Impresiones de F1 2016. Así arranca la carrera de un piloto de Fórmula Uno

f1_2016-3401296

Los chicos de Codemasters son algunos de los mejores desarrolladores de juegos de velocidad que hay en la actualidad, por lo que es algo sorprendente que en los últimos años, los títulos de la Fórmula Uno no hayan destacado tanto. Pero eso va a cambiar, o eso pretenden, con F1 2016, la entrega de este año que viene repleta de novedades, y que ya hemos podido probar largo y tendido durante unas tres horas aproximadamente.

La principal novedad de esta entrega será la inclusión de un modo Carrera, donde nos crearemos un piloto y tendremos que lograr los mejores resultados posibles durante 10 temporadas. ¿Lograremos ser leyendas como Schumacher, o pasaremos sin pena ni gloria? Todo dependerá de nuestra actuación y las decisiones que tomemos, siendo la primera fundamental: ¿en qué escudería correr?

Las escuderías se dividen en tres niveles de categoría, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Las de más alto nivel serán las ya más rápidas y potentes, pero a cambio, los costes y objetivos que nos planteen serán mucho más altos, lo que aumenta la dificultad. A medida que la escudería sea peor, más barato será mejorar nuestro equipo, y menos intensos serán los objetivos que nos planteen.

F1_2016_Hungary_12

El objetivo de este modo es que nos sintamos como un piloto de Fórmula Uno, para lo cual tendremos contacto con nuestra agente y jefe de investigación y desarrollo, estaremos en varias zonas del padock para realizar los ajustes y contactos necesarios, etc. Las sensaciones que deja este modo tras probar los cuatro primeros grandes premios son bastante positivas, eso que todavía falta bastante por comprobar.

Algo interesante es que se nos plantearán diferentes rivalidades con otros pilotos, y si ganamos, obtendremos más prestigio. No sabemos muy bien para qué servirá esto todavía, pero puede ser algo curioso. Al mismo tiempo, como entramos de novatos en cualquier escudería, seremos los segundos pilotos, teniendo que demostrar nuestra valía para ser los primeros pilotos del equipo, y mejorar así nuestra condición laboral. Para medir nuestro rendimiento, habrá varios indicadores que nos mostrarán si lo estamos haciendo bien, mal o estamos superando las expectativas. Si lo hacemos muy bien, incluso llegaremos a conocer gente importante del mundillo que ha sido representada en F1 2016.

F1_2016_Hungary_31

Todo esto es previo a los grandes premios, y al llegar a estos, la experiencia es bastante realista. Todo empieza con las sesiones de entrenamiento, pudiendo realizar varios objetivos y pruebas para familiarizarnos con la pista, probar la vida útil de los neumáticos o medir nuestros tiempos. En función de los resultados, iremos ganando puntos para mejorar el coche, aunque estas mejoras no las disfrutaremos hasta el siguiente gran premio. Con estos entrenamientos también podremos ver diferentes estadísticas que nos resultarán muy útiles a la hora de ver en qué puntos del circuito somos mejores, si tenemos que practicar las frenadas para que los neumáticos aguanten más, etc. En función del grado de simulación que queramos conseguir, todos estos datos los veremos como curiosidades o como valiosos.

Finalmente ya llega la hora de realizar la clasificación y la carrera. Al salir a competir, es curioso el minijuego que han introducido para arrancar. Básicamente, tenemos que mantener el embrague pulsado y acelerar, teniendo que soltar el embrague cuando queramos empezar a movernos. De esta forma, los inicios de las carreras son más interactivos, y hasta podemos salir antes de tiempo y acabar descalificados, o al contrario, salir muy tarde y perder muchas de las posiciones que tanto nos costaron superar en la clasificatoria.

F1_2016_Silverstone_21

En cuanto a la jugabilidad de F1 2016, no puedo comparar mucho con los anteriores, al ser la primera entrega que juego en años de este tipo. Sin embargo, las sensaciones fueron bastante positivas. Tanto con mando como con volante (probamos un Thrustmaster T150 y un asiento de PlaySeat), el control respondía a las mil maravillas. El uso de diferentes tipos de neumáticas se notaba, y en la carrera donde llovía, el control era mucho más complicado, además de lucir muy bien.

Algo que no me convenció demasiado fue la agresividad de la inteligencia artificial. Hubo muchos momentos en los que yendo rectos o tomando una curva de forma normal, un oponente nos golpeaba sin ningún motivo y nos hacía perder el control del coche. Aquí el uso de las repeticiones y los flashbacks nos pueden ahorrar mucho sufrimiento, pero a veces llegaba a resultar incluso cómico lo violentos que eran. ¿Se creían que estaban jugando a un Burnout? Además, aunque el impacto fuera por culpa del oponente, las amonestaciones nos las ponían a nosotros, lo cual era todavía más ilógico.

Otros aspectos estaban más cuidados, como la presencia del pitlane más trabajado, las entradas a boxes realistas o la presencia del “Safety Car”, tanto físicamente como virtual para momentos no tan peligrosos.

F1_2016_Hungary_02

Otra novedad de esta entrega viene por los circuitos presentes, destacando el circuito urbano de Azerbaiyan, y la presencia del equipo de Haas, el primero norteamericano.

Técnicamente, el juego no luce nada mal, destacando la lograda sensación de velocidad y los mencionados efectos de lluvia. Es cierto que no llega a igualar a Driveclub en cuanto a espectáculo técnico, pero está bastante bien. El sonido sí está más logrado, gracias a un muy buen doblaje al castellano de los personajes con los que interactuaremos y los comentaristas durante los grandes premios, junto cómo no, al genial rugir de los motores.

En definitiva, F1 2016 promete ser una entrega muy completa para los fans de la Fórmula Uno, que podrán disfrutar del título a partir del próximo 19 de agosto.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *