Impresiones de Halo 5: Guardians. El multijugador más grande y ambicioso hasta la fecha

Halo 5 1430254424-halo5-keyart-horiz-final

Uno de los exclusivos más potentes para la campaña navideña de Xbox One es Halo 5: Guardians, y no es para menos, ya que el regreso del Jefe Maestro y su lucha contra el Spartan Locke prometen darnos muchas horas de diversión en su modo campaña. Por desgracia, en la Gamescom 2015 no pudimos ver o probar nada de este modo, pero sí que pudimos probar tranquilamente el modo multijugador, y más concretamente, uno de los modos que debutarán en esta entrega: Warzone.

Estamos ante el modo más grande de la saga, permitiendo partidas para hasta 24 usuarios y de 18 minutos de duración como máximo. El objetivo es conseguir más puntos que el oponente, que iremos ganando capturando zonas del mapa, matando jugadores enemigos o cumpliendo varios objetivos adicionales. El nombre de “zona de guerra” le viene al modo que ni pintado, y es que en menudas guerras nos podemos llegar a meter.

Un género que me venía a la cabeza en el modo es el de los MOBA, o incluso el estilo de juego usado por Titanfall, ya que en el campo de batalla también habrá personajes controlados por la IA. Algunos estarán aliados con los dos bandos, mientras que otros, los Elite y los Forerunner, serán enemigos de todos.

Lo mejor de este modo es el dinamismo de la partida. Tan pronto estaremos atacando un punto de control como defendiéndolo, o de repente luchando contra un jefe final controlado por la IA, ya que derrotarlo dará a nuestro equipo un buen puñado de puntos. Otra forma de ganar es directamente destruir la base enemiga, para lo que necesitaremos tener controlados todos los puntos de control, una tarea nada sencilla, os lo garantizo.

A medida que vayamos matando otros Spartan o enemigos controlados por la IA, iremos ganando puntos nosotros mismos. Con ellos, cuando estemos en nuestra base podremos comprar vehículos o armas especiales, pero teniendo en cuenta que hay un número fijo de items que se pueden comprar por todo el equipo. Esta mecánica hace que a medida que avanza la partida haya más caos, pudiendo ver luego tanques Mantis, Ghosts o Banshees en el campo de batalla, por lo que se crean escaramuzas muy espectaculares.

halo 5-mp-beta-regret-firehose-77ff8e6907b949a697c9dd97b258f807

El mapa en el que jugamos estaba muy bien diseñado, para que se pudieran usar tanto coberturas en un plano más horizontal como en el vertical, gracias a nuestro jetpack, una de las grandes novedades de la jugabilidad y cuyo control ha mejorado con respecto a la beta al equilibrar más su uso.

Otro aspecto del multijugador bastante importante serán los eSports, un mundo cada vez más grande, y es que habrá torneos con premios millonarios en la búsqueda de los mejores jugadores del mundo. Para los menos expertos, habrá varias opciones de espectador para aprender de los mejores, algo que puede ser interesante de ver cómo funciona con el juego a la venta.

Lo técnico es lo que quizá menos me ha sorprendido del juego. Si bien se ha mejorado mucho en lo visual respecto a la beta, la verdad es que no me parece que estemos ante un juego que entre por los ojos. Quizá en el modo campaña hay mejoras gráficos, pero como no se ha visto mucho de la historia, habrá que esperar para ver el resultado final.

Halo 5

Aunque todavía está por ver cómo funcionará el modo campaña con su estilo de escuadrón al ir siempre acompañados, el multijugador de Halo 5: Guardians tiene una pinta espectacular. Es divertido, este nuevo modo es enorme y tremendamente dinámico, y se siente una evolución respecto a lo visto en anteriores capítulos gracias a las nuevas opciones de movilidad disponibles. Así que fans de los FPS, no perdáis de vista al regreso del Jefe Maestro, que promete volver a darnos muchas horas de diversión y otro motivo para tener una Xbox One.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *