Impresiones de Dogchild. De aventuras para salvar a los mejores amigos del hombre

Dogchild captura5

La genial iniciativa de Premios Playstation ya está en su segunda edición, y el ganador de la primera ya tiene casi listo su flamante juego, Dogchild, que al fin se pudo probar en la Madrid Games Week para hacernos una idea de lo que nos encontraremos en esta divertida propuesta independiente antes de su lanzamiento el próximo 1 de diciembre.

El juego nos pondrá en la piel del joven Tarpak, que puede hablar con los animales, y Tarao, su fiel perro. Juntos intentarán luchar contra una terrible organización que está secuestrando animales para experimentar sobre ellos. Para liberarlos tendremos que viajar por varios mundos resolviendo puzzles, en secciones de plataformas y hasta con algo de sigilo, creando una combinación jugable de lo más prometedora.

En la demo que trajeron a la Madrid Games Week podíamos probar los tres primeros mundos del juego, siendo cada uno completamente diferente al anterior. El primero nos sitúa en un parque, y sirve como tutorial para aprender las mecánicas principales. La cosa se complicará en el segundo mundo, una zona de una gran ciudad; para luego ofrecer un reto mayor en el tercer mundo, una zona montañosa con muchos guardas.

Dogchild captura9

Durante la aventura controlaremos tanto a Tarpak como a Tarao, pudiendo cambiar entre uno y otro con tan solo pulsar un botón. Con Tarpak podremos escalar usando sus habilidades de parkour, lo que introduce unas mecánicas de plataformas sencillas pero eficaces, y con unas animaciones bastante atractivas. Además, podrá lanzar su pelota para acabar con los enemigos. Si son drones los destruiremos directamente, pero sin son guardas les dejaremos noqueados unos segundos y tendremos que ir en ese momento hacia ellos para atarlos y que dejen de darnos problemas.

Tarao haría lo que cualquier perro haría, como seguir rastros para encontrar pistas (pasando la vista a primera persona y con un control algo más durillo) e indicar a Tarao por dónde se ha metido un objetivo al que estábamos siguiendo, por ejemplo. Pero no solo servirá para la exploración, ya que tendrá su utilidad dentro del combate. Siempre irá a ladrar al enemigo derribado más cercano para asustarle y que no se levante, lo que podemos usar a nuestro favor para ir a atar primero a los enemigos más lejos de Tarao mientras el perro mantiene al otro en el suelo. Si nos han descubierto, Tarao embestirá para atontar unos segundos al guarda, y si le controlamos, podemos distraer a los guardas o llevarles a una zona desde la que tengamos mejor ángulo de tiro.

Dogchild captura19

En el combate, algo interesante es que con la pelota podemos dar a varios enemigos a la vez. Para marcarles, podemos activar un tiempo bala durante unos segundos para ir marcándoles uno por uno. Esto viene genial para cuando no nos han descubierto, entrando aquí un poco la parte de sigilo, ya que si nos descubren, los disparos de sus táser eléctricos nos dejarán paralizados momentáneamente, lo que nos da menos tiempo para apuntar todavía antes de que nos golpeen.

La dificultad en estos niveles está bastante bien ajustada para que no sea demasiado complicado, pero dada la mecánica de disparo, tampoco es un paseo por el parque (aunque esto lo hagamos literalmente en el primer nivel), teniendo una dificultad equilibrada. Un punto fuerte es que en algunos escenarios tenemos varios caminos posibles para avanzar. Por ejemplo, en la ciudad podemos ir por algunas azoteas para investigar la zona y atacar desde las alturas, o ir por la calle de frente a por los enemigos. Curiosamente, lo más difícil era encontrar en el primer nivel un rastro con Tarao, algo que nos pasó a todos los que probamos la demo, por lo que ya saben que tienen que facilitar esta tarea en esta zona.

dogchild

Al estar el juego en desarrollo, esta versión tenía varios bugs y algún problemilla de rendimiento. Sin embargo, todo lucía bastante bien, con un aspecto muy simpático, y los niveles que pudimos probar eran sencillamente divertidos. Nada revolucionario, pero sí algo que se puede disfrutar con toda la familia. Es una pena que por el ruido de la feria no pudiéramos disfrutar del audio, algo que los chicos de Animatoon Studios resaltaron bastante.

En definitiva, Dogchild tiene muy buena pinta. Como propuesta independiente para divertirnos en una aventura simpática va a dar la talla de sobra, y eso es lo más importante. Si consiguen solucionar todos los bugs y los problemas de rendimiento, ya tenemos una cita con este Doctor Dolittle particular tan aventurero.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *