Impresiones de The King of Fighters XIV. El clásico de lucha se moderniza

The-King-of-Fighters-XIV

Los juegos de lucha han tardado algo en llegar a la actual generación de consolas, pero en nada de tiempo las principales franquicias están presentando sus nuevas entregas, y a finales de verano le tocará a ATLUS con el más que prometedor The King of Fighters XIV, el regreso de la popular saga que pretende modernizarse ligeramente al mismo tiempo que se mantiene fiel a sus raíces.

Recientemente hemos podido probar una demo en la que “solo” podíamos combatir contra otros usuarios o contra la CPU, por lo que todavía faltan por ver los numerosos modos de juego que traerá el título, pero en lo que es materia jugable, estamos ante un título muy a tener en cuenta.

Lo primero que impresiona al seleccionar luchadores es la enorme cantidad de personajes que hay disponible. En esta versión había unos 48 luchadores para escoger, una cifra impresionante teniendo en cuenta que la cantidad normal a la que nos tienen acostumbrados en la actualidad ronda la veintena. Personalmente, hacía una barbaridad que no jugaba a una entrega de la saga (un poco a alguno de los clásicos y poco más), con que la gran mayoría me resultaban completos extraños, lo cual era emocionante y hasta un poco abrumador.

King of Fighters 24983094815_21fcd04112_b

Hay una gran variedad de personajes, algunos más normales y otros de lo más extravagantes. Una luchadora me recordó a la cantante de Alemania de Eurovisión por su extravagante vestuario, mientras que el luchador de wrestling con el traje de dinosaurio es cuanto menos para reírse al verlo.

El gran cambio de esta entrega respecto a las anteriores es el salto a las 3D en vez de seguir apostando por gráficos en 2D. Esto resulta algo extraño en principio, pero todo se ha adaptado bastante bien. El problema es que no entra por los ojos como otros juegos de lucha tipo Street Fighter VMortal Kombat X. Al menos, es servicial, y los personajes no lucen mal, al igual que los escenarios.

En cuanto a la jugabilidad, los combates que pudimos disfrutar de The King of Fighters XIV eran de 3 v 3, por lo que cada usuario podía formar su equipo con tres luchadores. A medida que cada uno iba siendo derrotado, entraba el siguiente al ring, pudiendo elegir de antemano el orden en el que irían nuestros personajes a combatir. Esto es importante, ya que igual queremos un luchador inicialmente para hacer más bien llaves o ataques especiales, y dejar para el final otro más centrado en patadas y puñetazos, por ejemplo. Aunque claro, para poder llevar a cabo estas estrategias hay que saber jugar bien, algo que desgraciadamente ni un servidor ni los que probamos el juego hacíamos.

King Of Fighters  XIV announce screenshot 3

Los combates son bastante técnicos, alejándose del estilo de Tekken y más propio de juegos tipo Street Fighter. Esto hace que los machacabotones no tengamos muchas opciones de hacer algo visualmente espectacular o muchos ataques especiales. Aun así, logré realizar varias llaves y ataques finales con varios personajes, resultando bastante espectaculares, y sobre todo, satisfactorios. Algo bueno de tener tantísimos personajes es que son muy variados entre sí, por lo que tras unos cuantos combates experimentando, es fácil tener ya unos favoritos que se adecuen más al estilo de lucha de cada usuario.

A medida que se va peleando, las barras de energía de la parte inferior se van rellenando. En cualquier momento es posible usar una para aumentar nuestro poder durante un breve espacio de tiempo, además de poder usarlas para realizar los mencionados ataques finales.

Los combates son bastante rápidos y dinámicos, y a pesar de los gráficos en 3D, son siempre en un plano 2D, por lo que la jugabilidad clásica de la saga se ha mantenido sin demasiadas modificaciones.

King Of Fighters XIVMarch_04

Aunque no pude exprimirlo tanto como me hubiera gustado por mi falta de habilidad, la verdad es que The King of Fighters XIV tiene muy buena pinta. Su enorme plantel de luchadores y la jugabilidad clásica son todo un acierto, y la promesa de una gran cantidad de modos de juego es muy prometedora. Puede que no sea el juego de lucha con los mejores gráficos del mercado, pero apunta a ser uno de los más completos y divertidos, algo que podremos comprobar el próximo 26 de agosto.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *