Impresiones de Kingdom Come Deliverance. Simulación y RPG medieval con grandes ideas y mucho que demostrar

Kingdom Come Deliverance_Wallpaper

Uno de los juegos más ambiciosos para el año que viene es Kingdom Come: Deliverance, un RPG en primera persona que fue todo un éxito en Kickstarter, y que pretende ofrecer la experiencia más real posible sobre la vida en plena época medieval, dejando a un lado los dragones y la magia característica de este tipo de juegos. Para ello nos situarán en 1403 en Bohemia, República Checa, en el papel de un joven herrero que es el único superviviente de su poblado por pura casualidad, y tiene que descubrir qué ha pasado.

Durante la Gamescom nos contaron los chicos de Warhorse Studios las principales novedades del título, destacando por encima de todo el énfasis en el realismo puro y duro. Por esa razón nuestro personaje será solo un peon más en el mundo, no ningún elegido ni nada por el estilo. Somos un herrero intentando movernos por el mundo, sin ningún poder ni nada totalmente único para que no haya nadie como nosotros en el mundo.

Este énfasis en realismo también lo veremos en el escenario. Por un lado, han recreado zonas de Bohemia tal cual eran en la época, con un detalle exquisito. Nos mostraban algunos arroyos y zonas boscosas, con una calidad visual increíble gracias al CryEngine 3.

Kingdom Come_burn_estate

En cuanto a los poblados, cada personaje tiene una IA que le permite seguir su rutina y cambiar frente a los sucesos que ocurran a su alrededor. Por ejemplo, un herrero cada día se levantará, cogerá sus herramientas e irá a su forja. Si le quitamos sus herramientas, no podrá trabajar, y dejará varios días a la aldea sin armaduras ni armas hasta que vuelva a recuperar sus herramientas para trabajar. Con cualquier otro aldeano, si por las noches va a una taberna, su rutina puede cambiar si de repente hay una pelea en la que alguien acaba muriendo, por lo que ahora pasará sus noches en otro lado.

Todo esto no lo pudieron demostrar, sino que se queda en lo que quieren conseguir. Otro aspecto que no mostraron fue la alquimia, que no será en plan magia, sino más sentada en la realidad, para mejorar nuestra visibilidad en zonas oscuras. Otros usos más divertidos es vender una poción de amor. No funcionará, pero si engañamos a alguien, le sacaremos unas monedas a costa de su ingenuidad.

En cuanto al combate, han aprendido de expertos en lucha medieval, y han comprobado ellos mismos que las armaduras no son tan toscas ni dejaban casi inmóviles a los caballeros, sino que les permitía bastante movilidad. Sin embargo, los combates no eran tanto como un ballet como se ha mostrado en muchas películas, sino que era más un duelo en el que se tenía en cuenta la postura de los combatientes a la hora de atacar.

Kingdom Come_sword_fight

Uno de los añadidos en la próxima versión de la Alpha disponible para backers (la 0.4) será el combate, que podremos probar en un campamento militar. Gracias a un entrenamiento veremos las nociones básicas del combate, que no será fácil ni consistirá en pulsar unos pocos botones, sino que se basará mucho en la rapidez de reacción ante cualquier postura del oponente, además de equilibrar nuestro uso de la resistencia de nuestro personaje.

Algo interesante es que en función de nuestra armadura, unos tipos de armas serán más efectivos que otros. Por ejemplo, una armadura de hierro será muy difícil de dañar con una espada, pero con armas romas como una maza sí que nos podrán hacer daño. Las armaduras más ligeras nos darán más rapidez y resistencia, pero a costa los cortes nos harán más daño, lo que a su vez reducirá la resistencia global del personaje.

Han querido llegar a un buen equilibrio entre realismo y diversión para las peleas, y más o menos lo han conseguido. Por ahora solo estaba implementado el uso de la espada con dos manos, y los combates son realmente intensos. Aun así, todavía falta mucho por ver, como el uso de una espada en una mano y un escudo en la otra, el arco, lanzas o mazas. Además, estas peleas son de uno contra uno, pero uno de los puntos más llamativos de Kingdom Come: Deliverance será participar en asedios a castillos en batallas masivas.

Kingdom Come_shooting_range

Como podéis ver, las ideas tras el juego son muy ambiciosas, y por desgracia, por ahora son eso, ideas. La demo que podíamos probar (la mencionada Alpha 0.4) apenas tenía cosas para hacer. Sí, podíamos explorar tanto a pie como en coche, pero apenas había misiones en las que comprobar la supuesta narrativa abierta de la que hará gala el título, o ver una progresión en los sistemas de RPG. Porque las estadísticas también afectarán a los combates, como poder reaccionar durante más tiempos para defendernos de ataques, forzar cerraduras y demás. Eso por no mencionar que no podíamos sacar la espada y ponernos a pelear en cualquier lugar, lo que reducía la libertad de la que disponíamos.

Ese es el problema que tuve con el juego. Quiero que Kingdom Come: Deliverance sea un éxito, porque la ambientación es genial, y ofrecer una visión realista de la época es algo que me llama mucho la atención. Sin embargo, todavía falta muchísimo por ver, implementar y probar. Ahora estas ideas no son tangibles, y con el juego saliendo a la venta en verano de 2016 para PC, PS4 y Xbox One, me da miedo que tanta ambición termine por ir en contra del juego.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *