Impresiones de Mayan Death Robots. Los mayas eran unos portentos de la tecnología

mayan_death_robots

Los juegos indies no necesitan tener mucho para quedarse en la memoria, y eso es lo que me ha pasado en parte con Mayan Death Robots esta Gamescom 2015. El juego quizá no os suene, y es que no se trata de un juego muy popular. Si hablo de Worms seguro que os suena más, y estamos básicamente ante la idea de qué pasaría si los turnos de los gusanos guerreros se hicieran a la vez por los dos jugadores.

En el papel de un robot maya, tendremos que acabar con el núcleo enemigo. Cada equipo tiene un único robot en pantalla, con su núcleo en su mitad del nivel. Tendremos que usar en cada turno las habilidades de nuestro robot para alzarnos con la victoria destruyendo el núcleo del oponente.

Esta es la idea principal de Mayan Death Robots, y aunque pueda parecer simple, esconde bastante más de lo que parece a simple vista. Por un lado, cada robot del juego tiene ataques completamente distintos. El que más me gustó fue uno que lanza taladros, por lo que puede atravesar los muros y suelos para hacer daño incluso a objetivos que a priori están cubiertos.

mayan_death_robots

Como decía, cada jugador usa su turno a la vez, pudiendo ver cómo un proyectil de uno impacta con el del otro en el aire y cosas por el estilo. Como en los Worms, el escenario se va destruyendo poco a poco, teniendo que a veces gastar un turno en colocar nuevos trozos de tierra en forma de fichas de Tetris, cuya forma es aleatoria.

Por si no hubiera suficiente con la acción de cada robot usando sus armas, de vez en cuando ambos jugadores recibirán un arma especial, como la posibilidad de invocar una tormenta de meteoritos o crear muñecos de nieve que dañarán al enemigo. Para alzarnos con la victoria es importante no solo atacar al núcleo, sino hacerlo con cabeza.

Con cada asesinato del enemigo o de algunos de sus minions, nuestro radio de explosión aumenta, lo que nos permitirá hacer más daño en los próximos turnos. El tema de los minions es importante, ya que así se previene que un robot pueda saltar al lado del rival y tener el núcleo a unos pocos metros, ya que le irán dañando hasta que muera.

mayan_death_robots

Pude jugar dos partidas del juego, y aunque quizá explicado no suena muy divertido, al jugarlo sí lo es. Ir aprendiendo las armas y pensar en cómo reajustar nuestro próximo ataque en función de lo que el oponente ha hecho es divertido.
Un punto muy interesante es que habrá un modo campaña que podremos jugar solo o con un amigo (siempre en modo versus y local). El objetivo principal de estas misiones será siempre el mismo, pero a veces ocurrirán cosas especiales. En el nivel que probé de repente aparecía una serpiente maya gigante que atacaba a ambos robots. Entonces, los dos núcleos desaparecen y hay que colaborar para acabar con el jefe.

Hacerle daño aumenta nuestro radio de explosión, por lo que es importante atacar sin descanso, aunque nos haga bastante daño con sus ataques especiales. Al acabar con el jefe podremos recolocar los núcleos donde queramos, y a reanudar la lucha. Como el escenario se habrá quedado hecho un desastre hay que reajustarse a la nueva situación, lo que hace las partidas más emocionantes.

mayan_death_robots

Puede que no sea lo más complejo del mundo, pero tras la sencilla idea y mecánica de Mayan Death Robots se esconde un posible roba-horas cuando juguemos con los amigos y nos piquemos en un encuentro tras otro. El juego se espera en Steam para finales de año. En cuanto a consolas esperan lanzarlo en Xbox One primero y más adelante en PS4, para así llevar esta divertida lucha entre robots maya al mayor número de plataformas posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *