Impresiones de Megamagic: Wizards of the Neon Age. Cogiendo lo mejor de los ARPG, RTS y los 80

Megamagic large

No soy muy fan de los RTS, pero después de lo bien que lo hicieron con Nihilumbra no podía dejar pasar la oportunidad de probar Megamagic: Wizards of the Neon Age, lo nuevo de los chicos de Beautifun Games. Al final de la demo que tenían para la Madrid Games Week terminé tan encantado que ya les he backeado en su campaña de Kickstarter, que como mínimo, os recomiendo le echéis un vistazo.

En este juego quieren juntar tres aspectos tan variados como interesantes: los ARPG, los RTS, y todo con una estética que nos recuerde a los años 80. Esta combinación se consigue porque nosotros controlamos directamente al protagonista, que ha encontrado un bastón con el que hacer magia. Entonces, la parte de ARPG es que nos movemos libremente por los escenarios y podemos atacar a los enemigos, mientras que la parte de RTS viene al poder invocar criaturas y darles órdenes.

Así se consigue una combinación que puede sonar extraña, pero que funciona a las mil maravillas, ya que podemos jugar un poco como queramos. Si somos más fans de los ARPG podemos ir más a lo Diablo, dando sencillas órdenes a las criaturas y saltando a la acción junto a ellas. Pero si nos gustan más los RTS, podemos acabar con todos los enemigos dando órdenes únicamente a cada criatura.

megamagic_fs3f

El control entre la acción directa y el sistema de órdenes para nuestras criaturas es muy sencillo: con el botón derecho del ratón lanzamos el hechizo que tengamos equipado o invocamos una criatura, mientras que con el botón izquierdo seleccionamos a la criatura, pudiendo marcar a todas a la vez por si queremos que vayan al unísono. Luego, si mantenemos la tecla “Shift” podemos decir a las criaturas con el botón derecho del ratón que ataquen a un enemigo concreto o vayan a una posición exacta.

Incluso en el estado de desarrollo en el que se encuentra Megamagic: Wizards of the Neon Age, el juego ya está bastante bien equilibrado para que la dificultad esté ajustada para tengamos que usar tanto a las criaturas como a nuestro personaje. Algo importante es que solo podemos tener a tres criaturas al mismo tiempo, pudiendo ser de momento de tres tipos: una especie de rata gigante, un robot o un zombie. Cada uno tiene sus peculiaridades, como por ejemplo, que si lanzamos un hechizo de curación al zombie le haremos daño en vez de hacer que recupere vida.

Además de ir avanzando matando enemigos varios, hay de vez en cuando pequeños rompecabezas. Por ejemplo, para avanzar había que empujar una caja para rellenar el hueco, pero que estaba al otro lado de donde nos encontrábamos. Así que, para resolverlo, había que invocar una criatura al otro lado y hacer que ella empujara la caja. En otra situación había que usar tanto al protagonista como a las criaturas para pulsar interruptores que nos permiten avanzar. Esto es algo normal, pero cuando tienes que superar una zona en la que no puedes invocar criaturas te toca cooperar al máximo con ellas y mantenerlas con vida.

Megamagic bosque1

Para que no podamos estar todo el rato invocando criaturas o lanzando hechizos, tendremos una limitación de maná, que se agota rápidamente si no nos damos cuenta. Para recuperarla, tendremos que coger bolas de energía o drenar el maná de los enemigos con ataques cuerpo a cuerpo. Tener todo esto en cuenta es fundamental para superar los combates más duros, como el jefe final que nos espera al final de la demo.

Este bicho es una especie de árbol mutante, que además de atacarnos con sus ramas, a veces se cubrirá y solo le podremos hacer salir de su escondite atacando sus raíces. Si no lo hacíamos rápido recuperaba parte de su vida, por lo que esas ramas eran una prioridad al mismo tiempo que hacíamos frente a otros enemigos que salían a nuestro encuentro.

Durante toda la demo, además de estas geniales mecánicas, podíamos disfrutar de un estilo artístico muy de los 80, con unos diálogos muy divertidos, y sobre todo, una música ochentera genial. En principio, Megamagic: Wizards of the Neon Age saldrá a la venta el año que viene, y desde aquí os vuelvo a animar a que apoyéis su campaña de Kickstarter, ya que estamos ante un proyecto que nos va a dar muchas horas de diversión con esta genial mezcla de géneros.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *