Impresiones de Mirror’s Edge Catalyst. Encontrando el equilibrio perfecto entre mundo abierto y lineal

Mirror's Edge maxresdefault

Que Mirror’s Edge Catalyst sea una realidad es algo que me alegra enormemente, ya que me encantó el original y la saga pedía a gritos continuar. Sin embargo, cuando anunciaron que el título iba a tener una estructura de mundo abierto me preocupé, ya que es difícil alcanzar el genial diseño del primero en un mundo abierto lleno de caminos y rutas alternativas.

Por suerte, en la Gamescom pude comprobar cómo van a encontrar un equilibrio perfecto entre mundo abierto y niveles lineales. En el primer tráiler gameplay que se mostró en la feria pudimos ver parte de una misión, mientras que allí pudimos ver la misión jugada en directo y completa. No es que haya muchas sorpresas, ya que los cortes que hicieron en el vídeo estaban en los momentos justos para no dejar nada importante fuera.

Lo más importante es que la parte del mundo abierto y las misiones principales estarán separadas, para así disfrutar de una experiencia similar a lo visto en el original. Sin embargo, habrá varios cambios importantes, como más variedad de enemigos, no poder usar armas de fuego, y una historia que, a priori, pinta mucho más interesante. El reboot de la va a sentar a Faith muy bien.

mirror edge_catalyst_screen1.0

Aunque esa demo no la pudimos probar, tuvimos acceso a una demostración distinta en la que estábamos en una parte de Glass, la ciudad en la que tiene lugar la aventura. Empezamos por la escena en la que Faith es liberada de la cárcel, y es contactada por otro “runner” para volver a su antigua vida. Tras ese pequeño tutorial ya tenemos libertad en esa pequeña zona del mapa.

Durante los 13 minutos que podíamos jugar teníamos acceso a tres actividades: una carrera contrarreloj, una misión de llevar un paquete del punto A al B mientras evitamos a los guardas enemigos, o activar un cartel para poner la marca de los “runners”. Lo del cartel funcionaba como una especie de puzzle plataformero, viendo cómo llegar hasta él para cambiarlo.

La misión de llevar el paquete era muy sencilla, pero demostraba para probar el nuevo sistema de combate. Básicamente, ya no hace falta pararnos para soltar algún golpe, sino que con pulsar un botón realizaremos un ataque en función de nuestro movimiento y dirección. Algunos ataques son hasta en tercera persona, creando en su conjunto un sistema de combate mucho más dinámico y divertido que en el primero. Estos enemigos de la demo eran básicos, aunque habrá otros más especializados en luchar contra “runners” que nos harán sufrir durante la campaña.

mirror edge _catalyst_screen3

Finalmente está la carrera contrarreloj. El funcionamiento es similar al visto en las pruebas similares del original, teniendo que llegar a la meta dentro de varios rangos de tiempo para conseguir una, dos o tres estrellas. Algo que me encantó es que, aunque unas flechas nos indican un camino algo seguro, no es ni de lejos la ruta más rápida, por lo que salirse de ese camino y buscar caminos más arriesgados son la clave para conseguir las ansiadas tres estrellas.

En Mirror’s Edge Catalyst el HUD seguirá siendo muy limpio, sin mostrar información en pantalla. Por tanto, para saber hacia dónde está el objetivo que hayamos seleccionado del mapa se usarán los elementos rojos para indicarnos por dónde debemos de ir. Esto hace que la navegación no sea nada intrusiva, y podamos estar siempre inmersos en la acción.

Técnicamente, el juego pinta genial. El uso del Frostbite ayuda a la calidad gráfica, mientras que el estilo artístico ha evolucionado. El uso del rojo para la navegación hace que no sea tan predominante, además de incluir más colores para que no todo sea blanco, pero aun así recuerde al original. Otros toques geniales son las secuencias de vídeo con el propio motor del juego, o la suave transición entre los momentos en primera y tercera persona.

mirrors-edge-enemy

Mirror’s Edge Catalyst se convirtió en mi juego favorito de la Gamescom. La historia parece más interesante que en el original, técnicamente es increíble, y la jugabilidad se ha refinado. Si a eso le sumamos un diseño para la zona de mundo abierto increíble y el también espectacular diseño de niveles lineales, tenemos una combinación con la que disfrutaremos sí o sí de las próximas aventuras de Faith el 25 de febrero.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *