Impresiones de Resident Evil Zero HD Remaster. El origen de la franquicia mejora su aspecto

resident_evil_0_hd_remaster_wallpaper_6_by_xleonkennedyx-d9iwjx0

Capcom está en un período como de transición a la nueva generación, con muy pocos juegos nuevos en el horizonte y tomando ideas de sus mejores juegos para, casi seguro, relanzar con fuerza sus sagas más populares. Esto les está yendo muy bien, sobre todo con Resident Evil, con que en cuestión de unos días nos tocará disfrutar de Resident Evil Zero HD Remaster. Igual que ocurrió el año pasado con Resident Evil HD Remaster, volveremos a encontrarnos con una remasterización de esta entrega que no salió de las consolas de Nintendo hasta ahora.

Hemos podido probar los primeros minutos de la versión de PS4 para ver qué tal le siente el salto al HD. En esencia, han seguido la misma ruta que con la otra remasterización. Ahora todo está a 1080p, y dan la opción de jugar en panorámico o en 4:3. Ambas opciones son buenas, y el formato panorámico no le sienta nada mal al juego.

Curiosamente, las CGIs del título es lo que menos se han mejorado, y lo que puede resaltar más respecto al resto del juego. Ahora no había dientes de sierra ni fallos gráficos extraños, viéndose todo con más nitidez que antes. Esto hace que las CGIs se vean peor, además que se ven más pixeladas.

Resident-Evil-0-HD-Remaster-2

Personalmente, nunca llegué a jugar al juego en su versión original, pero el estilo de juego clásico le sigue sentando bastante bien. Como en los originales, estamos ante una entrega en la que hay ángulos de cámara fija, no podemos movernos al apuntar y hay tiempos de carga con la animación de abrir una puerta o subir las escaleras. Hay cosas de este estilo clásico que me han gustado, pero otros creo que los deberían de haber retocado algo más.

Por ejemplo, los ángulos de cámara eran geniales, y realmente me metían más en tensión que todo Resident Evil 5, eso que no llegué a salir del tren del principio del juego. En lo negativo, las microcargas cada vez que se cambia de ángulo de cámara es molesto y rompe el ritmo de juego. Lo mismo con las cargas constantes al entrar en una habitación. Entiendo que pueda generar tensión el ver cómo se abre la puerta, pero tras dar vueltas por el nivel buscando la llave con la que avanzar, se me terminó haciendo pesado en unos pocos minutos.

Algo que sí me ha gustado es cómo se plantea el modo cooperativo. Ésta fue la entrega que inició el tema de cooperar con alguien en Resident Evil, y aquí se ve que funciona bastante bien, al menos en los primeros minutos del juego. Por un lado está Rebeca Chambers, una joven miembro de STARS, y Billy Coen, un preso fugado. Ambos tendrán que ayudarse, teniendo sus propias características que lo hacen más apto para el combate o para curar.

Resident-Evil-0_2015_12-08-15_004

En los primeros compases de la aventura se ve cómo no siempre estarán juntos, y aun así se tendrán que ayudar intercambiando objetos para avanzar, como cuando uno de ellos se queda encerrado en una habitación con un pequeño ascensor para objetos como vía de comunicación con el otro. Por lo demás, es un Resident Evil clásico, para bien o para mal en función de vuestros gustos.

Por lo que hemos podido ver, Resident Evil Zero HD Remaster hará las delicias de los fans de la saga que quieran disfrutar de la edición definitiva de esta entrega. Las mejoras visuales igual no son muy rompedoras, pero se ve realmente nítido, suena genial y te sigue metiendo en tensión en un enfrentamiento contra un zombie cualquiera. Ahora esperemos que tras esta colección de remasterizaciones llegue la continuación real de la saga para celebrar como se merece su vigésimo aniversario.

Entradas relacionadas:

Comentarios

    • En efecto, no jugué a los RE clásicos. Y entiendo que en su momento estuvieran, y si fuera un port sería normal. Pero se trata de una remasterización, y no cuidar ese aspecto técnico, que se daba por una limitación más que por otra cosa, no me gusta.
      Pero sí, también es cierto que estoy demasiado acostumbrado a los RE modernos, y al no haber jugado a los clásicos me cuesta más acostumbrarme.

  1. Las microcargas de las puertas son un toque clásico característico de las primeras entregas de Resident Evil, sin ellas se perdería el ambiente del juego -lo cual es una herejía-; hacen parte del suspenso que caracterizaba al survivor horror de la época y que se perdió desde RE4… así que quejarse de algo emblemático de la saga, es básicamente desconocer el mismo juego.

    • Lo de las puertas no me molestó demasiado. El problema que le vi eran las microcargas al cambiar el ángulo de cámara, por lo que comentaba que la acción se cortaba y no era fluida. Pero sí, no haber disfrutado de estos juegos en su momento hace que ahora choquen más estas cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *