Impresiones de Star Wars Battlefront. Asaltando al Imperio por tierra y aire

Star Wars Battlefront 1429211669-star-wars-battlefront-key-art

Si miramos al catálogo que nos espera de aquí a finales de año, hay uno que destaca dentro del campo de los FPS: Star Wars Battlefront. Admitámoslo, ha vuelto la fiebre por la Guerra de las Galaxias gracias al Episodio VII, la serie de televisión “Rebels” y hasta Disney Infinity. Si a esto le sumamos las altas expectativas por este reboot de la querida subsaga de juegos, pues tenemos uno de los títulos más exitosos de la pasada Gamescom.

Tuve ocasión de probar tres modos muy diferentes. Primero, el modo “historia”, modo individual, cooperativo o como lo queráis llamar. En una PS4 a pantalla partida teníamos que colaborar con nuestro compañero para sobrevivir a varias oleadas del Imperio, siendo cada vez más numerosas y duras. Por suerte, cada varias oleadas tendremos acceso a varias cajas con armamento especial que nos ayudaría notablemente en la batalla, pero solo si la conseguíamos asegurar.

Este modo quizá no fuera lo más espectacular del mundo, pero era mucho más divertido y sólido de lo que me esperaba. Las oleadas en las que de repente te ataca un AT-ST del Imperio eran muy intensas, y como las vidas son limitadas, hay que intentar no meter mucho la pata.

star_wars_battlefront_e3_screen_2

Seguramente lo que más me sorprendió era lo espectacular que se veía el juego en PS4, y encima con la pantalla partida. Todo iba fluido sin ningún tirón, y el escenario era muy dinámico. Algunos elementos eran destructibles, mientras que en el cielo podíamos ver en todo momento una gran batalla espacial. Se ve que desde DICE van a tener el juego bien optimizado.

Luego pasé al modo que anunciaron en la Gamescom, donde solo estamos en una gran batalla aérea. El mapa escogido es el de uno de los planetas nuevos que aparecerán en la próxima película. El objetivo del modo es alcanzar el mayor número de puntos antes de que se acabe el tiempo o alcanzar nuestro objetivo. Conseguiremos puntos matando enemigos controlados por la IA, pilotos enemigos o cumpliendo los objetivos que nos vayan encomendando, que suelen consistir en defender una nave de gran valor o destruirla.

Esta demo volvía a ser en PS4, y de nuevo el acabado gráfico era espectacular. La inclusión de enemigos controlados por la IA ayuda a mantener la espectacularidad de la batalla, además de darnos siempre algo que disparar. Algo que me gustó es que el bando rebelde y el del Imperio tienen sus propias naves con armas propias, lo que equilibra bastante la balanza.

Star Wars Battlefront

Pilotar un X-Wing (estaba en el bando Rebelde) era de por sí algo genial, pero con alguno de los potenciadores que había cerca del suelo (sirven principalmente para reparar nuestra nave) podemos tener suerte y conseguir el Halcón Milenario. Esta nave es mucho más resistente y potente que nuestro X-Wing normal, además de obviamente ser mucho más espectacular de pilotar. Esta nave icónica solo estaba disponible para el bando Rebelde, mientras que el Imperio no tenía ninguna en esta demo. Sin embargo, es de esperar que en la versión final sí la tengan, siendo seguramente la nave de Darth Vader.

Aunque las similitudes con los Battlefield son más que evidente, algo que lo diferencia en Star Wars Battlefront es la facilidad de manejo de las naves. Hacer giros y demás maniobras de evasión es tan fácil como pulsar un botón, por lo que cualquiera puede saltar y disfrutar de este modo. Sin duda, han hecho un gran trabajo.

El último modo que pude probar fue el primero que presentaron, en el que nos encontramos en la batalla de Hooth. Como rebeldes, teníamos que detener un par de AT-AT del Imperio, capturando varias antenas de comunicación para que nuestras naves puedan lanzar un ataque que desactive su escudo, y ya empezar a atacar.

star wars battlefront_hoth_e3_1

El uso de la primera o la tercera persona funciona igual de bien en el título, habiendo varios sets de armas entre los que elegir al reaparecer tras cada muerte. Junto a esas armas tendremos acceso a varias habilidades o armas especiales, como el jetpack o el lanzacohetes, que se recargan con el tiempo, por lo que hay que usarlos con cabeza.

La batalla era masiva, con tiroteos por todas partes, y la experiencia fue divertidísima. Este modo iba en PC, y la calidad gráfica era todavía mejor que en PS4.

En definitiva, esta primera toma de contacto con Star Wars Battlefront ha sido genial. Aunque hay aspectos similares con los Battlefield, el juego se diferencia lo suficiente como para pertenecer al universo de la Guerra de las Galaxias. Es una pena que no vaya a haber algún modo historia, pero entre el multijugador y las misiones cooperativas, vamos a tener un auténtico juegazo que disfrutar el próximo 19 de noviembre.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *