lengua viperina que con los músculos, esta locura de juego no se os puede escapar.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *