Impresiones de Rock Band 4. La banda se reúne de la mejor forma posible

Rock Band 4-KeyArt-1920x1080

Estaba muy ilusionado cuando se anunció Rock Band 4, ya que me encanta la saga. Sin embargo, parecía en un principio que el juego iba a ser exactamente igual que antes salvo por las nuevas canciones. Tras la Gamescom 2015 se me ha quitado esa idea de la cabeza y el juego vuelve a ser mi más esperado de este año dentro del género musical.

Una de las pegas de los juegos de este tipo es que solo podemos seguir unas pautas que se nos muestran en pantalla, sin poder expresar nuestra libertad creativa. Ese es el punto que han tenido en cuenta los chicos de Harmonix para esta secuela, y esa libertad se ha expresado de forma brillante en los solos de guitarra, donde nos llegaremos a sentir como unas estrellas del rock sobre el escenario.

Las mecánicas más básicas siguen presentes: pulsar las notas que van apareciendo. Sin embargo, cuando llega un solo de guitarra los indicadores cambiarán radicalmente. Primero, nos tendremos que fijar en el color sobre el traste, que nos indicará si tenemos que pulsar las notas en la parte alta o baja del mástil. En función de la forma de las notas tendremos que pulsar cualquier nota a un ritmo concreto, con la guitarra levantada para tener feedback, con “finger tapping” en la parte baja del mástil o haciendo sencillamente lo que queramos.

Rock Band4_Screenshot06_GuitarSolo_2015-08-03-10amET

Lo mejor de todo esto es que no importa las notas que toquemos, ya que siempre sonará bien, ya sean notas sueltas, acordes o lo que se nos ocurra. Mientras toquemos, podremos experimentar para hacer sencillamente lo que queramos, que siempre sonará genial dentro del tono y ritmo de la canción. Las indicaciones que nos dan en pantalla es para mantener así el multiplicador y que no hagamos absolutamente lo que queramos, con esos solos pensados para sacar lo mejor de la canción.

Pero si lo que queremos es tener libertad absoluta durante una canción sin ningún indicador en pantalla, un modo activa este sonido especial para los solos y tener libertad total. De momento este modo lo tenían solo para la versión en desarrollo para comprobar dónde ajustar mejor los solos y demás. Pero como vieron que era un modo tan bueno, lo van a incluir también en la versión final. Es realmente una pasada ponerse a tocar haciendo lo que sea, que suene bien y que nunca haya algo malo.

Han trabajado mucho desde Harmonix para que justamente los solos siempre queden bien, y por lo que pude probar, lo han hecho genial. La experiencia es genial, y cuesta soltar la guitarra cuando lo que estás tocando suena tan rematadamente bien.

Esta libertad también se aplicará en menor medida a la batería, con más libertad para activar el modo Estrella. Ahora, en la zona indicada, mientras pulsemos la última nota para activarlo, podremos hacer lo que queramos en esa zona. Si no se nos ocurre nada, habrá unas notas que pulsar para que todo siga sonando bien, ya que mantener el ritmo y la armonía de la canción sigue siendo algo clave.

Hablando de canciones, Rock Band 4 va a tener temas para dar y tomar. Todos los DLCs serán compatibles desde las anteriores entregas, y están trabajando en también hacer compatibles de alguna forma las canciones que venían en los discos, aunque para eso todavía queda más. Hasta los extras por la reserva en varias tiendas son 30 canciones adicionales, por lo que el set list va a ser enorme.

Rock Band4_Harmonix_Screenshot04_VocalImprov_2015-08-03-10amET

Es cierto que este Rock Band 4 sigue siendo en líneas generales muy continuista, ofreciendo más de lo mismo, pero el añadido de los solos de guitarra es sencillamente inmejorable. También habrá nuevos modos, como el modo carrera, donde quieren que vivamos la experiencia de vivir en la carretera con nuestra banda hasta hacernos famosos, con algunos elementos de RPGs como la opción de “vender nuestra alma” a una discográfica o seguir siendo fieles a nuestro estilo. Todavía no lo han podido mostrar a fondo, pero en las próximas semanas y meses lo veremos con más calma.

Así que, si os gustan los juegos musicales ya podéis marcar en vuestro calendario el 6 de octubre. Mientras tanto, id sacando vuestros instrumentos del armario y practicad, que el escenario ya nos está llamando de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *