Experiencias VR: viajamos al fondo del mar en “theBlu” con HTC Vive

theblu_screen_007

Este es el amanecer de la Realidad Virtual de consumo y, por que no, ahora podemos disfrutarlo desde las profundidades marinas gracias a HTC Vive y el estudio Webvr, que nos trae theBlu. theBlu Season 1 se comprende de tres episodios que nos transportan, virtualmente claro, al fondo del mar, donde pasaremos unos minutos cautivados por la gran belleza bajo las aguas.

theBlu es una de las mejores experiencias con las que entrar en el mundo de la Realidad Virtual, ideal como introducción para aquéllos que nunca han estado en contacto con esta tecnología. Después del tutorial esta es una de las primeras experiencias que hemos vivido con nuestro nuevo y flamante HTC Vive.

theBlu nos propone tres experiencias diferentes, a varias profundidades. La primera y mas conocida es theBlu: Whale Encounter siendo la más conocida la que nos lleva a encontrarnos con una ballena desde los restos de un barco hundido. Es difícil expresar la sensación de este momento, algo que puede variar entre personas de diferente sensibilidad. Es algo épico, realmente esa ballena esta ahí y solo nos queda desear hasta poderla acariciar (no, esto no es posible aún y requerirá de varios avances en tecnología háptica). Este encuentro es alucinante y a mi me dejó con la boca abierta, pero para mi mujer se convirtió en un momento de terror hasta el punto que tenía que mirar para otro lado e, incluso, llegarse a sacar el HTC Vive de los ojos para, literalmente, seguir respirando.

theblu_screen_004

Vista la experiencia inicial de mi mujer, decidí poner otra de las experiencias a una amiga que afirma tener fobia a las profundidades del mar, a no ver lo que hay debajo de la superficie. La ballena igual sería demasiado para ella, así que era el momento de hacerle pasar por la que es la experiencia más tranquila de las tres, theBlu: Reef Migration, donde nos encontramos en un arrecife coralino con multitud de anémonas y coloridos peces a nuestro alrededor, incluyendo la visita de una tortuga. Eso sí, los gritos de la amiga cuando se aproxima un banco de brillantes medusas… se lanzó al suelo. Resulta que tiene fobia a las medusas tras una desafortunada experiencia de niña.

Es así de intenso e, incluso, podría llegar a ser terapéutico si se atreve de nuevo a enfrentarse a sus temores.

theblu_screen_008

Estas son reacciones resultantes de la gran inmersión (en todos los sentidos) que se genera. Con el HTC Vive puesto y los cascos de audio, uno se siente aislado del mundo que le rodea. Girarse y poder admirar este fondo del mar, rico de vida y belleza, es una experiencia que realmente hace olvidar las limitaciones de la Realidad Virtual actual, como la reducida resolución comparada con un monitor HD.

Pero lo mejor para mi llega con la tercera experiencia, the Blu: Luminous Abyss, que nos adentra a las grandes profundidades oceánicas donde no llega la luz solar. En nuestra mano tenemos una linterna que podemos usar para iluminar nuestro entorno, una especie de esqueleto de una gran criatura. Entre los huesos, cientos de seres iridiscentes harán acto de presencia. Este es un momento de soledad máxima y gran belleza.

theblu_screen_005

theBlu se puede encontrar en Steam por 9,99 euros y, aunque cada experiencia dure tan solo unos minutos, si tienes un HTC Vive es impensable no hacerse con esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *