Impresiones de Battleborn. Héroes por doquier en el nuevo FPS de Gearbox

Battleborn

A los chicos de Gearbox les gusta mucho eso de mezclar géneros. Con Brothers in Arms juntaron un juego de estrategia con los FPS, mientras que en Borderlands metieron mecánicas de RPG a los FPS. Con Battleborn quieren lograr una nueva mezcla, y por lo visto en la Gamescom, van por muy buen camino para lograr un gran resultado.

En esta nueva franquicia nos encontramos cerca del final del universo. Todas las estrellas se han apagado excepto una, por lo que las razas que han conseguido llegar a este último sistema estelar están en guerra porque todos se creen que esa zona es su última esperanza. Este es el planteamiento para el modo multijugador competitivo, pero también hay un modo historia, donde las razas “buenas” se dan cuenta de que hay alguien responsable de que las estrellas se vayan apagando, y tienen que detenerle.

Este planteamiento es el que da pie a que haya una gran cantidad de héroes seleccionables, cada uno con sus propias habilidades. Así, nos podemos encontrar una especie de egipcia, un pájaro gigante de armas tomar o un robot que parece sacado de la época victoriana.

Battleborn_Gamescom_Benedict1

Han desarrollado cada personaje para que tengan unas habilidades únicas, pero sobre todo, que no nos penalicen por ir variando de personajes. Esto es algo que vieron con Borderlands, al encontrarse con que los usuarios se centraban en un único personaje, y tras evolucionarle durante horas y horas, si cambiaban veían todo su progreso perdido.

Eso no ocurrirá en Battleborn, ya que el equipamiento (una especie de “perks”) se comparte entre todos los personajes, al estar ligado a nuestro usuario y no a ningún héroe. Además, los personajes no tendrán decenas de niveles de evolución con complejos árboles de habilidades. En su lugar, su nivel máximo será 10, y con cada nuevo nivel tendremos acceso a una nueva habilidad, pudiendo elegir entre dos. Algunos desbloqueables serán pasivos, mientras que otros serán más activas.

Si esto suena mucho a los MOBA es porque claramente han sido una inspiración para el juego, aunque no lo digan claramente desde Gearbox. Esto se puede ver también en los personajes, cada uno con sus propias armas y habilidades. Por ejemplo, Benedic, ese pájaro gigante, puede ponerse a volar por el campo de batalla al combinar los planeos y las subidas de altitud.

Battleborn_Gamescom_EkkunarAction1

 

Como hay tanta variedad de personajes, es importante que estén todos muy equilibrados, por lo que nos mostraron la zona de desarrollo en la que prueban cada héroe. Es una zona muy blanca donde comprobar los daños individuales, los daños de área, etc. Es curioso que muestren algo así en las presentaciones, pero es interesante y se agradece este pequeño acercamiento al desarrollo.

Eso sí, todos los personajes tienen algo en común: una gran carisma. Cada personaje irá soltando chascarrillos durante los combates, y hasta tienen una animación en tercera persona con la que es prácticamente imposible no echarse unas risas.

Aunque no nos llegaron a mostrar nada del multijugador competitivo, sí que pudimos ver algo de la estructura del mapa mientras nos mostraban uno de los mapas. Todo apunta mucho a lo típico de los MOBA, pero habrá que esperar a ver cómo va. Nosotros pudimos probar el modo campaña, que se podrá disfrutar en modo cooperativo con otros tres amigos.

Battleborn_Gamescom_Ambra2

El sistema de juego en este modo es similar a lo visto en Borderlands, pero con las habilidades de cada héroe como principal diferencia. Ahí radicará la gracia, ya que no será lo mismo jugar con un personaje que con otro. En mi partida cogí a una especie de soldado de asalto que llevaba un rifle de combate y una de sus habilidades más potentes era hacerse invisible para acercarse a los enemigos por la retaguardia y asestar un golpe cuerpo a cuerpo crítico. Pero dentro ya de un combate, un ataque aéreo resulta devastador.

El nivel era el mismo que ya se vio en el E3, teniendo que asaltar un campamento enemigo en una zona nevada. El nivel es bastante lineal, pero ofrece bastantes encuentros, tanto con soldados pequeños como contra un par de jefes finales. Algo que me encantó  es que la munición es infinita, por lo que nunca nos tendremos que preocupar de ese aspecto. Esto agiliza mucho la acción, al combinar el uso de nuestro arma principal y las habilidades de las que disponemos.

Debido al gran número de enemigos al que nos enfrentamos, el trabajo en equipo es fundamental para sobrevivir y completar la misión. Lo bueno es que no será necesaria una gran comunicación entre todos los jugadores, sino “simplemente” ayudarse y reanimarse en caso de que alguien lo necesite.

Battleborn

Tenía mis dudas sobre cómo funcionaría el juego, pero esta toma de contacto con Battleborn me ha gustado mucho. El modo campaña es muy divertido, y el multijugador puede ser tan diferente que nos podrá ofrecer dos experiencias completamente distintas. Eso por no mencionar el genial apartado técnico con su estilo visual a lo “cartoon” o el gran sentido del humor de todo lo que vemos en pantalla. Es una lástima que el juego no vaya a llegar hasta el año que viene, porque hay ganas de seguir probando más héroes de este prometedor FPS.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *