Los mejores juegos de 2015 by Luismi

    best_game_2015

    Este 2015 ha sido un gran año para los videojuegos, con el lanzamiento de muchos títulos esperadísimos como el final de la trilogía de Batman: Arkham Knight, el último juego de Kojima con Konami en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain o la conclusión de las aventuras de Geralt de Rivia en The Witcher 3. Eso por no mencionar el regreso de los juegos musicales, la vuelta de Star Wars, un gran florecimiento de las aventuras interactivas y mucho más. Con todo lo que ha habido, es hora de echar un vistazo atrás para ver qué ha sido lo que más nos ha convencido, y qué es lo que más nos ha decepcionado, que ha habido algunos títulos que no han estado a la altura.

    La siguiente lista es personal, y en breve mis compañeros publicarán la suya, con que se basa exclusivamente en los juegos que he jugado, faltándome varios como Bloodborne, Yakuza 5Assassin’s Creed Syndicate entre otros. Dicho esto, no os olvidéis de decirnos cuáles han sido vuestros juegos favoritos del año en los comentarios.

    Mejor aventura de acción: Rise of the Tomb Raider

    rise-of-the-tomb-raider-e3-2015-6

    El reboot de Tomb Raider fue genial, aunque para mí le faltaba más de la exploración de tumbas y puzzles que hicieron popular a la franquicia en pos del espectáculo de Uncharted y la supervivencia. Por eso me alegro un montón de que Rise of the Tomb Raider haya combinado muy bien los dos aspectos, con una historia centrada no solo en el pasado de Lara, sino en una búsqueda de un descubrimiento arqueológico.

    No solo eso, sino que jugablemente nos ofrece más y mejor de todo lo visto en el reboot. Tenemos zonas abiertas más grandes, unas tumbas muy divertidas, unos combates con más opciones que antes y unos gráficos sencillamente espectaculares. Mucha gente criticó el tema de la exclusividad temporal con Xbox One, pero eso no debería de afectar la percepción del juego. Cuando lo pueda disfrutar cada uno que así sea, pero que no se os escape esta nueva aventura de Lara Croft, y que se prepare Nathan Drake, que va a tener un rival muy duro a batir el año que viene.

    Mención de honor: Dying Light.

    Mejor aventura interactiva: Life Is Strange

    Life Is Strange

    Este es uno de los juegos que me fastidia no haber tenido tiempo de analizar, pero que no puedo dejar de recomendar. Life Is Strange ha superado a Telltale Games en su propio juego dentro de las aventuras interactivas (no creo que se puedan llamar aventuras gráficas) gracias a una aventura episódica adictiva y que iba a más con cada capítulo. La propuesta es bastante sencilla: Max descubre que puede rebobinar el tiempo, y se tiene que enfrentar a varios misterios mientras se vuelve a encontrar con su amiga de la infancia, Chloe.

    Las decisiones que tomamos realmente tienen un impacto en el juego, con alguna escena en la que las posibilidades de lo que podía pasar dependía de decisiones tomadas incluso episodios atrás. Además, las mecánicas de rebobinado daban lugar a puzzles bastante interesantes, ofreciendo algo ligeramente distinto en cada episodio. Pero lo más importante es que la historia era genial. La conclusión puede que no me entusiasmara, pero el camino fue fantástico, haciéndome realmente pensar sobre aspectos cotidianos de la vida como pocos otros juegos han logrado. En breve saldrá la versión física, con que si lo preferís a descargar los episodios y os gustan los juegos narrativos, es altamente recomendable.

    Menciones de honor: Until Dawn y Tales from the Borderlands

    Mejor FPS: Call of Duty: Black Ops III

    Call of Duty Black-Ops-3_Stronghold_Broken-Arrow_WM

    Este año la saga Call of Duty ha vuelto a estar en plena forma gracias a Black Ops III al ofrecer el juego más completo de la saga, y también el que se acerca más a la ciencia ficción pura que a las clásicas historias militares. Sí, las señas de identidad de la saga siguen estando muy presentes, pero gracias a una campaña de lo más divertida, un modo Zombies muy completo y un multijugador divertidísimo, era imposible no parar de jugar.

    Es curioso cómo pequeñas novedades como las habilidades especiales a lo Destiny o incluso el diseño ligeramente más abierto de las misiones pueden hacer que la perspectiva del juego cambie radicalmente. Tengo curiosidad por cómo será el futuro de la saga y si se irán cada vez más al futuro, pero por ahora tenemos una entrega que nos tendrá pegados al mando durante horas y horas.

    Mención de honor: Halo 5: Guardians

    Mejor RPG: The Witcher 3: Wild Hunt

    witcher-3-1

    Este año ha habido un duelo de titanes dentro del género RPG, y aunque solo he podido disfrutar de The Witcher 3: Wild Hunt, dudo mucho que cualquier otro juego me haga sentir lo mismo que la aventura de Geralt de Rivia. Estamos ante un mundo inmenso lleno de detalles y sobre el que tenemos un impacto real a través de las decisiones que tomamos, siendo en todo momento un juego de rol al tomar el papel de Geralt y no un personaje inventado.

    Este mundo es uno de los puntos fuertes del juego, ya que realmente está vivo, y las historias en las que nos enzarzamos son increíbles, tanto en la parte principal como en la secundaria. Incluso tenemos una expansión muy completa que añade más horas de juego. Si no lo habéis jugado todavía, ¿a qué estáis esperando?

    Mejor juego musical: Persona 4: Dancing All Night

    Persona-4-Dancing-All-Night-3

    Los spin-off pueden salir o muy bien o terriblemente mal. Por suerte Persona 4 ha tenido entregas secundarias realmente buenas, y aunque nunca se podrían acercar a la grandeza del original (si no lo habéis jugado, altamente recomendable), Dancing All Night es sencillamente genial. Tenemos una historia que continúa bastante bien lo visto en el original, y que explica por qué los chicos del Equipo de Investigación usan el baile para luchar contra las sombras o cómo es que todos saben bailar.

    No solo tenemos una historia bastante completa, sino un catálogo de canciones sencillamente genial. Los remixes de los temas vistos en el juego principal quedan de lujo dentro de un juego musical, siendo muy adictivo conseguir desbloquear absolutamente todo y ver el reto de superar cada nuevo nivel de dificultad. Sin duda, una forma genial de ir con mucho ritmo con PS Vita, y prepararnos para Persona 5.

    Mejor survival horror: Until Dawn

    until_dawn-2672899

    Este premio también podría ser mayor sorpresa, porque debido al turbulento desarrollo de Until Dawn pensaba que iba a ser un desastre. Sin embargo, ha resultado ser uno de los juegos con los que más me he divertido en todo el año. Bajo el planteamiento “¿cómo dirigirías a los personajes de una película de terror?”, nos encontramos ante una aventura a lo Heavy Rain pero que hace todo lo que Quantic Dream no ha logrado hacer: que nuestras decisiones sean inesperadas e importen a largo plazo.

    Vale, sigue habiendo mucha decisión falsa y los personajes no pueden empezar a morir hasta la mitad más o menos, pero algunas decisiones sencillas pueden hacer que un personaje pueda morir de forma inesperada (y violenta), o buscar que algún personaje odiable (Emily) muera de la forma más cruel posible. Eso por no mencionar la tensión constante durante los QTE cuando no queríamos que alguien muriera. Puede que el juego no diera miedo como tal, pero enganchaba y te mantenía en tensión todo el tiempo. Ahora tengo unas ganas tremendas de ver qué hacen los chicos de Supermassive Games tras probar que saben hacer de forma brillante las aventuras interactivas.

    Mención de honor: Resident Evil: Revelations 2

    Mejor juego de lucha: Mortal Kombat X

    Mortal Kombat X

    Puede que este año apenas tuviera competencia, pero no quería dejar de resaltar lo divertido que es Mortal Kombat X. Los chicos de NetherRealm han continuado muy bien tras el genial reboot de la saga, y tomando riesgos muy interesantes como dejando de lado muchos personajes clásicos en pos de introducir a una nueva generación de luchadores. Encima los podemos llegar a conocer gracias al absurdo pero divertido modo historia.

    Otro aspecto genial son sus aspectos técnicos, la variedad de estilos de lucha para cada personaje, la interactividad que hay con los escenarios y, cómo no, lo increíble que son los Fatalities. Puede que la política de DLCs sea muy mejorable, pero estamos ante un juego muy divertido para jugar con los amigos y darse unos cuantos golpes virtuales.

    Mejor juego independiente: Rocket League

    Rocket League

    Este año hemos tenido algunos juegos independientes geniales, pero al que más horas le he echado y que más he disfrutado, junto a millones de personas, ha sido Rocket League. No soy futbolero, pero la idea de que se juegue al fútbol con coches de radio control es brutal. Lo mejor es que todo está equilibrado al máximo, ya que todos los coches tienen la misma velocidad, y todo se basa en las físicas para poder marcar gol.

    También es muy divertido cómo a veces no importa la habilidad que tengas, ya que un bote malo de la pelota te hará parecer estúpido. Eso por no mencionar la posibilidad de jugar a pantalla partida además de online, no solo contra los usuarios de PS4, sino también con los de PC. Espero que esto se mantenga para la versión de Xbox One, porque se trata de una gran adicción y cuantos más usuarios podamos jugar entre nosotros, mejor.

    Mención de honor: Ori and the Blind Forest

    Mayor decepción: Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

    Metal Gear Solid V The Phantom Pain 1402385482-2

    Antes de saltar al mejor juego quiero hablar de algo importante: las decepciones. Mi mayor decepción ha sido sin lugar a dudas Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Es mi saga favorita, y ver cómo su última entrega por Kojima ha salido así es una pena. No es que sea un mal juego, ya que jugable y técnicamente es genial, sino porque el diseño de misiones y la historia son un desastre. En lo primero tenemos misiones repetitivas a más no poder, un segundo capítulo que consiste en repetir lo que ya habíamos hecho, y encima sin apenas jefe finales, siendo olvidables los que están.

    En cuanto a la historia, nos encontramos con lo más loco y estúpido que ha escrito Kojima, además de un giro final absurdo que no tiene ningún sentido y se carga la continuidad de la saga, y no lograr enganchar por lo lenta que avanza la historia. Personalmente estamos ante el peor Metal Gear Solid, aunque es un buen juego de sigilo. No me importa que algunos de estos problemas sean por cosas internas, porque lo importante es lo que han llevado a las tiendas, y esté incompleto o no (otro problema grave), el juego es una decepción.

    Menciones de deshonor: Batman: Arkham Knight y Star Wars: Battlefront

    Mejor juego del año: The Witcher 3: Wild Hunt

    The Witcher 3 2457643-the_witcher_3_wild_hunt__geralt_travels_through_war_ravaged_territory+copy

    Este año solo ha habido un juego que me haya enganchado durante cientos de horas admirando el enorme grado de detalle y mimo con el que se ha hecho todo, completando casi todas sus tareas secundarias y sintiéndome parte de su universo. Se trata de The Witcher 3: Wild Hunt, que para mí es un juego casi perfecto. La historia es fantástica, las misiones secundarias son de las mejores diseñadas en un RPG y un sandbox, la jugabilidad es bastante buena, la libertad para hacer lo que queramos es increíble, y técnicamente es sencillamente fantástico.

    En un mundo donde los DLCs y demás recortan contenido, haber tenido tantísimo contenido de serie, mejoras de rendimiento y bugs, contenido gratuito y una expansión enorme con otra en camino más grande todavía, los chicos de CD Projekt se han ganado el respeto de todos. Puede que este sea el final de las aventuras de Geralt, pero estoy deseando ver qué nos ofrecerá el estudio en su próximo juego.

    Mención de honor: Life Is Strange

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *